Córdoba

La obra de Infantil del colegio Mediterráneo se retrasa a junio

  • La dirección del centro del Parque Figueroa destaca que los trabajos de mejora han concluido con la reposición de todas las ventanas de la edificación principal

Comentarios 1

Sin fecha, aunque todo apunta a que será en verano cuando por fin den comienzo las obras de reforma del edificio de Educación Infantil del colegio Mediterráneo. Fuentes de la dirección del centro, ubicado en el Parque Figueroa, avanzaron ayer a este diario que el inicio de las actuaciones se retrasará hasta esa fecha con toda probabilidad.

Se trata de una actuación que la Delegación de Educación iba a dar comienzo el pasado 3 de diciembre y que finalmente no se ha podido llevado a cabo por diversas circunstancias en el edificio de Infantil. La dirección del colegio ofreció a las familias la posibilidad de adelantar varios días las vacaciones de Navidad a los 240 niños de este ciclo para poder llevar a cabo la obra y concluirla hoy mismo y evitar así problemas a los pequeños y sus familias durante el periodo no lectivo. Los padres no aceptaron esta solución -es más, se manifestaron un par de días ante la Delegación de Educación como señal de protesta- y "se pactó con la empresa adjudicataria de las obras (Urpaca) hacer las actacioens en Navidad", apuntaron las fuentes. Sin embargo, "la empresa se tenía que comprometer por escrito a hacer la obra en este tiempo, pero no lo aceptó por la posibilidad de que pudiera surgir algún imprevisto durante las fiestas, como la falta de material, que retrasara la entrega de la obra". Por ello, "no se han podido llevar a cabo las obras en el módulo de Infantil", subrayaron.

Este edificio cuenta con cuatro unidades y la reforma se iba a centrar en la reposición del suelo de dos de ellas y en la construcción de un aseo para los profesores. Ante esta circunstancia, los padres indicaron a el Día que se reunirán con la delegada de Educación, María Dolores Alonso, mañana para pedirle explicaciones.

A pesar de este contratiempo, el resto de la obra sí se ha llevado a cabo en el edificio central del Mediterráneo. Desde la dirección del colegio -en el que este año reciben clases 490 alumnos-, destacaron que durante este tiempo se han repuesto todas las ventanas de los pasillos del inmueble. Para evitar problemas y molestias a los alumnos y profesores del centro mientras se ejecutan las obras, como ruidos o polvo, "el edificio se ha didivido en cuatro partes", explicaron. Las mismas fuentes añadieron que, para ello, "se ha sellado un primer pasillo con un tabique para que el acopio de los materiales y de las herramientas se realice desde la calle". Destacaron que "las clases están prácticamente terminadas" y que tan sólo faltan por ejecutar los baños del edificio. Avanzaron que una vez que se concluya con este sector, se cerrará otro pasillo con el mismo objetivo.

Las obras, que se prolongarán cinco meses, obligarán a que los escolares reciban clases fuera de sus aulas habituales. Así, el centro ha acondicionado como aulas la biblioteca y las salas de informática, música y matinal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios