Balance

Córdoba cierra el ejercicio de 2020 con 8.738 personas afectadas por un ERTE

  • Entre los meses de abril y diciembre más de 47.500 personas se vieron afectadas por el cese de su actividad ante la pandemia 

Varias personas caminan por el centro de Córdoba. Varias personas caminan por el centro de Córdoba.

Varias personas caminan por el centro de Córdoba. / Juan Ayala

Córdoba cerró 2020 con 8.738 personas afectadas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), un 79% menos del total de trabajadores que se encontraban afectados por esta situación al inicio de la crisis sanitaria, cuando se alcanzó un máximo de 41.884 desempleados en la nómina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). En términos globales, desde abril hasta diciembre, 47.573 cordobeses han sido perceptores de ERTEs en la provincia.

Desde el pasado mes de abril (inicio de la pandemia) y hasta diciembre el gasto acumulado en prestaciones por desempleo ascendió en la provincia a 426,46 millones de euros, de los cuales 126,84 millones correspondieron al pago de los trabajadores afectados por un ERTE.

El Gobierno y los agentes sociales han llegado a un acuerdo para prorrogar los ERTE desde el 1 de febrero hasta el 31 de mayo, en condiciones similares a las existentes hasta ahora, el tercer gran acuerdo desde el inicio de la pandemia.

Se trata de “una demostración más de la voluntad de diálogo social y de trabajo conjunto por parte del Gobierno de España, que va a permitir continuar el nivel de protección y de estabilidad de los trabajadores en las empresas", ha afirmado la subdelegada del Gobierno de Córdoba, Rafaela Valenzuela.

El acuerdo contempla la prórroga de todos los ERTE basados en causas relacionadas con el coronavirus. Dentro de éstos, se reconocen de nuevo exoneraciones a empresas que sean titulares de los mismos y pertenezcan a sectores con una elevada tasa de cobertura por el expediente y una reducida tasa de recuperación de actividad, si bien se utilizan criterios objetivos más generosos para determinar estos sectores, lo que da lugar a la incorporación de nuevos CNAE, que implican que se proteja a empresas que dan empleo a casi 50.000 personas trabajadoras más. Los ERTE mantienen la flexibilidad en su aplicación.

Se prevé expresamente la posibilidad de que aquellas empresas que se vean afectadas por restricciones que impidan o limiten su actividad soliciten a la autoridad laboral un ERTE de limitaciones o impedimento en idénticos términos de tramitación y requisitos que los del III Acuerdo Social en Defensa del Empleo.

Los ERTE Covid basados en causas Económicas, Técnicas, Organizativas y de Producción (ETOP) se podrán seguir beneficiando tanto de la simplificación de trámites prevista en el artículo 23 del Real Decreto-ley 8/2020 como de la posibilidad, inexistente en su regulación ordinaria, de tramitar una prórroga presentando ante la autoridad laboral un acuerdo en tal sentido con la representación unitaria o sindical.

Valenzuela ha señalado que esta medida, así como el resto de las que han sido aprobadas desde el pasado mes de marzo han servido para “amortiguar” los efectos de la crisis causada por el Covid-19. “ Estamos viviendo momentos de excepcionalidad y en situaciones como esta corresponde al Gobierno ofrecer certeza y seguridad”, ha considerado.

Según los últimos datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, Córdoba cerró el año pasado con casi 80.000 personas en el paro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios