Ocio

Córdoba también tiene pasión por las dos ruedas

  • Más Gas y Alas MC son dos de los clubes de Córdoba que se componen de apasionados por el mundo de las motos y organizan encuentros y salidas por carretera

Miembros de Más Gas (arriba) y Alas MC (abajo) con sus motos en las entradas de sus sedes. Miembros de Más Gas (arriba) y Alas MC (abajo) con sus motos en las entradas de sus sedes.

Miembros de Más Gas (arriba) y Alas MC (abajo) con sus motos en las entradas de sus sedes. / Lolo Agredano

Pasión por las motos, equipamiento adecuado para rodar con ellas por carretera y un chaleco con distintivos. La figura del motero es reconocible incluso cuando se separa de su amiga de dos ruedas y el nombre de su club siempre se puede leer en la espalda de su prenda. En la cultura popular, especialmente desde Estados Unidos, se ha cocinado esa imagen de tipos duros e incluso peligrosos, como la banda de Jax Teller de Sons of Anarchy o la de Johnny Klebitz en GTA IV: The Lost and the Damned, pero estos estereotipos –como suele ocurrir con los estereotipos– se alejan de la realidad. Un club de moteros (MC) se rige por la unión de personas que disfrutan de su moto y que comparten esta pasión con todo el que quiera formar parte de la experiencia.

En Córdoba también hay hueco para esta afición, con varios clubes que organizan actividades en torno al mundo de las motos, especialmente salidas en las que cada miembro puede disfrutar de su vehículo y su forma de desenvolverse en carretera. El más antiguo en activo es el club Más Gas, presidido por José María Rubiano, con 30 años de vida en la capital. Rubiano asegura que “ya no queda ningún club de esa época”, pero que eso no ha sido impedimento para que sigan surgiendo nuevas sociedades que han enriquecido la forma de entender y disfrutar esta afición.

Tanto es así que el presidente de Más Gas asegura que “nos llevamos muy bien entre todos, siempre depende de las personas, pero tenemos muy buena relación”. Dada su veteranía, su club ha sido la cuna de la que han surgido algunos de los otros que se pueden encontrar en la ciudad, con los que se unen para “organizar fiestas y salidas, también a nivel nacional e internacional”.

Socios de Más Gas en el interior de su sede. Socios de Más Gas en el interior de su sede.

Socios de Más Gas en el interior de su sede. / Lolo Agredano

Estas actividades ayudan “a que nos quitemos un poco el estigma que hay sobre los moteros porque podemos enseñar que para nosotros prima la hermandad y el respeto, lo demás son cosas de las películas”. Su sede está abierta “para todo el quiera acercarse y hacer las actividades con nosotros, es la mejor forma de conocernos, puede venir quien quiera”, incluso a las salidas que se organizan durante los fines de semana.

El coronavirus ha afectado a todas las citas que organizaban y, por el momento, “aguantamos con la sede por las cuotas de los socios y el compromiso que tienen al formar parte del club”. La sede, gracias al seguimiento de las medidas de seguridad, sigue siendo un punto de encuentro para ellos y para los viajeros que siguen llegando desde distintos puntos de España.

El confinamiento supuso “un jarro de agua fría” para otro club cordobés, Alas MC, que se encontraba con los preparativos de su primer aniversario. El presidente de la formación, Gaby Castro, apunta que además, “debido a la situación, hemos tenido que cancelar conciertos, fiestas y eventos que teníamos programados en nuestra sede”. Desde abril de 2019 forman parte de Alas MC España, por que además de con los socios también cuentan con la presencia de los Road Crew, “miembros muy vinculados al club, parte de la familia, que por circunstancias personales o profesionales no pueden adquirir los compromisos que el MC exige”.

Distintivos de Alas MC y un 'Road Crew'. Distintivos de Alas MC y un 'Road Crew'.

Distintivos de Alas MC y un 'Road Crew'. / Lolo Agredano

Y es que Castro destaca que el sentido de la hermandad es lo que hace especiales a los MC, ya que a través de la pasión por las motos se llega a “una forma de vida, nos apoyamos los unos a los otros en todo momento, con lo que jamás te sientes solo”. Esto hace que, además, también guarden una buena relación con el resto de clubes de toda España.

Aunque las motos pueden identificarse como el elemento que los une, Castro diferencia entre el motorista y el motero. A su juicio, el primero usa la moto como medio mientras que el segundo “siempre será fiel a su máquina”. Esa pasión es la que les hace querer compartir con quienes lo viven de la misma forma, teniendo claro que “no habrá lluvia, nieve o catarro que lo deje en cama, ni distancia que se interponga” a la necesidad de “sentir todos los días la incomparable sensación de conducir una moto”.

Detalle de la sede de Alas MC. Detalle de la sede de Alas MC.

Detalle de la sede de Alas MC. / Lolo Agredano

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios