Córdoba

Córdoba encabeza el descenso del turismo en las Ciudades Patrimonio

  • La capital es el destino del grupo con más visitantes, pero también el que más sufre la desaceleración

  • La recuperación del Mediterráneo Oriental, clave de los malos momentos

Comentarios 1

El debate sigue abierto. El turismo no remonta y, en pleno verano, parece casi imposible una escalada hacia mejores datos. ¿Qué le está pasando a la capital? Le está pasando algo muy similar a lo que ocurre en el resto de Ciudades Patrimonio, pero con algunos apuntes. El primero, Córdoba es, en proporción, la ciudad con esta distinción donde más bajó el número de turistas entre enero y mayo de este año. La capital perdió casi 32.000 visitantes en los cinco primeros meses del año, una cifra a la que las otras 14 ciudades Patrimonio ni siquiera se acercan. Eso sí, los datos hay que analizarlos con perspectiva. Y es que Córdoba es la ciudad del grupo que más turistas recibió durante esta primera mitad del año. Se sitúa por encima de otras grandes capitales de provincia, como Santiago de Compostela o Salamanca, y también lo hace por encima de la todopoderosa Ibiza, pero aquí hay que tener en cuenta que no se han contabilizado aún sus meses más fuertes, los de verano.

Las ciudades de este grupo han experimentado bastantes altibajos a lo largo de este año y los datos apuntan a una mejora del turismo en los puntos más pequeños, mientras que en las grandes capitales este turismo se resiente. De esta forma, se observan caídas en el turismo en Santiago de Compostela, Tarragona, Toledo o Cuenca, mientras que el dato va hacia arriba en otros destinos como Cáceres, Ávila, Mérida, Segovia o Salamanca, especialmente en la primera.

Los destinos más potentes del grupo son los que más turistas han perdido estos meses

Son varios los agentes sociales y económicos que se han pronunciado acerca de este tema. Mientras el sector habla de falta de promoción y de regulación en las viviendas turísticas, desde el Ayuntamiento cargan contra las condiciones laborales del sector y poco más. El análisis de este descenso debe ser mucho mayor y habría que tener en cuenta que, por ejemplo, la problemática de las viviendas turísticas ocurre en toda España, y no en toda España cae el turismo. Sobre esto se pronuncia Ricardo Hernández, profesor del Departamento de Economía, Sociología y Políticas Agrarias de la Universidad de Córdoba (UCO). "Es un problema de regulación y de exigir cumplir la normativa actual", pero "este problema es generalizado en España y en todas las ciudades junto a su provincia no cae el turismo", señala Hernández. El profesor de la UCO hace hincapié en la necesidad de contar con una oferta nocturna potente, parecida a la que había en los años 2009-2012, con actividades simultáneas para la noche en el Alcázar, en las Caballerizas Reales o en la iglesia de San Bartolomé.

Pero todavía habría que ir más allá. La consultoría turística Adeitur da con otra de las claves, el comportamiento del mercado extranjero. El turista internacional es el que más ha caído en Córdoba a lo largo de este año y una de las razones principales ha sido la estabilización de los países del Mediterráneo Oriental. Destinos de estos puntos han crecido a principios de año en cuanto a turismo casi un 40%, mientras que hasta hace poco las ciudades patrimoniales de España se aprovechaban de los momentos políticos por los que pasaban para captar a sus turistas potenciales. Ahora, Turquía o Egipto están desarrollando campañas de descuentos muy agresivas, según señala Adeitur, de manera que sólo en dos meses han recibido 1,2 millones de turistas más de lo habitual. Esto quiere decir que en meses donde la playa no es lo habitual, estos destinos han concentrado gran parte del turismo extranjero a través de los circuitos culturales, lo que ha dejado a las Ciudades Patrimonio, y especialmente a Córdoba, en una situación muy comprometida.

Y ya no sólo habría que comparar a Córdoba con el resto de las ciudades del grupo, sino con algunas de sus competidoras más directas, como son Granada y Sevilla, que también ganaron turistas en estos meses del año. Según Adeitur, la clave está en la vulnerabilidad de la capital cordobesa ante "cualquier mínima tendencia", algo que no le ocurre a otros destinos de similares características. Por lo tanto, desde esta consultoría apuntan hacia "medidas urgentes" para no caer en un descenso crónico: más presupuesto, segmentación turística y potenciación del aeropuerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios