fuerzas armadas | la ministra visita la base de cerro muriano

Defensa reconoce que las instalaciones de la Brigada se han quedado antiguas

  • Margarita Robles se compromete a mejorar las "condiciones de vida" de los militares, porque es una "prioridad" para el Gobierno pese a los problemas de presupuesto

La ministra de Defensa, Margarita Robles, saluda a la tropa. La ministra de Defensa, Margarita Robles, saluda a la tropa.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, saluda a la tropa. / reportaje gráfico: jordi vidal

La ministra de Defensa, Margarita Robles, reconoció ayer que algunas instalaciones de la base de la Brigada (BRI) Guzmán el Bueno X, ubicada en Cerro Muriano, se han quedado "anticuadas" y que una de las prioridades de su departamento es "mejorar" las condiciones "de los hombre y mujeres" que conforman las Fuerzas Armadas. Robles, que realizó una visita a la base para conocer de primera mano sus instalaciones y fue testigo de un ejercicio de tiro por parte de un carro de combate, aseguró que "en este momento estamos tratando de mejorar las condiciones de vida de las bases y los acuartelamientos" porque, reconoció, " una de las mayores deficiencias es, sencillamente que, en muchos lugares las condiciones de vida no son las mejores". Todo esto, apuntó la ministra, "pese al esfuerzo que realizan".

En ese contexto, reconoció que "en esta misma base se han quedado antiguas algunas instalaciones desde el punto de vista del alojamiento". Lo cierto es que el Ministerio de Defensa cuenta ahora con una situación presupuestaria complicada, lo cual reconoció la propia Robles. "Es verdad que la situación económica no es fácil, pero para el Ministerio de Defensa es una prioridad mejorar las condiciones de acuartelamiento", insistió durante su visita.

Robles destaca la conciliación de la vida laboral y familiar con la guardería

Precisamente, el ajustado presupuesto del departamento que dirige Robles ha provocado que en algunas bases se haya tenido que priorizar y ajustar su actividad, reduciendo o suspendiendo algunas maniobras. La ministra se refirió a este asunto y aseguró que "vamos a intentar, en la medida de lo posible, que con el dinero que hay y racionalizando el dinero de la mejor manera, que se suspendan las menores maniobras posibles". Todo se hará, insistió, estableciendo "prioridades", aunque matizó que el Gobierno está realizando y demostrando "una apuesta clarísima por las Fuerzas Armadas". En este sentido, recordó que el consejo de ministros ha aprobado proyectos desde la llegada del PSOE al Gobierno que estaban paralizados, como el submarino S80, y ahora fragatas F110. Robles destacó que "hay un compromiso claro con las Fuerzas Armadas porque entendemos que garantizan los valores constitucionales, la paz y la libertada en el mundo y generan un beneficio para los españoles y en la creación de puestos de trabajo".

La ministra pasó la mañana de ayer en la base de la Brigada de Cerro Muriano, a la que llegó al filo de las 09:30 en helicóptero para conocer de primera mano el trabajo y las instalaciones del una de las unidades más potentes y resolutivas del Ejército español y un referente en las misiones internacionales. La compañía recibió a la ministra con honores en la explanada Cervantes y después fue la propia Robles quien pasó revista a los componentes de la tropa.

El general jefe de la Brigada, Aroldo Lázaro, fue el encargado de saludar a la ministra, que además recibió una conferencia sobre la actividad de la unidad y su trayectoria, tras lo cual firmó en el libro de honor. La mañana continuó con una visita la guardería de la base, una escuela infantil que se puso en marcha en 2010 y que en estos momentos presta atención educativa a 34 niños. La directora del servicio, María José Peña, destacó que es un "lujo" para los efectivos de las Fuerzas Armadas contar con un centro infantil en el mismo puesto de trabajo, lo que permite conciliar la vida laboral y familiar. De hecho, la escuela abre media hora antes del inicio de la jornada y cierra media hora después, lo que da más facilidades a los padres. En estos momentos hay tres aulas: de cero a un año, de uno a dos años y de dos a tres. En esta última cuentan con cinco plazas libres debido a que no hay tanta demanda como en las primeras etapas. La guardería cuenta además con cocina propia y sistema de limpieza y un equipo de siete personas -entre las que se incluyen tres tutoras y una monitora de apoyo- que se encargan del funcionamiento del centro.

La ministra destacó el "buen funcionamiento" de la guardería, lo que permite "conciliar la vida laboral y familiar de unas personas con un trabajo tan exigente". Esta posibilidad, añadió, "es una prioridad" para el Ministerio de Defensa, que cuenta con una red de guarderías en las principales bases y acuartelamientos.

Robles se desplazó en un Pizarro -un vehículo de combate con una alta tecnología y potencia de fuego- hasta el campo de tiro para presenciar una intervención del carro de combate Leopardo 2E. El vehículo es uno de los carros más modernos del mundo y que realizó cuatro tiros con su cañón estabilizado de 120 milímetros. En los dos primeros disparos tanto el Leopardo como el objetivo estaban estáticos, mientras que en un tercer tiro el vehículo se puso en movimiento mientras que el blanco permanecía estático y, por último, el carro lanzó sobre el objetivo en movimiento. Los disparos provocaron un ruido ensordecedor y hasta una onda expansiva que da buena muestra de la potencia y precisión de los materiales con que cuenta la Brigada. A esta maniobra ya se unió la subdelegada del Gobierno, Rafaela Valenzuela, que siguió junto con la ministra la operación. Robles dio las gracias por su trabajo "a los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas", que son unas fuerzas de seguridad "modernas, preparadas, a pesar de las dificultades que tienen en infraestructuras, y con un enorme vocación".

La Brigada Guzmán el Bueno X ha sido la primera unidad española que se incorporó al Eurocuerpo y una de las primeras en participar en las operaciones de exterior. Desde entonces ha formado parte en misiones de paz en diversos escenarios como Bosnia-Herzegovina, Kosovo, Líbano, Letonia e Iraq. Así, en cuanto la Brigada acaba de finalizar una misión en Letonia y tendrá parte de su personal desplegado en Irak durante el primer semestre de 2019, como parte del contingente A/I-IX, que está formado por 541 militares del Ejército de Tierra, Ejército del Aire y de la Guardia Civil. Además, también desplegarán en Irak un conjunto de 56 militares para una misión de la OTAN en Irak.

Durante el año 2019, la Brigada continuará aportando unidades a la Fuerza de Muy Alta Disponibilidad de la OTAN (VJTF), que permanecerá durante el próximo ejercicio con una exigencia menor, pero también disponible para cualquier aviso. Esta situación finalizará el 31 de diciembre de 2019. Esta misma fuerza está participando ahora con un Grupo Táctico reducido -alrededor de 200 militares de la BRI X- en un ejercicio multinacional de la OTAN en Noruega que sirve para unificar la Fuerza Conjunta de Respuesta Rápida de la OTAN para cualquier evento o emergencia que pueda surgir y que afecte a los intereses de la alianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios