Educación

Horarios flexibles para evitar aglomeraciones en las entradas y salidas de colegios e institutos

  • Los centros podrán utilizar hasta una hora para dar acceso al alumnado y habilitarán varías vías de acceso

Alumnos de Infantil acceden a sus aulas. Alumnos de Infantil acceden a sus aulas.

Alumnos de Infantil acceden a sus aulas. / El Día

Con el objetivo de evitar las aglomeraciones en las entradas y salidas de los centros educativos, la Viceconsejería de Educación deja en manos de colegios institutos la posibilidad de flexibilizar los horarios a partir del próximo curso. Una flexibilización que podrán abarcar hasta una hora; para ello, se tendrán que habilitar varias vías de entrada y salida. 

Esta es una de las medidas contempladas en las instrucciones habilitadas por el área que preside Javier Imbroda, en las que también subraya que "en ningún caso supondrán una modificación del número total de horas lectivas semanales establecido en la normativa que resulte de aplicación para cada una de las  enseñanzas del sistema educativo andaluz".

Esta nueva disposición de los horarios también a la atención al público, ya que se organizará en horarios distintos a los de entrada y salida del alumnado. Para ello, se tendrá que establecer como pauta general la cita previa; un método que ya se puso en marcha durante el proceso de escolarización -en plena crisis del coronavirus- y para la recogida del material educativo de los alumnos por parte de los padres, una vez que comenzaron a levantarse las medidas de restricción de movimientos. 

Además, durante los primeros días de septiembre de 2020, y antes del comienzo del régimen ordinariode clases, los centros mantendrán reuniones informativas para trasladar a las familias toda la información disponible sobre el inicio del curso y las medidas organizativas que se van a llevar a cabo para que las actividades educativas se lleven a cabo con las necesarias medidas de seguridad.

Un protocolo de actuación covid-19

Otra de las medidas determinadas por la Viceconsejería de Educación es que los centros docentes tienen que elaborar para el próximo curso un protocolo de actuación covid-19 para atender cualquier caso de contagio que se pueda registrar. 

Así, entre el personal docente se nombrará a un coordinador Covid, que se encargará del seguimiento sanitario del centro y de trasladarle la información a la Consejería de Salud y Familias. Estas horas de trabajo serán cubiertas por otro docente, para lo que se contratará a 186 profesionales. Dicho coordinador será el responsable, en colaboración con las autoridades sanitarias, de activar un protocolo de seguridad ante algún brote o contagio en un colegio o instituto, situación en la que podrá determinarse el cierre de las instalaciones y el aislamiento de los alumnos.

Además de esta nueva figura, se creará en cada centro un equipo Covid, cuya misión consistirá en elaborar un plan de actuación específico para la vigilancia de la pandemia y ante un rebrote. Se trata esta de una medida criticada por los sindicatos, tal y como ya ha puesto de manifiesto CSIF Córdoba

Esta organización sindical ya criticó que desde la Consejería de Educación "se inventan un equipo Covid por centro educativo, integrado por docentes y un representante de cada ayuntamiento, responsabilizando a dicho equipo de la elaboración de un plan de contingencia en el que se tenga que previsto, entre otras cuestiones, si la educación va a ser presencial o a distancia, las medidas de prevención, higiene y de promoción de la salud a adoptar. Son cuestiones todas ellas de tipo técnico y algunas de gran calado que no le son propias". "La Administración se autoexime de toda responsabilidad que debiera corresponderle, pero sí adopta un sinfín de exigencias desde un punto de vista técnico y pedagógico hacia los equipos directivos y docentes", añadió.

La persona que se elija en cada centro será la que mantenga el contacto con la persona de enlace del centro de salud de referencia, que dirigirá y coordinará las actuaciones a realizar ante sospecha o confirmación de casos en un espacio educativo. 

Pero, ¿cómo actuará cualquier colegio o instituto ante las sospechas de síntomas compatibles con covid-19 o en aquellos casos confirmados? Pues además de seguir las instrucciones previstas, la dirección del centro lo pondrá en conocimiento de la Delegación Territorial a través del Servicio de Inspección.

En esta línea, la Consejería de Educación avanza también que si la autoridad sanitaria suspende la actividad lectiva presencial para uno o varios grupos de convivencia escolar del centro, o para todo el alumnado del mismo, "la organización de la atención educativa se adaptará a la enseñanza a distancia".

Para ello, se tendrá que tener en cuenta varios aspectos, como el desarrollo de las programaciones adaptadas a la docencia no presencial, una nueva distribución horaria de las áreas/materias/módulos que permita una reducción de la carga lectiva compatible con el nuevo marco de docencia y también la priorización del refuerzo en los aprendizaje y contenidos en desarrollo sobre el avance en los nuevos aprendizajes y contenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios