Trasplantes de órganos en el Reina Sofía Córdoba lidera la tasa de donación de órganos en Andalucía y supera la española

  • El año pasado 48 familias dijeron sí a la donación en el Hospital Reina Sofía

  • El centro realizó 216 injertos de órganos y 169 de tejidos

Dos hermanos trasplantados de corazón, rodeados de personal médico y representantes de asociaciones de pacientes. Dos hermanos trasplantados de corazón, rodeados de personal médico y representantes de asociaciones de pacientes.

Dos hermanos trasplantados de corazón, rodeados de personal médico y representantes de asociaciones de pacientes. / Laura Martín

La provincia de Córdoba ha liderado en 2019 la tasa de donación en Andalucía alcanzando los 61,5 donantes por millón de población (p.m.p.) y situándose con ello por encima de la media regional y nacional, que están en 51,1 y 48,9 respectivamente.

El Hospital Reina Sofía realizó el pasado año 216 trasplantes de órganos y 169 de tejidos y registró 48 donantes. Esto quiere decir que 48 familias fueron solidarias y dijeron "sí" en un momento tan delicado como la muerte de un ser querido.

En 2018 el centro sanitario anotó 40 donantes, por lo que el crecimiento ha sido de un 20% hasta llegar a los 48. Hasta ahora las mejores cifras se dieron en 2016, con con 59, y en 2017, con 57. De ahí la importancia de concienciar a la sociedad para que el número siga creciendo y se puedan salvar más vidas.

La delegada de Salud de la Junta, María Jesús Botella, ha destacado en el balance de la actividad trasplantadora que "2019 fue un buen año" y además coincidió con el 40 aniversario del primer injerto realizado en el hospital. "La historia de los trasplantes es una historia de trabajo y éxito conjunto", ha señalado.

Botella ha resaltado que con estos datos "estamos por encima del objetivo marcado en el Plan Estratégico 50x20 de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT)", que establece alcanzar los 50 donantes p.m.p. en 2022, "una cifra que en Córdoba se supera con creces". Para la delegada, "que Córdoba siga avanzando en el ámbito de los trasplantes nos posiciona en el territorio nacional".

Una de cada cuatro donaciones se ha hecho en asistolia, un 7,5% más que en 2018

Por otra parte, el Reina Sofía ha vuelto a mejorar su cifra de trasplantes de órganos, realizando en 2019 un total de 216, lo que supone 18 intervenciones más que en el año anterior y se sitúa como el segundo mejor dato de su historia trasplantadora.

El centro sanitario cordobés ha superado su récord en dos tipos de injertos, el pulmonar y el pancreático. En concreto, los profesionales del hospital han realizado 48 trasplantes de pulmón, 15 de ellos bipulmonares (el número más alto hasta ahora se dio en 2017, con 43 intervenciones) y nueve de páncreas (la cifra más alta hasta ahora era ocho en 2017), ocho combinados con riñón.

Según el balance, el hospital realizó el pasado año 87 injertos de riñón, 59 de hígado (nueve de ellos infantiles) y 13 de corazón (uno de ellos a un niño).

Entre los trasplantes combinados del pasado año, además de los de páncreas-riñón, destaca uno de hígado y riñón y otro de hígado y pulmón. Por otro lado, en el ámbito de los tejidos se efectuaron 91 injertos de córnea y 78 de médula ósea.

Por su parte, la gerente del Reina Sofía, Valle García, ha destacado que estos buenos datos "no serían posibles sin el compromiso de la sociedad y el esfuerzo de los profesionales", a quienes ha agradecido su trabajo y dedicación.

Además, ha incidido en que las cifras de injertos pulmonares son "son especialmente positivas" ya que "hemos alcanzado un récord histórico desde que en 1993 el equipo de trasplante pulmonar iniciara su actividad". El objetivo es aumentar el número "implementando medidas".

El hospital ha superado su cifra histórica en injertos pulmonares y pancreáticos

También ha hecho referencia a la alta preparación del equipo de Cirugía Cardiovascular ante el aumento de la complejidad de las intervenciones de corazón ya que los pacientes muchas veces llegan al quirófano en situaciones muy avanzadas de insuficiencia cardíaca y deterioro orgánico general.

Estas complicaciones conllevan que en la mitad de los injertos de este tipo se utilicen sistemas de asistencia circulatoria (bombas intra o extra corpóreas) para suplir la función de uno o de los dos ventrículos y así ayudar al corazón a desarrollar la función plena antes del trasplante y después, hasta que el nuevo órgano alcance su adecuado funcionamiento.

El coordinador de Trasplantes, José María Dueñas, ha añadido que una de cada cuatro donaciones registradas el pasado año en el Reina Sofía (12 de ellas) fueron en asistolia, un 7,5% más que el año anterior.

Los profesionales siguen apostando por esta fórmula que consiste en la extracción de los órganos una vez que se confirma el cese irreversible de las funciones cardiorrespiratorias del paciente.

En cuanto a la donación de vivo, el intensivista ha explicado que en 2019 se contabilizaron cuatro, una renal y tres hepáticas.

Novedades incorporadas en el último año

Entre otros aspectos a destacar en materia de donación y trasplante del pasado año figuran la reciente acreditación del Hospital Cruz Roja de Córdoba como centro autorizado para la extracción de órganos y tejidos. Además, en estos momentos, se está trabajando para la acreditación de otros centros de Córdoba. Esta iniciativa persigue incrementar el número de posibles donantes con los que ofrecer una respuesta lo más rápida posible a las personas que están a la espera de un órgano.

Otra de las líneas de trabajo de este año, ha manifestado Valle García, ha sido la implantación de procesos de la calidad y seguridad en el terreno de la donación, como la incorporación del Servicio de Microbiología al equipo multidisciplinar de trasplantes mediante la aplicación de técnicas de biología molecular como la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para el diagnóstico rápido y seguro de los microorganismos que puedan presentar los donantes.

En esta línea, destaca también la acreditación por la European Federation for Inmunogenetics (EFI), que permite garantizar la máxima calidad posible a la hora de realizar los estudios de histocompatibilidad e inmunogenética.

Por último, desde la Coordinación de Trasplantes y la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) se está trabajando en la incorporación de los Cuidados Intensivos Orientados a la Donación en aquellos pacientes con mala evolución y que son candidatos a la donación de órganos. Además, la Coordinación de Trasplantes se ha incorporado al grupo de trabajo de la ONT de donantes de órganos no estándar, para facilitar y mejorar la toma de decisiones y resultados del trasplante de órganos y tejidos a nivel internacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios