Premios Plaza de la Constitución 2018

Homenaje a una entrega ejemplar

  • La Subdelegación del Gobierno reconoce el papel jugado por los parlamentarios cordobeses de las Cortes Constituyentes en favor de la Constitución del 78.

La Mesa de Coordinación para la Atención a Inmigrantes recibe su reconocimiento. La Mesa de Coordinación para la Atención a Inmigrantes recibe su reconocimiento.

La Mesa de Coordinación para la Atención a Inmigrantes recibe su reconocimiento. / Jordi Vidal

En la Biblia, 40 es un número importante que aparece una y otra vez. En años, por ejemplo, fue el tiempo que Moisés guió al pueblo de Israel por el desierto hasta la Tierra Prometida o el tiempo del reinado de David. En días, por ejemplo, fue el tiempo que duró el diluvio universal o el que tardó Jesús en aparecerse a sus discípulos tras su crucifixión. O sea, el tiempo justo. 40 son también los años que han pasado desde que se aprobó la Constitución Española y la Subdelegación del Gobierno ha querido reconocer en la XIII edición de los premios Plaza de la Constitución a los cordobeses que formaron parte de las Cortes Constituyentes de las que emanó la misma.

Manuel Gracia Navarro, Matías Camacho Lloriz, Joaquín Martínez Bjorkman y Cecilio Valverde Mazuelas fueron elegidos como senadores por Córdoba, los tres primeros pertenecientes al PSOE y el último como perteneciente a Unión de Centro Democrático (UCD), alcanzando éste la Presidencia del Senado en esta primera legislatura.

Igualmente, fueron elegidos para Congreso de los Diputados Guillermo Galeote Jiménez, Rafael Vallejo Rodríguez y Emilio Fernández Cruz como miembros del Partido Socialista Obrero Español. Pertenecientes a Unión de Centro Democrático José Javier Rodríguez Alcaide, que encabezaba la lista, Carmelo Casaño Salido y Antonio José Delgado de Jesús. Y como miembro del Partido Comunista de España Ignacio Gallego Bezares.

Cinco de ellos, concretamente Rafael Vallejo Rodríguez, Emilio Fernández Cruz, José Javier Rodríguez Alcaide, Carmelo Casaño Salido y Manuel Gracia Navarro, han estad presentes en la Subdelegación del Gobierno en la entrega de los reconocimientos.

“Celebramos 40 años de nuestra Constitución en un país que nunca tuvo suerte con las constituciones y que tiene una historia complicada y difícil, lo que le otorga mucho más mérito a una Constitución que nos ha servido mucho y bien”, ha sentenciado la subdelegada del Gobierno, Rafaela Valenzuela.

“Hemos querido tener aquí a aquellos parlamentarios que estuvieron en las Cortes Constituyentes para rendirles el homenaje que les debemos los cordobeses a los que trabajaron y votaron ese texto constitucional. No debemos perder la memoria; ellos tuvieron altura de miras, sentido de Estado, generosidad, capacidad de renuncia y pusieron el bien común por encima del bien de cada uno de sus partidos. Ojalá esos valores en clave siglo XXI vuelvan a la política, porque los echamos mucho de menos”, ha insistido la subdelegada.

“Creo que logramos la mejor Constitución que ha tenido España a lo largo de su historia y la que con mucha razón se llamó la Constitución de la Concordia”, ha defendido Carmelo Casaño. “Ojalá en estos momentos en los que se ve una cierta resurrección de las dos Españas, esto quede en nada, porque las dos Españas le han costado a este país mucho dolor a lo largo de su historia”, ha añadido.

Mientras, Rafael Vallejo destacó que la Constitución del 78 nació tras unos meses muy intensos y con mucho debate, “incluso con el temor de que podría no aprobarse”. “Hoy en día se habla de los ponentes de la Constitución como los elementos clave y principales, lo cual es cierto, pero hay más personas que intervinieron, algunas al mismo nivel o más que los ponentes”, ha puntualizado, para reivindicar, en este sentido, las figuras de quien después fue vicepresidente del Gobierno de Felipe González, el también socialista Alfonso Guerra y del también exvicepresidente Fernando Abril Martorell. “Casi se constituyeron ponencias paralelas que fueron clave”, ha sentenciado.

"Uno de los momentos muy emotivos fue cuando nos anunciaron que por fin había habido un acuerdo para suspender la pena de muerte, algo que hasta hacía pocos días había dado origen a fusilamientos”, recordó. “Era enterrar una España de enfrentamientos y dificultades, de dictadura, para consensuar y conseguir una democracia que afortunadamente lo podemos estar contando”, ha relatado.

Manuel Gracia puso el foco en la ciudadanía, “que vivió aquel 6 de diciembre con una extraordinaria emoción , con una ilusión desbordante y con una confianza en el futuro de que esa Constitución iba a acabar no sólo con los 40 años de dictadura de Franco. El gran mérito de la Constitución del 78 es que no era sólo de una parte de la sociedad, sino de la inmensa mayoría de los españoles”, puntualizó. “El progreso de España habrá que buscarlo en lo que nos une y no en lo que nos separa”, ha puntualizado.

José Javier Rodríguez Alcaide destacó el clima internacional que existía favorable en tiempos de Franco a que en España se instaurara la democracia. “Desde fuera se ayudaba a las organizaciones políticas antes de que muriera Franco a estar preparados para el cambio”, indicó. “Se hizo un gran esfuerzo por parte de todos para llegar a la concordia”, ha añadido. Y Emilio Fernández Cruz se ha mostrado convencido de que la más beneficiada con la Constitución “fue la clase trabajadora, con unos sindicatos reconocidos”. “Hoy estoy echando en falta esa baza que tenían los trabajadores para reivindicar sus derechos”, ha defendido,

Rafaela Valenzuela ha destacado asimismo los méritos de otro reconocimiento de la XIII edición de los premios Plaza de la Constitución, los méritos de la Mesa de Coordinación para Atención a Inmigrantes en Córdoba. “Este pasado verano llegaron un gran número de inmigrantes a esta ciudad y Córdoba demostró que era una ciudad de acogida, lo demostró de verdad, con los hechos, con suAyuntamiento al frente, con Cruz Roja y su voluntariado, con la Unidad de Inmigración de la Subdelegación”, ha apuntado, destacando también el papel de la Policía Local, la Policía Nacional y la Guardia Civil, que también forman parte de la Mesa de Coordinación para Atención a Inmigrantes en Córdoba.

En la gala también recibió un reconocimiento especial por su labor en la actualización y avance de los derechos de las mujeres, las unidades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado dedicadas a este colectivo con una especial especialización y sensibilización: las Unidades de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional y los Equipos de Mujer y Menores (Emume) de la Guardia Civil. “Reconocemos que hace 30 años las mujeres accedieron a los Cuerpos de Seguridad y reconocemos también que las mujeres están en primera linea cuando otras mujeres sufren maltrato, para que se sientan seguras y atendidas”, ha destacado la subdelegada.

“Este premio que vamos a compartir con la mesa de coordinación es un reconocimiento a nuestros voluntarios, es un impulso para seguir comprometidos con las personas y nos indica que vamos por buen camino. Es una forma de sensibilizar y concienciar sobre la inmigración”, ha indicado la presidenta de Cruz Roja en Córdoba, Cándida Ruiz.

Como cada año, se hizo entrega de banderas nacionales a distintas instituciones, entidades y colectivos como el Colegio Séneca, la Cooperativa Vitivinícola Nuestro Padre Jesús Nazareno, la Asociación de Lesionados Medulares y Personas con Gran Discapacidad Física, el Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Córdoba, el Colegio de Educación Infantil y Primaria La Aduana, la Agrupación de Cofradías de Lucena y la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios