Córdoba

Denuncian el 'botellón' y el ruido a la entrada de la discoteca Palazzio

  • Los vecinos de la calle Colombia aseguran que desde la apertura del pub "es imposible dormir"

Comentarios 10

Nueve denuncias interpuestas ante la Gerencia Urbanismo, de las que aún no han recibido respuesta alguna, otras 11 ante la Policía Local, de las que sólo han conseguido una respuesta en la que se les asegura que se levantaron actas por "carecer de licencia de apertura, carecer de informe acústico de la cadena musical así como de limitador, carecer de licencia para los cuatro veladores y sillas del exterior" y otras cuatro más ante Sadeco.

Éstas son sólo algunas de las denuncias interpuestas por los vecinos de la calle Colombia desde que la discoteca Palazzio -ubicada en la avenida de El Brillante- abrió sus puertas el pasado verano. A todas ellas, según la información facilitada a El Día, se suma una denuncia ante el Distrito de Vecinos de la zona Norte y otra ante la Delegación del Gobierno que, según explican, "ha respondido diciendo que el patio que precede a la discoteca es ilegal y que el resto de los hechos denunciados -el botellón y aglomeración de gente- es competencia del Ayuntamiento". Pero hay más, porque la situación ha hecho que también presente recientemente nuevas denuncias ante el Defensor del Pueblo Andaluz e, incluso, ante la Consejería de Medio Ambiente.

El relato que transmiten estos vecinos resulta desolador porque aseguran que "de miércoles a domingo no podemos dormir, algunos ya han empezado a tomar pastillas y otros han puesto ventanas con doble acristalamiento". El problema, según explican, se centra en el porche de entrada a la discoteca Palazzio, en la que "se sirven copas en vasos de cartón" y en la que se reúnen muchos jóvenes hasta las 07:00, lo genera un ruido que no les deja descansar. Los residentes inciden en que este porche, que hace las veces de terraza y en el que se concentran tantos jóvenes a beber, "no es legal" y consideran que en el caso de que sí lo fuera "no deberían dar permiso".

A este problema, los vecinos suman el hecho del tráfico que se registra durante las noches del fin de semana en la zona "que es igual que al mediodía", por lo que el ruido resulta agotador para ellos y, más en una comunidad en la que viven 60 personas, de las que cuatro de ellas tienen más de 90 años.

Junto a las denuncias, los vecinos no descartan salir a calle para dar a conocer aún más la situación que "sufren" cada fin de semana y que algunos califican de "escándalo". Hasta la fecha ya han colgado varios carteles en la fachada principal del edificio con el siguiente mensaje: "tenemos derecho a dormir, no al botellón, no a la discoteca".

"Es imposible dormir y no hay derecho", insisten y denuncian que junto a los ruidos y los gritos de los jóvenes "en toda la manzana hay ahora mucha suciedad". Los vecinos alertan, además, de que si la situación continúa así y ninguna administración ofrece una solución al respecto, los problemas aumentarán cuando llegue el buen tiempo y tengan que abrir las ventanas para dormir. Hasta la fecha, según destacan, han solicitado una entrevista con el alcalde, José Antonio Nieto, para entregar las más de 800 firmas que han conseguido "contra la discoteca que está deteriorando la vida del barrio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios