Córdoba

Coronavirus en Córdoba: Mascarillas en las farmacias, un tesoro caro y escaso

  • El Colegio de Farmacéuticos alerta del "desabastecimiento" del producto en la provincia

  • Las de tipo quirúrgico alcanzan los 2,50 euros y las reutilizables cuestan hasta 8,90 euros

Una mujer en una farmacia de Ciudad Jardín Una mujer en una farmacia de Ciudad Jardín

Una mujer en una farmacia de Ciudad Jardín / Juan Ayala

Con la llegada del coronavirus a la provincia de Córdoba, llegó también la escasez y, posteriormente, el sobreprecio de mascarillas, guantes y productos antisépticos, hace ya un mes y medio. A día de hoy, el suministro de mascarillas en las farmacias cordobesas es nulo. Así lo reconoce el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Córdoba, Rafael Casaño, quien agrega que "la situación general es de desabastecimiento”.

Salvo excepciones en algunas boticas, las mascarillas quirúrgicas pueden costar hasta 2,55 euros y, como en el caso de la Farmacia Jorge Ávila Ortiz del centro de Córdoba, solo se pueden adquirir dos por persona con la intención de llegar a más familias y disminuir las compras excesivas destinadas a la especulación en el "mercado negro", una práctica que comenzó en el inicio de la pandemia y que, pese a los esfuerzos del Gobierno con el reparto de mascarillas, no parece cesar.

En el caso de las mascarillas del tipo FFP2, el precio, consultado por este periódico en distintas farmacias de Córdoba, oscila entre los 6,50 y los 8,90 euros. Una familia de cuatro personas, por ejemplo, necesita entre 26 y poco más de 35 euros para estar protegidos con una de estas mascarillas reutilizables. 

En muchos otros establecimientos, simplemente no existen. En la farmacia de la calle Sevilla llevan días esperando el pedido, pero hasta la mañana de ayer no había rastro del mismo. Los guantes están aún más ausentes y el gel hidroalcohólico varía de precio de acuerdo a su tamaño.

Una mascarilla de las que se venden en una farmacia de la capital Una mascarilla de las que se venden en una farmacia de la capital

Una mascarilla de las que se venden en una farmacia de la capital / Juan Ayala

Al respecto, el presidente del Colegio de Farmacéuticos asegura “hasta el momento no hemos tenido comunicación oficial sobre la fecha en que podría normalizarse la disponibilidad de mascarillas en la red de farmacias, a nivel nacional, andaluz y provincial, aunque se espera que sea en una o dos semanas”.

El sobreprecio de estos productos, que son actualmente de primera necesidad, tiene una razón. "Desde la declaración del estado de alarma, ha sido el Gobierno el que ha monopolizado la distribución de estos productos, sin embargo, han aparecido también otros proveedores, ajenos por completo al ámbito farmacéutico, que están haciendo su agosto con la venta de este tipo de productos", alerta Casaño.

"Ante la alta demanda de mascarillas, guantes y gel, muchas farmacias han decidido aceptar la oferta realizada por estos proveedores, que habían inflado sus precios", continúa. Muchos usuarios han criticado con dureza a las farmacias, a las que han acusado "injustamente" por especular estos productos, "cuando la realidad es que nosotros mismos somos víctimas de los altos precios que nos han impuestos", defiende.

Fijación de precios

La orden de fijación de precios, publicada en el Boletín Oficial del Estado del pasado domingo, es valorada como "positiva" por Casaño, quien considera que es "una medida esencial para asegurar el acceso de toda la población a este tipo de productos".

Sin embargo, el Gobierno deberá asegurar el abastecimiento suficiente de mascarillas, guantes y gel antiséptico en toda la red de farmacias de España para acabar con el mercado paralelo, o la medida podría ser contraproducente. Al respecto, Casaño asegura que los farmacéuticos confían en que el Ejecutivo, a la hora de establecer el precio de referencia, "va a tener presente esta posibilidad y adoptará una decisión que permitirá evitar esta situación".

Asimismo, esperan que también cuente con el stock suficiente de mascarillas para que no se produzcan situaciones de desabastecimiento y habilite los cauces necesarios para reabastecerse rápido, en caso de ser necesario.

Reparto de mascarillas

La Subdelegación del Gobierno en Córdoba arrancó hace una semana la distribución de 174.000 mascarillas en la provincia, una medida que Casaño califica de oportuna. Sin embargo, critica que "la fórmula adoptada para su distribución no ha sido la óptima ni, sobre todo, la más equitativa". 

Para el Colegio de Farmacéuticos, la propuesta sigue siendo que las mascarillas puedan distribuirse desde las farmacias de forma controlada a toda la población, a través de la tarjeta sanitaria, a margen cero, sin ganancia ni beneficio para la farmacia y al precio que establezca el Gobierno, propuesta que, aseguran, ya han ofrecido a las autoridades sanitarias.

"Estamos en una situación de gran angustia para la población y esta medida facilitaría el acceso en condiciones de igualdad a todos los andaluces, priorizando su distribución a las personas y colectivos más vulnerables ante el coronavirus, y permitiendo controlar en tiempo real las mascarillas disponibles y dispensadas". 

Uso seguro de las mascarillas

El Colegio de Farmacéuticos de Córdoba se ha sumado a la campaña puesta en marcha por el Consejo General de Farmacéuticos para que los ciudadanos conozcan cómo deben utilizarse y hagan un uso adecuado y seguro de las mascarillas en el escenario actual de emergencia sanitaria por coronavirus.

Las circunstancias en las que se recomienda actualmente el uso de mascarillas son para profesionales sanitarios, para enfermos de covid-19, para personas con sospecha de infección (tos, fiebre o dificultad para respirar), personas sin síntomas que estén cuidando de un paciente infectado y personas sin síntomas en las que no sea posible mantener las medidas de distanciamiento social, especialmente en lugares concurridos.

Además, la utilización de mascarillas solo es efectiva en combinación con las medidas de higiene y distanciamiento social. Asimismo, es fundamental utilizar correctamente la mascarilla para evitar pérdida de eficacia y posible aumento del riesgo de transmisión.

Los pasos a seguir antes de ponerse una mascarilla son:

  • Lavarse las manos con agua y jabón o con una solución hidroalcohólica.
  • Identificar la parte superior de la mascarilla.
  • Colocar la mascarilla en la cara. Si dispone de pinza nasal, ajustarla a la nariz.
  • Enganchar la mascarilla a las orejas o a la parte posterior de la cabeza, según el modelo.
  • Bajar la parte inferior de la mascarilla a la barbilla, verificando que cubra la barbilla.
  • Pellizcar la pinza nasal con ambas manos para ajustarla a la nariz.

Una vez ajustada la mascarilla no se debe tocar la mascarilla nunca con las manos, y si se necesita tocar la mascarilla, se deben lavar previamente las manos con agua y jabón o frotárselas con una solución hidroalcohólica. Tampoco se debe colocar en una posición de espera en la frente o debajo de la barbilla ni durante ni después del uso.

Para retirar la mascarilla los pasos a seguir son:

  • Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica.
  • Retirar la mascarilla sin tocar la parte frontal de la mascarilla.
  • Desechar la mascarilla en un contenedor provisto de una bolsa de plástico. (preferiblemente con doble bolsa), y a ser posible con tapa y control no manual.
  • Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios