Turismo

Fuerte caída de las visitas a la Mezquita de Córdoba

  • La crisis del coronavirus provoca una bajada del turismo del 71,37% durante el primer semestre del año

Visitantes en la Mezquita. Visitantes en la Mezquita.

Visitantes en la Mezquita. / Efe / Rafa Alcaide

Era la crónica de una caída anunciada. Ya lo vaticinaban los datos del Instituto Nacional de Empleo (INE) y otros estudios. Este año, por la crisis del coronavirus los números del turismo son nefastos y eso no es ajeno al primer monumento de la provincia de Córdoba. El Cabildo Catedral ha dado a conocer que  los visitantes de estos seis primeros meses suman la cifra de 305.852, frente al 1.068.219 con la que se cerró este mismo período en 2019, lo que supone un descenso de 762.367 turistas y una bajada porcentual del 71,37%.

"Unas cifras que, lógicamente, se han visto afectadas de una forma evidente por la pandemia provocada por el covid-19", han insistido desde el Cabildo.  Además, el monumento permaneció cerrado 72 días, desde el 13 de marzo hasta el 25 de mayo, "cuando la institución decidió poner el templo a disposición de la ciudad de Córdoba, siendo, además, el primer monumento en España en abrir sus puertas tras la adaptación de sus instalaciones a la normativa sanitaria vigente", incide el órgano catedralicio.  Durante este tiempo fueron reembolsadas las entradas adquiridas por los viajeros con antelación.

El Cabildo Catedral además ha destacado también que del total de las 305.852 visitas recibidas, más del 22% lo hicieron gratuitamente, en tanto que disfrutaron de algún tipo de tarifa reducida 71.062 personas, lo que supone un 23,23% del total.

Respecto a El Alma de Córdoba, el órgano catedralicio ha detallado que durante este primer semestre, la visita nocturna ha visto disminuida la afluencia de público. "De los 15.641 visitantes que disfrutaron de la experiencia de El Alma de Córdoba, se ha pasado a 4.538, lo que supone un descenso de 11.103 personas y una pérdida porcentual de casi un 80%", han destacado desde la institución.

La visita nocturna tuvo que retrasar su reapertura hasta el 3 de julio como consecuencia de la normativa sanitaria que impedía el uso de las radioguías, limitándose igualmente por imperativo legal el número total de visitantes a 60 personas frente a las 100 que podían disfrutarlo con anterioridad a la pandemia.

El tercer tipo de visita lo constituye la subida a la torre-campanario, oferta que aún se encuentra suspendida al desaconsejarse el tránsito por espacios extremadamente estrechos. Del mismo modo, esta modalidad se ha visto afectada por las caídas de las visitas, "arrojando una cifra de 24.012 visitantes frente a los 48.530 del primer semestre de 2019. Ello supone la pérdida de 24.518 personas y un descenso del 50,52%", han puntualizado desde el Cabildo.

Rutas de las iglesias fernandinas 

Por lo que respecta a la Ruta de las iglesias fernandinas, los números arrojan un descenso en el período de casi un 85%, pasándose de los 40.386 visitantes a los 6.163. Esta modalidad de visita turística, puesta en marcha por el Cabildo en 2018, aún continúa cerrada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios