La Gloria de San Agustín

Descansar

  • Como en los últimos años, me tomo un descanso hasta septiembre, que de vez en cuando hay que parar

Cine de la Fuenseca.

Cine de la Fuenseca. / El Día

¿Quién decía aquello de que estábamos teniendo un verano la mar de fresquito, eh, quién fue, que levante la mano? Ya estamos como todos los veranos, haciendo memes de incendios y fuegos porque la cosa está que arde, pero una auténtica barbaridad, vamos, que esto ya es un no parar, como se suele decir.

Ahora, además, como en los últimos años, me tomo un descanso hasta septiembre, que de vez en cuando hay que parar, aunque yo lo hago porque ustedes descansen de mí, que muchas veces pienso que los estoy aburriendo, de la chapa gorda que les estoy metiendo, y no es esa la intención, ni mucho menos.

Todavía no sé qué vamos a hacer, si es que vamos a hacer algo, que no sé yo, pero seguro que algo se nos ocurre, que nos bastan dos minutos para organizar cualquier tinglado, que en eso somos más que especialistas, por lo que ustedes ya saben.

De momento hemos empezado con los cines de verano, que por suerte ya han abierto, como todos los años. Aunque este año, de momento, nos hemos quedado sin el cine del barrio, el Olimpia, que por la cosa esta dicen que abrirá más adelante, que espero que no lo haga y pase el verano, que eso sería muy mala señal. Ahora tenemos el Delicias, el Fuenseca y el Coliseo, tres de los muchos que hemos tenido, porque para quien no lo sepa recordarle que en Córdoba llegamos a tener más de cuarenta cines de verano, sí, cuarenta, que no estoy exagerando, que la cosa fue así.

Y había películas en esos cines, claro, pero también había combates de boxeo, peleas de gallos, zarzuela, magos y flamenco, lo que yo les diga, y no porque yo lo haya vivido, que no había nacido, que lo sé porque me lo contaron mis padres cuando nene. Yo no digo que haya hoy los más de cuarenta de antes, pero la verdad es que los tres de ahora me parecen poca cosa.

Y no sólo ha cambiado en el número, también en las películas que ponen, que ya no hay de chinos, como antes, que vaya tela cómo peleaba el Bruce Lee. 

En fin, amigos, que aprovechemos los tres cines de verano que nos quedan, que son mejor que ninguno, lo tenemos que ver así. Espero que pasen muy bien el mes de agosto, que descansen un poquito y que si se pueden dar un remojón, mejor que mejor, que la calor está apretando. Hasta entonces, pues eso, un saludo muy grande, que en nada estamos otra vez en este mismo sitio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios