Córdoba

La Junta reta a los profesores y establece que el curso escolar arranque el 7 de septiembre

  • La Consejería vuelve a su postura original de adelantar el inicio del año lectivo a septiembre después de que los sindicatos no diesen ayer una respuesta favorable · Los profesores estudian ya movilizaciones

Comentarios 26

La Consejería de Educación dio ayer un golpe sobre la mesa y ratificó a media tarde a través de un comunicado que el próximo curso escolar comenzará el 7 de septiembre, una semana antes de lo que ha sido habitual en los últimos años. Con esta decisión, la Administración autonómica da por zanjadas las conversaciones que había abierto en las últimas fechas con los principales sindicatos del profesorado, que rechazan frontalmente esta medida y habían emprendido movilizaciones en los últimos días. La Junta ofreció a los docentes en una reunión celebrada el pasado 2 de febrero una segunda posibilidad de que el año lectivo comenzase el 10 de septiembre, aunque ayer dio marcha atrás, endureció su postura y volvió a su intención original de comenzar el curso tres días antes de esa fecha.

Detrás de este cambio de posición se encuentra, según explicó ayer la Consejería en su comunicado, el "no haber recibido una respuesta positiva por parte de los sindicatos en el plazo establecido", que concluía ayer mismo. No obstante, fuentes de las organizaciones sindicales manifestaron que no es que se hubiese enviado ayer una respuesta negativa a la nueva propuesta de la Consejería, sino que se había solicitado que el plazo para dar a conocer la posición sindical se aplazase hasta el próximo lunes. Finalmente, y cuando se esperaba que la Administración accediese a dicha solicitud, la Consejería envió a los medios de comunicación una nota de prensa en la que dinamita las negociaciones y hace saber que a partir de ahora se emprenderá la tramitación habitual de este decreto de calendario y jornada escolar, que pretende, según la Junta, favorecer la conciliación laboral y familiar de los padres. La medida afectará tanto al segundo ciclo de Infantil, como a la educación Primaria y a la Especial, que tendrán a partir de ahora 180 días lectivos, mientras que en Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional se mantiene la fecha actual de comienzo de las clases con 175 días hábiles por curso.

La decisión tomada por la Consejería que dirige Teresa Jiménez sorprendió a los sindicatos que se oponían a la decisión de adelantar el curso: CCOO, FETE-UGT, ANPE, CSI-CSIF y SADI. De hecho, hasta apenas una hora antes de que Educación anunciara el fin del proceso negociador los máximos representantes autonómicos de estas organizaciones sindicales estuvieron haciendo ayer llamadas a la calma y al consenso y confiando en que la Junta esperaría a que ellos anunciasen su postura sobre la segunda propuesta el próximo lunes. Sin embargo, la paciencia de la Administración saltó por los aires mucho antes de lo que los sindicatos esperaban.

A partir de ahora, todo indica que comenzará una fase de tensiones en la comunidad escolar, ya que los sindicatos profesionales y los colectivos de padres y madres mantienen una postura diametralmente opuesta ante la propuesta de la Junta. Y es que el adelanto del curso ha recibido una buena acogida entre los colectivos de progenitores tanto de los colegios públicos como de los concertados.

Los sindicatos anunciaron ayer mismo que el próximo lunes se reunirán para decidir de qué forma abordan lo que consideran una decisión unilateral de la Junta. Aún así, parece claro que el camino pasa por la convocatoria de movilizaciones y ayer mismo algunos ya hablaban de que será uno de los enfrentamientos más duros que se recuerdan entre el profesorado y Educación. Los docentes consideran que el adelanto del curso les impide tener tiempo para la buena programación del mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios