Loco por la música

Desde La Habana

  • Trayectoria. Para cualquier melómano fiel a los conciertos de temporada de la Orquesta de Córdoba le será fácil identificar a Igmar Alderete, un músico con un gran bagaje compositivo

Igmar Alderet Acosta. Igmar Alderet Acosta.

Igmar Alderet Acosta. / El Día

Córdoba es una ciudad increíble. Es difícil poder valorar y/o calibrar todo lo que Córdoba da y tiene para brindar a aquel que la visita, y mucho más para aquel que decide afincarse en esta bella ciudad andaluza, cuyo oropel ya la hacía ser reconocida como la más importante del mundo en el siglo XIII por su multiculturalidad social y económica.

Pues bien, hoy les traigo una breve semblanza de un músico cubano afincado en nuestra ciudad desde hace muchos años. Alguno dirá con sorna otro más, pero este músico en concreto se ha proyectado desde aquí como un prolífico compositor e intérprete de otros géneros como el jazz y el flamenco, conjugando ambas facetas con la de ser integrante de nuestra principal agrupación cultural: la Orquesta de Córdoba.

Para cualquier melómano fiel a los conciertos de temporada le será fácil identificar a Igmar Alderete, que así se llama nuestro referenciado. Realizó sus estudios del violín en su ciudad natal, La Habana, y al terminarlos pasó a formar parte de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, con la cual viajo a España en 1992, donde fijó su residencia primeramente en la Región de Murcia y desde 1994 en Córdoba, donde obtuvo plaza como integrante de la orquesta.

Su quehacer desde entonces en la ciudad se ha visto enriquecido con múltiples experiencias artísticas y coronado con infinidad de obras compositivas que han tenido una excelente acogida tanto de público como de crítica, y sobre todo por parte de los músicos a los cuales ha dedicado sus obras, quienes han alabado su creatividad.

Su catalogo compositivo se encuentra editado en Norsk-Percussion (Noruega), RYCY Music Publishing (EEUU) o en el Centro de Documentación Musical de Andalucía y abarca obras camerísticas, solísticas y orquestales tan diversas como las Danzas para Marimba y Contrabajo, el Trío nº 1 Bembé para Tres (violín, trompa y piano), Trío nº 1 Brouweriano (violín, violoncello y piano), Cuarteto de Cuerdas nº 1 Cuarteto de Colores, Cuarteto de Cuerdas nº 2 Gismontiano, Noneto Cordobés, Quinteto de cuerdas nº 1 Musas Divinas, Sones de América (marimba, vibráfono y cuarteto de cuerdas), Sexteto de Cámara Enigmas, los 2 Conciertos para Marimba y Orquesta, el Concierto nº 1 para Clarinete Bb y Orquesta, Suite nº1 Mosaicos, Concierto nº 1 para contrabajo y orquesta y el Concierto nº 1 Mambí para trompeta y orquesta que estaba programado para finalizar la anterior temporada de la Orquesta de Córdoba pero hubo de ser aplazado al año próximo por la consabida pandemia.

Otras obras que pertenecen a su prolijo catálogo son las obras sinfónicas La Leyenda del Cimarrón, Nostalgia del Sur, Sinfonía nº 1 Influencias, Evocación al Recuerdo y un Problema Sinfónico, las cuales han visto la luz en el último decenio y algunas han sido estrenadas por la Orquesta de Córdoba, que reconoce así el mérito y auge compositivo de uno de sus integrantes, bajo la batuta de directores como Charles Olivieri Munroe, Manuel Hernández Silva, Irina Trujillo o Juan Luis Pérez.

Hay varias obras que son muy importantes en el devenir de Igmar como compositor, por la relevancia de los intérpretes que lo han ejecutado. Estas obras son el estreno europeo de su segundo concierto para marimba realizado en Polonia por la reconocida marimbista Katarzina Mycka, la obra Cimarron para clarinete y cuarteto de cuerdas estrenada y grabada por clarinetista y saxofonista Paquito D'Rivera en el Lincoln Center de New York y la obra Aires del sur (South winds) cuyo estreno y primera grabación corrieron a cargo de Matthias Schorn (primer clarinete de la Filarmónica de Viena).

Muchas de las obras mencionadas tienen inspiración o han sido dedicadas a ilustres figuras de la música, amigos y/o a agrupaciones de reconocido prestigio tales como Leo Brouwer, el Cuarteto de Cuerdas de la Habana, Egberto Gismonti (pianista y compositor), Carolina Alcaraz (percusionista), el B3: Brouwer trío, el Quinteto de viento madera Ethos, Joaquín Haro (clarinete solista de la OdC), Nazaret Kiourtchian (contrabajista), Manuel Hernández Silva (director de orquesta) y/o los antes mencionados Paquito D'Rivera, Matthias Schorn o Katarzina Mycka, entre otros.

Algunas de esas composiciones han sido encargadas por el Festival Internacional de Marimba de Minneapolis (EEUU.) la Fundación Autor, AEOS y la Orquesta de Córdoba, siendo estrenadas en el Festival Internacional de Música Contemporánea, Guadarrama (Madrid), la Universidad de Aguas Calientes (México), el XV Festival de Música Contemporánea de Córdoba, en Ansgarkirche-Kiel (Alemania), en el Festival de la Guitarra de Córdoba, en el VI Festival Internacional de Marimbistas de Tabasco (México) o en el Festival de Mecklenburg-Vorpommern (Alemania)

Toda esta extensa y rica experiencia creadora la ha compaginado con su labor como integrante de la orquesta, a la vez de con una rica trayectoria como intérprete de otros géneros como el jazz, el soul, el blues, latin jazz, los cuales aprendió en su tierra natal con profesores como el fallecido Carlos F. Averoff, miembro del famoso y multipremiado grupo Irakere.

Su incesante afán por continuar experimentando dentro del jazz le ha llevado a fundar o integrar agrupaciones de diverso formato como son Collage Strings Quartet, Skun-Funk, Violtrio-Jazz, Jazz Colors Quartet, Igmar Jazz Quartet, AMV Jazz trio y el cuarteto Sur Code, entre otras,  con las cuales se ha presentado en el Festival de Jazz de Estepona, Festival de Jazz Qurtuba de Córdoba, Jornadas de Jazz en el Jardín Botánico de Córdoba y en las Jornadas de Jazz in Green (Sevilla) entre otros lugares de la geografía española.

Es precisamente con Sur Code, la cual esta integrada por Igmar al violín, Ángel Andrés Muñoz al piano, Nacho Megina en la batería y Javier Delgado al contrabajo, con la que ha grabado un aclamado cd cuyo título es Juego de Astros y que está disponible en todas las plataformas digitales.

Una vez más, una grabación realizada fuera de los circuitos clásicos de las empresas disqueras. En esta ocasión en los Trafalgar Estudio en abril de 2018 y registrado/fabricado por la compañía Rock-CD Records. Este disco contiene ocho composiciones originales cuya autoría fue compartida con el ya conocido pianista y arreglista Ángel Andrés Muñoz y que ha sido presentado en ciudades como Córdoba, Granada y Sevilla.  

Hay un viejo refrán que reza: “donde fueres haz lo que vieres”, y es difícil para un músico tan polifacético no incursionar en el flamenco con colaboraciones con artistas tan renombrados como el guitarrista Vicente Amigo o la joven promesa del baile flamenco Manuel Jiménez Monte, con los cuales ha realizados giras por ciudades como Tokyo, Osaka, Nagoya y Kioto  en Japón y en festivales  flamenco de Andújar, Pozoblanco, Arroyo de Ojanco (Jaén), entre otros nuestra comunidad.

Es indudable que el quehacer de este incombustible e incansable músico es digno de loas y reconocimientos merecidos que con este artículo humildemente queremos visualizar. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios