Córdoba

La Junta achaca al Consistorio el retraso en el pabellón de Fidiana

  • La Administración andaluza afirma que el Ayuntamiento no les ha enviado los informes para abrir

Comentarios 1

El polideportivo anexo al instituto del barrio de Fidiana lleva más de un año construido pero sin embargo aún continúa vacío. El edificio, cuya gestión está compartida entre la Junta de Andalucía y el Consistorio cordobés, todavía no ha abierto sus puertas desde que finalizó su construcción en mayo del año pasado.

Las razones que han demorado esta apertura se deben, según declararon ayer fuentes de la Junta andaluza a El Día, a que el Ayuntamiento de la capital cordobesa aún no ha remitido la documentación pertinente para iniciar los trámites necesarios y abrir así este centro deportivo destinado al uso compartido entre los alumnos del instituto y los vecinos del barrio de Fidiana. Concretamente, señalaron que "la secretaría general de la Junta ha remitido este documento a la gerencia municipal de Urbanismo hasta en tres ocasiones diferentes, el 24 de enero, el 25 de noviembre y el 3 de abril, y en ninguna de ellas hemos recibido respuesta alguna".

Esta documentación, según apuntaron fuentes de la Junta de Andalucía, es necesaria para la firma definitiva del convenio entre ambas administraciones, ya que "define el uso del polideportivo" y otros elementos jurídicos necesarios para la apertura del mismo.

Uno de los elementos principales que el Ayuntamiento debe definir en este informe que según la Junta aún no ha recibido, pasa por indicar si el pabellón deportivo "es un bien demanial o patrimonial", un concepto jurídico que es necesario aclarar para hacer factible la apertura de este polideportivo. Aunque ambas denominaciones hacen referencia a la propiedad inicial del pabellón por parte de la Administración pública, el bien patrimonial contempla que este polideportivo pueda ser gravado, adquirido y transmitido como si de un particular se tratase, mientras que por el contrario el bien demanial exige que el pabellón no pueda embargarse ni transmitirse a una entidad privada.

Entretanto, la asociación vecinal Diana, que aglutina a los residentes del barrio de Fidiana desde 1988, afirmó hace unos días que "los vecinos no vamos a tolerar que este pabellón no se abra para la vecindad, ni tampoco que permanezca otro curso más cerrado a los alumnos del instituto". Según Enrique A. Rodríguez, presidente de la asociación , "los vecinos se sienten hastiados y descorazonados con respecto al futuro del polideportivo, por lo que queremos que se ponga a funcionar ya". Además, la organización vecinal "recibe constantemente la promesa de ser informados" en todo momento de las negaciones que efectúen la Junta y el Ayuntamiento cordobés, "algo que no se concreta en nada", concluyó Rodríguez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios