Día Internacional de la Mujer

Cristina Cordón, una cordobesa al frente de la dirección de una empresa internacional en España

  • La ingeniera dirige las operaciones de los 21 centros que la compañía tiene repartidos por toda España y ha tomado también la riendas del plan de expansión

Cristina Cordón posa con el Puente Romano de Córdoba de fondo.

Cristina Cordón posa con el Puente Romano de Córdoba de fondo. / El Día

Cristina Cordón es una cordobesa de 30 años que ha alcanzado la dirección, junto a otras tres mujeres, de GenesisCare, una empresa internacional con 21 centros de atención oncológica en toda España y 38 en Australia, 14 en el Reino Unido y casi 300 en Estados Unidos. Hoy, Día Internacional de la Mujer, la joven manda un mensaje a las mujeres: "Todas tenemos que pensar que podemos hacerlo, que nadie nos diga que por ser mujeres no podemos conseguir los sueños con esfuerzo y trabajo".

Nació y creció en Córdoba y estudió "una carrera que es más común entre los chicos": Ingeniería Industrial en la Universidad Pontificia Comillas, en Madrid. Tras ello, comenzó a tomar experiencia en el sector y en menos de seis años consiguió ser la directora de operaciones y desarrollo de negocio de la compañía, un reto que asumió justo hace un año con la llegada, también, del coronavirus, una realidad que, como en todos los sectores, cambió por completo los planes. 

"A mí me gustaría que en un futuro no se tuviese que hablar más de esto, que sea todo igual", afirma Cristina y se refiere, precisamente, a la igualdad de género en las empresas. Y lo dice porque considera que la igualdad debería ser un tema ya más que superado en pleno siglo XXI. Pero aún hay mucho por hacer y es consciente de ello. 

En su empresa, por ejemplo, no se exige un número mínimo de hombres o mujeres y, de hecho, en España la dirigen cuatro mujeres, un número que "simplemente lo hay porque llegamos a ese puesto, con oportunidad para todos". Sin embargo, sabe que aún existe una brecha y un techo de cristal contra el que hay que luchar en muchos sectores. Para conseguirlo, Cristina considera que el plan de igualdad en empresas ayudará, pues "es importante que se marque, en muchas de ellas, un mínimo de mujeres, aunque me gustaría que en un futuro no tuviese que haber eso, pero ahora mismo es necesario". 

La joven cordobesa está embarazada de siete meses y es, precisamente, la conciliación familiar y la economía lo que impide a muchas mujeres ampliar la familia. "Muchas veces se relaciona a la mujer con la familia, yo estoy embarazada de siete meses y he podido seguir en mi posición, aunque he tenido suerte con el embarazo, nadie me ha dicho que por estar embarazada voy a perder mi puesto", afirma y pide que "se permita la conciliación familiar igual entre hombres y mujeres". 

"Las nuevas generaciones, por lo que veo, están más concienciadas de la igualdad y hay menos machismo", asegura al comparar los tiempos que corren con la vida de sus padres o sus abuelos. "Ojalá en diez años no tengamos que estar hablando de estos temas, pero nos va a costar todavía un poco más, la educación de nuestros hijos es fundamental". Para lograrlo, aboga también por dar visibilidad a mujeres que están en altos cargos para ser un ejemplo, "aunque desgraciadamente en algunos ámbitos alcanzarlo es todavía mucho más duro". 

El empoderamiento femenino en el sector empresarial es un concepto que Cristina Cordón define como "que se escuche igual la opinión de todas las personas", y pone de ejemplo que, aunque en el comité de GenesisCare hay cuatro mujeres, "podría pasar que se hiciera más caso a los hombres y afortunadamente no es así, a mi me escuchan y me dejan hacer, en equipo, igual que a cualquier otra persona". 

Un cargo "retador"

Cristina entró a GenesisCare en el año 2018 y apenas dos años después alcanzó la dirección de operaciones y desarrollo de negocios, con la gestión de todos los centros en el día a día y la estrategia de negocio para España. Como directora de operaciones se encarga del correcto funcionamiento de los centros de España, distribuidos entre Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia, la Comunidad Valenciana y Cataluña. 

Cordón afirma que la empresa ha tratado a 7.000 pacientes en 2020, sin embargo entre ellos "sigue habiendo mucho miedo todavía al contagio y llegan con estadios más avanzados del cáncer". Ese miedo se ha visto reflejado en cierto retraso para continuar los tratamientos, una realidad que puede aumentar la mortalidad entre un 6% y un 13%. El reto actual más importante de la empresa es conseguir, precisamente, que los pacientes se sientan completamente seguros de volver y retomar sus consultas. 

En Córdoba es el único centro de radioterapia privado, pero la empresa está planificando retomar su plan de expansión con la incorporación de más centros próximamente en territorio español, proyecto del cual Cristina está al frente, un trabajo que califica como "retador".

Trabajan con la última tecnología que hay en el mercado, que mejora la calidad de vida de los pacientes y aumentan la supervivencia, aunque destaca que lo más importante es la calidad humana, el equipo clínico, el trato cercano del día a día del personal con el paciente porque "puedes invertir en una máquina de muchos millones, que es importante, pero también tienes que tener un buen equipo". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios