Municipal

Emacsa construirá el primer tanque de agua para evitar inundaciones en Córdoba

  • La intervención tendrá un coste de diez millones de euros y las obras comenzarán a finales de 2021

  • El Ayuntamiento pretende instalar otros cuatro tanques similares repartidos por la ciudad con un coste total de 100 millones de euros

José MarÍa Bellido durante la presentación del proyecto. José MarÍa Bellido durante la presentación del proyecto.

José MarÍa Bellido durante la presentación del proyecto. / Lolo Agredano

Emacsa construirá el primer tanque para retener aguas residuales durante tormentas en Córdoba. Se trata de una piscina cubierta que estará ubicada en los entornos de las fuentes del Balcón del Guadalquivir y que evitará inundaciones y el vertido de estas aguas al río. Se trata, por lo tanto, de una solución a los problemas de la ciudad ante las lluvias torrenciales que, además, favorece al medio ambiente.

Así lo ha explicado el alcalde de Córdoba, José María Bellido, en la presentación del proyecto en el lugar en el que ubicará el tanque. El regidor ha indicado que se trata de "una iniciativa de suma importancia para la ciudad", para la que Emacsa contará con un presupuesto de alrededor de diez millones de euros. El inicio de las obras está previsto para finales de 2021 y tienen un plazo de ejecución de 20 meses, aunque ha matizado que no se descarta una reducción de estos plazos.

Bellido ha asegurado que este tanque crea "una Córdoba más segura" al permitir "mejorar la respuesta de Emacsa ante las inundaciones" tras fuertes lluvias y así evitar situaciones "como la que vivimos el pasado mes de agosto". Así, ha calificado la actuación como "ambiciosa y necesaria para Córdoba".

El dispositivo recoge las aguas fluviales para evitar las anegaciones y la filtración de éstas al río. Una vez concluida la tormenta, el sistema de bombeo envía el agua recogida a las instalaciones de La Golondrina para que sea depurada. 

Por su parte, el presidente de Emacsa, Ramón Díaz-Castellanos, ha especificado que "nos encontramos ante un proyecto de gran envergadura" en el que han procurado ajustarse "a los parámetros marcados" por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), a quienes han tenido que presentar el proyecto para su aprobación.

Díaz-Castellanos ha concretado que la instalación estará construida con hormigón armado y tendrá una capacidad de 20.000 milímetros cúbicos de agua, lo que supondrá una excavación de unos 15 metros de profundidad para llevar a cabo la construcción. El tanque "quedará al nivel del río" y luego será cubierto en conformidad con las peticiones de los vecinos de la zona.

Con este proyecto se cubre uno de los puntos de desbordamiento, en concreto el del margen derecho del río Guadalquivir, con una instalación que contará con un sistema de vaciado de bombeo, una instalación de telecontrol, un sistema para la retención de sólidos y flotantes, un sistema antirretorno y diversas medidas de seguridad.

El presidente de Emacsa ha hecho hincapié en la importancia de esta instalación, que garantiza "la salud medioambiental" de la ciudad y que reducirá el impacto de las lluvias en la misma. A este respecto, ha señalado que el tanque tiene una capacidad suficiente para contener la acumulación de aguas fluviales de una tormenta, por lo que no considera que una vez esté en funcionamiento "no se tenga que volver al sistema actual".

Un total de cinco tanques en la ciudad

El delegado de Urbanismo, Salvador Fuentes, ha especificado que se trata de "una obra emblemática que marcará un hito", ya que se ha programado la construcción de otros cuatro tanques similares en la ciudad, con lo que habrá un total de cinco. El coste total previsto para las cinco intervenciones será de 100 millones de euros.

Con ellos "avanzamos en materia medioambiental", siguiendo las propuestas que se han realizado en otras ciudades. Con los tanques en funcionamiento, se evitará "la rotura de tuberías en el Casco" al reducir la presión sobre las mismas mediante el uso de aliviaderos de aguas residuales.

No obstante, Díaz-Castellanos ha declarado que se desconoce cuándo se completarán las cinco intervenciones. Los cuatro tanques restantes se repartirán por la ciudad, en zonas como el distrito de Poniente o el Jardín Botánico, para "aliviar la red única y canalizar la presión del agua".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios