ÚLTIMA HORA Irán lanza un ataque contra Israel con "docenas de drones"

Certamen Internacional

Flora devuelve la primavera a Córdoba

  • La primera jornada del Festival Internacional de las Flores en la que se pueden visitar los cinco recintos que la componen se caracteriza por una gran respuesta de los cordobeses

  • El jurado se decanta por el colectivo danés Tableau, que expone en la Diputación, como ganador del certamen y por el belga Tom De Houwer, que expone en el Palacio de Viana, como segundo 

  • El Festival Internacional de las Flores, Flora, en fotografías

Obra ganadora del certamen, del colectivo danés Tableau, en la Diputación.

Obra ganadora del certamen, del colectivo danés Tableau, en la Diputación. / Juan Ayala

Es octubre, pero parece primavera en Córdoba. La gente está respondiendo a la llamada de las instalaciones florales que forman parte de la edición 2021 del Festival Internacional de las Flores, Flora. Estas instalaciones han despertado un gran interés entre los cordobeses, que no han dudado en echarse a la calle para visitarlas el primer día en el que se han abierto al público con largas colas, tras cuatro días de laborioso trabajo de montaje. Los artistas participantes ven así reconocido y recompensado su trabajo. Es el día en el que el jurado debe fallar los premios del concurso al que optan las cinco obras.  Los premios son de 25.000 euros para el primero y de 10.000 para el segundo. 

El jurado, compuesto por Margarita de Aizpuru, Eugenio Ampudia y Flor Motion, el colectivo de floristas de Madrid que resultó ganador en la anterior edición de Flora, se ha decantado por el colectivo danés Tableau para el primer premio y por el belga Tom De Houwer para el segundo.

El Patio Barroco de la Diputación acoge la obra de los daneses Tableau. No es solo la propuesta de floristería más contemporánea, parece como una galería de arte en pleno corazón de la institución provincial. Toda instalación floral de Tableau cuenta una historia, y así lo indica el mismo nombre del estudio, término de origen latino que significa escenario o pequeña escena, y no es otro su sentido: crear lugares propicios a las historias. Estos escenarios se caracterizan por su minimalismo, limpieza de líneas, búsqueda de contrastes y gusto por lo monocromático. 

Colectivo danés Tableau, ganadores del certamen de Flora 2021. Colectivo danés Tableau, ganadores del certamen de Flora 2021.

Colectivo danés Tableau, ganadores del certamen de Flora 2021. / Juan Ayala

Mientras, el Patio de las Columnas del Palacio de Viana acoge la obra La fuerza interior, del belga Tom De Houwer, quien se enfrenta al trabajo floral con una aproximación holística: una misión total que parte del descubrimiento de la esencia personal para, después, ser trasladada a sus diseños. El resultado de esta visión es una certera simbiosis entre perfección y autenticidad: más allá de la espectacularidad de su obra, se esconde una búsqueda íntima. La visita a este patio también tiene el aliciente de que el Palacio de Viana se podrá visitar al completo de forma gratuita durante los días en los que se desarrolle Flora.

El belga Tom de Hower, segúndo premio del certamen El belga Tom de Hower, segúndo premio del certamen

El belga Tom de Hower, segúndo premio del certamen / Juan Ayala

En el Patio de los Naranjos expone el norirlandés Shane Connolly su obra Vidi Aquam. Es una de las más admiradas dado que es un regalo también para aquellos que van a visitar la Mezquita-Catedral, además de una de las más visitadas. Los visitantes la admiran como la obra de arte que es, con cierto toque british y subida en esa plataforma que le da un color especial al inmortal Patio de los Naranjos. Desde Flora inciden en que no es posible entender la floristería británica actual sin pasar por Shane Connolly.

Se nota en sus obras que el que es el jardinero de la Casa Real Británica es un apasionado defensor de las flores de temporada cultivadas en Gran Bretaña. Sus trabajos, como Vidi Aquam, destacan siempre por su enfoque orgánico: escoge las flores por sus cualidades intrínsecas, y los diseños logran potenciar aún más esas cualidades. Su estilo suele definirse con dos características aparentemente contradictorias: extravagante y sin pretensiones. Tal vez sea la elegancia que recorre todas sus obras lo que unifique tan peculiar mirada, que le ha llevado a trabajar por toda Europa y por lugares tan lejanos como Estados Unidos, Sudáfrica e India.

Obra de Tom de Hower, segundo premio del certamen. Obra de Tom de Hower, segundo premio del certamen.

Obra de Tom de Hower, segundo premio del certamen. / Juan Ayala

El Museo Arqueológico expone Espejismos. Reflejos del paraíso, de Inés Urquijo y Nuria Mora. Inés Urquijo  le ha imprimido su sello personal, siempre a favor de la naturalidad y lo asilvestrado en la composición –a menudo los elementos propios de la naturaleza los que componen la estructura– y con un especial cuidado en el respeto por el medio ambiente. Mientras que la sorpresa y la desubicación forman parte de la poética de Nuria Mora, su singular aportación a la obra. Y es que hay algo de quiebra en todo lo que hace Nuria Mora, para luego mostrar belleza. 

La Posada del Potro acoge la obra La fuerza de un deseo, de Carolina Estévez, de Terabitia. Terabitia se define como una floristería editorial: “Contamos historias en nuestras piezas de arte floral, que se diseñan en torno a ese click fascinante que suena cuando aparece una idea”, comenta Estévez. Ese click la ha convertido en ganadora de la convocatoria Patio Talento 2021 de Flora, que busca descubrir los nuevos grandes nombres del arte floral. Las colas en la Posada del Potro han sido las más largas de la primera jornada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios