Córdoba

El Reina Sofía aplica por primera vez en Andalucía la cirugía robótica en el cáncer de laringe

  • El equipo de Otorrinolaringología ha realizado con éxito la primera laringectomía supraglótica

  • La intervención aporta numerosas ventajas al paciente frente a la cirugía abierta de cuello que se realizaba

Profesionales sanitarios durante la intervención. Profesionales sanitarios durante la intervención.

Profesionales sanitarios durante la intervención. / El Día

El equipo de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Reina Sofía ha realizado la primera intervención de extirpación de parte de la laringe a través de cirugía robótica en Andalucía (TORS - Trans Oral Robotic Surgery). Se trata de un nuevo hito en este campo de la cirugía, en el que este equipo ya ha abierto camino previamente al ser los primeros de la comunidad autónoma en iniciar la cirugía robótica en esta especialidad.

El hospital ha informado de que el paciente, que fue intervenido con éxito hace unas semanas, se recupera satisfactoriamente en su domicilio según explica el equipo de cirujanos. El director de la Unidad Intercentros de Otorrinolaringología, Francisco Muñoz, ha explicado que “hemos podido realizar esta intervención gracias a la experiencia que hemos acumulado desde que comenzamos a utilizar da Vinci en enero”.

El doctor Muñoz forma parte del equipo de cirugía robótica de Otorrinolaringología, junto a los otorrinos Leonardo Rodríguez y el jefe de sección de oncología de cabeza y cuello, José Gutiérrez.

Aunque el número de pacientes que serían candidatos a este tipo de cirugía es bajo (cinco o siete pacientes al año), el doctor Francisco Muñoz explica que “aporta numerosas ventajas, ya que realizamos la intervención transoral sin incisiones. Es decir, llegamos al tumor desde la boca y podemos extirpar la zona afectada sin necesidad de dañar tejido externo para acceder al área sobre la que vamos a intervenir. Hasta ahora, los pacientes con este tipo de tumores tenían que someterse a una cirugía más agresiva, ya que la intervención requería un abordaje externo desde la zona cervical”.

Este cambio en el tratamiento quirúrgico de los pacientes implica grandes ventajas como la disminución de la morbilidad, el tiempo de duración de la cirugía (una hora y media frente a las cinco o seis horas que implica una cirugía abierta), una recuperación más rápida y menor tiempo de ingreso. Así, el paciente ha permanecido una semana ingresado en el hospital frente a un periodo de entre dos semanas y dos meses de ingreso que requiere un paciente intervenido mediante cirugía abierta a través del cuello.

Igualmente, la cirugía robótica implica otra serie de ventajas relacionadas con la seguridad, visión, movilidad y accesibilidad, derivadas de las características del propio robot.

Todo ello motiva a la Unidad de Otorrino del hospital a seguir ampliando el uso de esta tecnología en el abordaje de otras patologías oncológicas (orofaringe, hipofaringe o supraglóticos), para beneficiar al mayor número de posible de pacientes. Hasta ahora, esta unidad ha realizado cirugía robótica en cáncer de laringe y en el abordaje del síndrome de la apnea obstructiva del sueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios