EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

La Fernando III desaparece pero ETEA proyecta crear una universidad privada

  • Las diferencias entre la Compañía de Jesús y la Fundación San Pablo CEU provocan que la primera institución académica privada de Andalucía, con sedes en Córdoba y Borbujos (Sevilla), fracase

No ha podido ser. La universidad Fernando III, la primera institución académica de carácter privado que iba a constituirse en Andalucía, no se pondrá en marcha, según informó ayer el patronato de la fundación del centro. "El acuerdo de extinción se ha realizado de forma amistosa desde los mejores deseos para que cada una de las instituciones fundadoras -la Compañía de Jesús y la Fundación Andaluza San Pablo CEU- pueda desarrollar en el futuro sus respectivos proyectos universitarios", indicó el patronato.

A pesar de la desaparición de la Fernando III, el director de ETEA, Gabriel Pérez Alcalá, avanzó que la institución jesuita trabaja ya en la creación de una futura universidad privada. Indicó que será el próximo otoño cuando "se presentará una iniciativa independiente, que tendrá sedes en Córdoba y Sevilla", al igual que la ahora desaparecida Fernando III. Éstos fueron los únicos datos que ofreció Pérez Alcalá de la futura universidad privada de la institución jesuita, ya que incidió en que, hasta el momento, ETEA continúa con la adaptación de sus estudios al Espacio Europeo de Educación Superior.

Las diferencias entre ambas instituciones han sido, sin duda, la causa principal para que el proyecto de la fernando III no se lleve a cabo. Prueba de ello, es el comunicado conjunto que enviaron ayer las dos entidades en el que aseguran que "no ha sido posible articular estas ricas tradiciones en el proyecto unitario previsto". La decisión se tomó el pasado lunes, cuando el patronato de la fundación se reunió en Sevilla, renunció a la puesta en marcha de la entidad y comunicó el acuerdo al protectorado para su ratificación.

Las diferencias entre ambas instituciones radican en que, por ejemplo, la institución jesuita cuenta con una tradición universitaria de más de 400 años, mientras que la historia de la Universidad San Pablo CEU, vinculada a la Asociación Católica de Propagandistas, tiene casi un siglo de existencia. Otra de las principales diferencias entre ambas instituciones y que ha imposibilitado la puesta en marcha de la iba a ser la primera universidad privada de Andalucía se debe al conservadurismo que propugna el CEU y su estrecha vinculación con la jerarquía eclesiástica católica, mientras que la Compañía de Jesús, desde su servicio a la Iglesia, siempre ha estado más preocupada por problemas de corte social, según explicaron a este diario fuentes de ambas instituciones. Es más, el decano de la Facultad de Teología de Granada y miembro de la fundación, Ildefonso Camacho, reconoció a El Día que "era preferible no continuar con el proyecto unitario porque iba ser un fracaso", dadas estas diferencias, casi irreconciliables. La fundación de la Fernando III se iba a encargar de gestionar el centro de iniciativa social, que tenía un marcado carácter católico. Sin ánimo de lucro, su ideario estaba basado en "los principios evangélicos que inspiran el humanismo cristiano, el respeto y la defensa de la dignidad".

Otro de los problemas que retrasó el inicio de la Fernando III fue la demora de los títulos europeos, ya que septiembre de 2008 fue la fecha elegida para que la institución comenzara a impartir clases. Sin embargo, el año pasado no pudo dar comienzo porque la universidad tenía que esperar a que toda las instituciones públicas presentaran sus títulos adaptados a las directrices del Plan Bolonia para poder ofertar sus estudios.

La Fernando III iba a contar con dos campus, uno ubicado en la localidad de Bormujos (Sevilla) y otro en Córdoba, en las instalaciones de ETEA y, su director, Gabriel Pérez Alcalá, confirmó que el hecho de la ruptura se debe "a que las dos culturas universitarias de la Compañía de Jesús y la Fundación San Pablo CEU eran muy dispares". Es más, aseguró que la Fernando III "iba a ser un híbrido muy raro porque las culturas de ambas están muy acentuadas y llegar a un acuerdo era muy difícil".

Según el proyecto inicial, la Fernando III iba a ofertar una decena de titulaciones adaptadas al Espacio Europeo de Educación Superior y la matrícula rondaría los 4.000 euros anuales, uno de los precios más bajos de España en comparación con el de otras universidades privadas. 

La universidad Fernando III aspiraba a contar con unos 7.000 alumnos entre los centros de Sevilla y Córdoba y el proyecto contemplaba la reforma de ambos campus. Derecho, Periodismo, Administración y Dirección de Empresas, Marketing, Publicidad y Relaciones Públicas, Comunicación Audiovisual, Informática y Ciencias Actuariales y Financieras eran algunos de los estudios que se iban a impartir en ambas campus. La institución jesuita fue la única que hizo ayer declaraciones al respecto, ya que desde San Pablo CEU se remitieron al comunicado conjunto y evitaron manifestarse al respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios