Sanidad

La Junta se compromete a reducir a 72 horas la espera para citas con el médico de familia

Un hombre sale del centro de salud Castilla del Pino. Un hombre sale del centro de salud Castilla del Pino.

Un hombre sale del centro de salud Castilla del Pino. / Juan Ayala

La Junta de Andalucía se ha comprometido a acortar los tiempos de espera para las citas con el médico de familia tras las denuncias de los colegios de médicos y los sindicatos profesionales de la situación caótica que vive la Atención Primaria.

Antonio Repullo, ha manifestado este jueves en una visita a Lucena que la intención es que en unos días el margen para conseguir una cita con el médico de cabecera sea de 72 horas como máximo. En las últimas semanas, las agendas de los facultativos de centros de salud como el Lucano y el Castilla del Pino estaban completas a 14 días vista y en el resto la media de espera era entre siete y diez días.

Repullo ha recordado que la Administración autonómica está "cambiando el formato de asistencia en la Atención Primaria, de forma que hemos pasado de que prácticamente todo el mundo vaya al centro de salud a que las consultas se hagan a través del teléfono". En concreto, en torno al 70% de las atenciones se realizan vía telefónica y el 30% de forma presencial. Esto conlleva "unas variables que tenemos que manejar de una manera lo más eficiente posible".

El delegado ha achacado la tardanza en atender a los pacientes a que "los médicos y enfermeros, que necesitaban vacaciones, han estado de vacaciones", pero cree que la situación va a mejorar porque "ya tenemos incorporaciones". "Estamos tratando en volver a una normalidad para no tener a los pacientes esperando", ha puntualizado.

En ese sentido, ha agregado que "la idea es que en pocas fechas estemos en torno a las 72 horas de margen para que una persona sea asistida tanto telefónicamente como presencialmente". Para ello, según ha indicado, se han puesto en marcha dos call center; uno estará en Sevilla para la zona occidental de Andalucía y otro en Granada para la oriental.

La intención, según Repullo es "descongestionar mucho el trabajo que hacen en los centros de salud en cuanto a prevención, seguimiento y rastreo." Por otro lado, se va a poner en marcha un plan de horas extraordinarias para "poder paliar esos retrasos que la delegada y el consejero de Salud han reconocido en las últimas fechas".

En su opinión, lo importante es "conocer el problema, pedir disculpas a aquellos que lo han sufrido, pero sobre todo poner todo lo que esté en nuestra mano para solucionarlo y para que esa espera sea lo menor posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios