Sucesos

Hallan muerta a la joven cordobesa desaparecida en Rivas en la laguna del Campillo

  • La Guardia Civil ha encontrado el cuerpo sin vida de Mayte Cantarero, desaparecida desde el pasado domingo

Uno de los carteles de búsqueda de Mayte Cantarero. Uno de los carteles de búsqueda de Mayte Cantarero.

Uno de los carteles de búsqueda de Mayte Cantarero.

La Guardia Civil ha encontrado este jueves el cuerpo sin vida de la joven cordobesa de 27 años Mayte Cantarero Parlón, desaparecida el pasado domingo en el municipio madrileño de Rivas, en una zona situada en la laguna del Campillo en el Parque Regional del Sureste, según fuentes de la investigación.

En torno a las 11:00, el equipo del Grupo de Montaña de la Guardia Civil, que estaba sobrevolando la zona con el helicóptero, ha visualizado algo que ha llamado la atención y automáticamente se lo han trasmitido al jefe del dispositivo, según ha explicado la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

En el punto, los agentes han localizado un cadáver que coincide con las características de la joven desaparecida el domingo.

Fuentes próximas a la investigación apuntan que las primeras hipótesis es que se trataría de un suicidio, si bien será la autopsia la que determine la causa de la muerte.

El alcalde de Rivas, Pedro del Cura, ha transmitido sus condolencias a la familia y ha puesto el Ayuntamiento "a su entera disposición", según ha escrito en redes sociales, donde ha agradecido la labor de Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil y Bomberos en las tareas de búsqueda.

Desde este miércoles, la Guardia Civil y la Policía Local, acompañados por decenas de vecinos, organizaron batidas por este paraje, que es la última zona donde fue vista por los testigos.

La chica, natural de Córdoba, se instaló a finales del 2019 en casa de sus tíos en Rivas- Vaciamadrid ya que su intención era buscar trabajo en la capital, indican fuentes familiares, que no tenían noticias de ella desde la tarde del pasado domingo 6 de septiembre

La hermana de Mayte explicó en su momento que salió sin avisar de la casa de la urbanización en la que viven a las 17:00 del domingo y desde entonces no sabían nada de ella. "Solo se llevó el móvil, unos auriculares y el tabaco. Nunca se había fugado ni tenía motivos para ello. Además, siempre que iba a algún sitio le decía a su madre dónde no va a salir y siempre nos avisaba", señaló.

La familia había interpuesto al día siguiente una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil, que lleva la investigación de la desaparición y ha establecido un dispositivo de búsqueda. El teléfono de la joven perdida dio tono hasta la 01:00 del lunes, desde entonces respondía como apagado o fuera de cobertura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios