Córdoba

El Infoca controla el fuego de la Sierra tras destrozar 15 hectáreas de monte

  • Las llamas se reavivan a mediodía y obligan a cortar la carretera de acceso a Los Villares y a mantener retenes de refresco

Comentarios 3

Más de 15 hectáreas de monte mediterráneo arrasado y un centenar de especialistas trabajando a destajo son algunas de las cifras que ha dejado hasta el momento el incendio declarado el domingo por la noche en las inmediaciones de la cuesta del 14%, la carretera que sube a Los Villares. Aunque la Consejería de Medio Ambiente calculó que el fuego había arrasado una superficie de siete hectáreas, el concejal de Seguridad y Movilidad, José Joaquín Cuadra, elevó a más del doble el suelo afectado hasta el mediodía. Se trata del peor fuego forestal registrado en Córdoba capital en todo el verano y ha encendido la alarma entre los cuerpos de seguridad debido a que la forma de propagarse las llamas, con tres focos diferentes, apuntan con toda probabilidad a que se trata de un suceso provocado.

Cuadra pidió ayer la colaboración ciudadana para esclarecer las causas que originaron el incendio e indicó que el martes pasado los bomberos extinguieron un conato en una zona próxima cuyo modus operandi coincide. En este último caso, sin embargo, las llamas se propagaron con rapidez debido al viento, por lo que la Policía Local tuvo que desalojar en la madrugada de ayer a 25 familias de las zonas del cortijo Cabriñana y del Cerro de San Cristóbal por la intensa humareda y por precaución. La mayoría de los afectados aguardaron en el cruce de Assuan para regresar a sus viviendas, adonde volvieron a altas horas de la madrugada. El Centro de Coordinación de Emergencias (Cecem) 112 informó de que el fuego no afectó a las casas ni hubo que lamentar daños humanos.

Las llamas quedaron controladas a las 05:00 y supuso la movilización de seis técnicos y agentes de medio ambiente del Plan Infoca, junto con la unidad de móvil de meteorología transmisiones, cuatro vehículos autobomba y una unidad de maquinaria pesada. Por la mañana, pese a estar ya controlado el siniestro, se incorporaron a las tareas de refresco dos aviones de carga en tierra y un helicóptero de transporte y extinción. También se desplazaron a la zona efectivos del equipo sanitario adscrito al Infoca, junto con dotaciones de bomberos, grupos de voluntarios y protección civil, informó la Junta de Andalucía.

Los retenes refrescaron la zona durante toda la mañana, pero no pudieron evitar que el fuego se reavivara en torno a las 14:00 después de que una pavesa saltara y prendiera una nueva mancha de vegetación, seca tras las altas temperaturas del verano. Este nuevo incidente calcinó una hectárea de terreno y obligó a intervenir a 42 especialistas, que utilizaron tres vehículos autobombas. También intervinieron efectivos aéreos: tres helicópteros, dos aviones de carga en tierra, tres helicópteros de gran capacidad y un avión de coordinación y vigilancia. La Policía Local cortó la carretera de acceso a Los Villares a la altura del cruce del santuario de Santo Domingo, por lo que los vehículos que se dirigían a la Sierra tuvieron que buscar itinerarios alternativos. El fuego se dio por controlado de nuevo a las 19:15; en el lugar se mantuvieron retenes de refresco.

El suceso se encuentra en manos de las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales (BIIF), un departamento perteneciente al Infoca, aunque la instrucción correrá a cargo de la Policía Autonómica. Cuadra recordó que el conato del martes se originó en la zona conocida como El Jardinito, próxima a la de ayer, y dijo que no fue a más gracias a la rápida actuación del plan Infoca. Ambas investigaciones están abiertas y, según dijo el edil, varios ciudadanos se han puesto en contacto con la policía para ofrecer información.

El primer fuego forestal del verano también tuvo como escenario El Jardinito y se registró el 9 de agosto. En aquel suceso, la rápida actuación del Infoca hizo que las llamas apenas arrasaran media hectárea de terreno. Por este suceso, se abrieron diligencias judiciales por una posible negligencia en el uso de una máquina junto a un almacén donde se guardaban siete toneladas de paja.

Desde entonces, y a pesar de las altas temperaturas, la capital sólo había registrado pequeños conatos sin consecuencias, lo que hacía presagiar un fin de temporada tranquilo hasta que el domingo por la noche las llamas sorprendieron a los vecinos de la Sierra. Durante el anterior periodo Infoca, la Policía Autonómica investigó siete incendios forestales en la provincia y puso a disposición judicial a otras tantas personas. El Infoca cuenta este año en Córdoba con 431 técnicos de vigilancia y extinción repartidos en los cuatro centros operativos (Los Villares, Villaviciosa, Adamuz y Carcabuey). Dispone, además, de 27 vehículos autobomba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios