Córdoba

La Junta detecta que Recicor depositó plásticos en zonas no habilitadas

  • Medio Ambiente plantea el inicio de un procedimiento sancionador contra la empresa

Un momento de los trabajos de extinción del incendio, que se registró en el mes de octubre. Un momento de los trabajos de extinción del incendio, que se registró en el mes de octubre.

Un momento de los trabajos de extinción del incendio, que se registró en el mes de octubre. / el día

La Consejería de Medio Ambiente ha emitido un informe relativo a posibles incumplimientos de las condiciones establecidas en las Autorización Ambiental Integrada concedida a la empresa Recicor XXI, para la planta de reciclaje situada en el término municipal de Córdoba y en la que se registró un incendio en octubre del año pasado. La Junta recordó ayer que otorgó la citada autorización a la empresa en 2009 para la gestión de residuos de construcción y demolición, el tratamiento en planta y vertedero para rechazos y ha sido modificada en varias ocasiones ampliándose la lista de residuos admisibles. En el año 2013, según la misma información, se concede una nueva Autorización Ambiental Integrada que sustituye a la anterior en la que se recoge la ampliación del vertedero desde 75.000 metros cúbicos, que era la capacidad autorizada en 2009, hasta 1.295.000 metros cúbicos, en sucesivas fases, para una vida útil prevista de 13 años; además de nuevas ampliaciones en la lista de los residuos admisibles en las instalaciones. No obstante, queda fuera del ámbito de este permiso la evaluación del riesgo de incendio y las medidas de protección contra este tipo de siniestro, al no ser competencia de la Consejería.

El Ejecutivo autonómico explicó también que desde el momento en que se produjo el incendio en las instalaciones de Recicor, los técnicos de la Delegación de Medio Ambiente en Córdoba han realizado varias visitas a las instalaciones y han analizado toda la información disponible en la misma para comprobar si se había producido alguna irregularidad en la explotación de las instalaciones, con posterioridad a la inspección realizada en 2016 en el marco del Plan de Inspección Ambiental de Andalucía 2015-2017.

En el citado informe se ponen de manifiesto incumplimientos en la gestión llevada a cabo en las instalaciones relacionados con los materiales afectados por el incendio. Entre estos incumplimientos se detecta el deposito de plásticos autorizados en la planta aunque en zonas aun no habilitadas para ello. Igualmente se ha constatado el depósito de residuos más allá de la fecha 26 de mayo de 2017, fecha límite permitida conforme al reglamento de residuos de Andalucía. Por todo ello el informe propone el inicio de procedimiento sancionador.

El incendio en la planta se declaró a las 13:50 del 8 de octubre. Las llamas provocaron una gran humadera visible a varios kilómetros desde la capital. Los bomberos del Servicio de Extinción de Incendios no pudieron concluir su intervención hasta cuatro día después -el 12 de octubre a las 18:22- debido a la intensidad de las llamas. El método que se utilizó para sofocar las llamas consistió en echar grandes cantidades de agua sobre los residuos que ardían, en su mayoría plástico, pero al ser de este material la penetración resultó muy complicada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios