• Lamenta que los gobiernos, desde el local hasta el estatal, no hayan estado "a la altura de las circunstancias" con el sector durante la pandemia y aboga por impulsar el turismo de congresos

Antonio Caño | Presidente de la Asociación de Viajes de Córdoba “Córdoba es un destino turístico de primer orden”

El presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Córdoba, Antonio Caño. El presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Córdoba, Antonio Caño.

El presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Córdoba, Antonio Caño.

Miguel Ángel Salas

Escrito por

· Lourdes Chaparro

Redactora

Antonio Caño ha sido reelegido como presidente de la Asociación de Viajes de Córdoba y representa a uno de los sectores más castigados por la pandemia del coronavirus. Es crítico con la actuación del Instituto Municipal de Turismo (Imtur) a la hora de conceder ayudas y destaca la importancia que este sector representa para la economía española y también para la local.

–¿Por qué decidió presentarse a la reelección como presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Córdoba?

–Ha sido una decisión obligada por la situación en la que se encuentra el sector, los años que llevo en el cargo, que van para diez años, y la actualidad. Nadie se ha lanzado y, creo que también sería una falta de responsabilidad por mi parte y poco corporativo dejar la presidencia de las agencias de viajes. Ha sido más un tema de responsabilidad corporativa.

–¿Han cambiado sus objetivos al frente de la entidad o son los mismos del anterior mandato?

–Los objetivos que nos hemos marcado desde el principio han sido siempre defender los intereses del sector que, desgraciadamente desde el punto de vista asociativo, lleva sufriendo más de una década la caída del número de asociados. El objetivo que siempre hemos llevado por bandera ha sido la promoción del destino turístico y la comercialización de los recursos turísticos y, para ello, siempre hemos ido y ahora más con la pandemia hemos incidido mucho en la innovación tecnológica.

–Aludiendo a las nuevas tecnologías, ahora mismo un usuario puede organizarse desde su casa un viaje e, incluso dar la vuelta al mundo sin tener que ir a una agencia, ¿por qué son necesarias?

–De toda la vida, la función de la agencia tradicional ha sido la de asesor de viaje. Con la irrupción de las nuevas tecnologías e internet hace 20 años, las agencias creíamos que íbamos en caída, pero al final nos adaptamos porque somos camaleónicos en la economía y nos solemos adaptar a todos los cambios, y más del 80% de las agencias de viaje hoy en día tienen su plataforma de comercialización de productos turísticos. La utilidad de la agencia de viajes es la de asesorar al cliente durante la compra, la venta y también en la posventa, algo a lo que las grandes les cuesta llegar. Cualquier incidencia que un cliente tiene con una gran superficie de comercialización de productos turísticos es en la interlocución y durante los primeros cien días de confinamiento se vio que las agencias tradicionales hemos estado más a la altura que las de grandes plataformas, donde la respuesta ha sido más lenta y han sufrido un agravio comparativo bastante importante. Creo que el asesoramiento muy personalizado, mucho más que una agencia online, es parte de la importancia y el objetivo principal de las agencias de viajes.

–Ha hecho referencia al confinamiento, ¿qué supuso para el sector en Córdoba?

Antonio Caño, en la calle Cruz Conde. Antonio Caño, en la calle Cruz Conde.

Antonio Caño, en la calle Cruz Conde.

–El 13 o el 14 de marzo de 2020 podíamos tener en Córdoba cerca de diez millones de euros de anticipo de clientes para viajes de diario, de empresa, de negocios y de Semana Santa. Fue un mazazo impresionante porque no solo tuvimos que iniciar las reclamaciones de devolución de todos esos importes, sino que además tuvimos que devolverlos. Pedimos incluso al Gobierno central que decretara una ley que nos cubriera las reclamaciones por parte de los clientes porque la Ley de contratos y viajes combinados nos obliga a ser los responsables subsidiarios principales de cualquier tipo de incidencia.

–¿Incluida una pandemia?

–No estaba incluida. Y llevamos prácticamente casi un año reclamando. Nos dejaron un año para poder entregar bonos a nuestros clientes y no ser los responsables directos de esas devoluciones y de cualquier tipo de incidencia. Yo creo que la pandemia nos ha venido a hacer que adelantemos esa reclamación que llevamos haciendo prácticamente diez años sobre esa ley, que veíamos totalmente injusta. Seguimos reclamando ante Europa, por todas las vías, que compañías aéreas como pueden ser Air Europa o Ryanair, que se lleva la palma, devuelvan esos importes cuanto antes para que nosotros no tengamos que hacer frente a ello. Siempre se han escudado en que ellos tenían unos gastos previstos y que han tenido que cubrir y, si no perciben ayudas por parte del Gobierno para cubrir esas deficiencias, ahora difícilmente tienen dinero para devolver el dinero anticipado. En Córdoba tuvimos que devolver en parte y, por lo que pudimos contabilizar, pudimos devolver casi una cuarta parte de todos esos importes.

–¿Cuántas agencias de viaje han tenido que cerrar en Córdoba por la crisis del coronavirus?

–Desgraciadamente, en nuestro caso más del 10% de las agencias de viajes de Córdoba, unas quince, han tenido que cerrar, que pueden ser alrededor de 25 o 30 familias que se han quedado en el camino.

–Entonces, ¿cuáles son las perspectivas?

–Para mayo, ahora mismo, se han animado mucho los alojamientos rurales, las salidas de fines de semana y los destinos de playa. Para nosotros, además de las agencias de viajes también están los hoteles y están llegando a una ocupación de más del 30% para los fines de semana; creo que incluso se están animando con grupos. Para el destino turístico Córdoba, los hoteles son un buen termómetro, que nos indican el movimiento de emisión nacional, pero mayo se ha perdido por completo. Las agencias de viajes no vendemos más de un 10% de la comercialización turística de receptivo aquí en Córdoba. El turismo internacional, además, está flojísimo.

"Más del 10% de las agencias de viajes de Córdoba han tenido que cerrar"

–¿Hay vida para el turismo en Córdoba más allá de mayo?

–Llevamos años trabajando en ello. Desde la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) y la comisión de turismo trabajamos en el sector de turismo de negocios, que son reuniones, congresos y eventos, para desestacionalizar y poder ampliar los meses de septiembre, octubre y noviembre con la organización de determinados congresos y de turismo de negocios porque es el mayor desestacionalizador del turismo. Es importante que retomemos el diálogo en cuanto al turismo de congresos. Tenemos unas posibilidades importantes porque la ciudad de Córdoba es muy agradable tanto de paseo como de climatología, menos los meses de julio y agosto. Tenemos uno de los mayores cascos históricos de Europa, siete denominaciones de origen…

–Si, pero todos esos recursos ya se conocen y solo se vende eso. ¿Se tiene que reinventar el sector para atraer a más turistas?

–Lo que tiene que hacer el turismo de Córdoba es orientarse a un destino desestacionalizador. Somos un destino turístico de primer orden. El gasto medio de un congresista está en torno a los 250 euros, mientras que el turismo vacacional de jueves a domingo lo vamos a tener todo el año. Ese tipo de clientes quiere hoteles de cuatro o cinco estrellas y la ciudad se está armando de hoteles de esta categoría y tenemos todas las armas para poder hacer que el turismo de negocios, con el Palacio de Congresos y el Centro de Convenciones. Todo esto hace que la estrategia turística adquiera importancia y tenga una posición a nivel nacional. Ahora mismo estamos trabajando en la captación de una cumbre mundial de gestores de viajes de empresas. En España, esta asociación representa al Ibex35, imagina a qué empresas representan a nivel mundial. Tenemos que trabajar y poner toda la carne en el asador de la parte presupuestaria que corresponda a promoción turística de la ciudad para una mayor desestacionalizador.

–¿Cree que desde el Ayuntamiento de Córdoba no se está promocionando bien este turismo de congresos?

Un momento de la entrevista concedida a 'el Día'. Un momento de la entrevista concedida a 'el Día'.

Un momento de la entrevista concedida a 'el Día'. / Miguel Ángel Salas

–Desde el Ayuntamiento de Córdoba lo que está faltando es un gran pequeño gran impulso desde el punto de vista presupuestario a la promoción turística. No obstante, se están haciendo muchos esfuerzos en apoyar el turismo de congresos. Hay una partida de 250.000 euros en apoyar la captación de congresos para ese futuro Centro de Convenciones y para que la ciudad, tanto el taxista, como el guía como el del restaurante, pueda vivir porque el turismo de negocios es totalmente transversal. Se están empezando a hacer cosas en buenas vías a futuro, pero que deberían haberse hecho antes. Hemos tenido que convencer y dotar de inteligencia turística a determinadas estructuras cerebrales para ello. La ciudad se lo merece y por suerte nos están escuchando, pero nos está costando mucho.

–¿Qué ayudas necesitan con más urgencias en el sector?

–Me duele decir que la única necesidad que tienen las agencias de viajes son ayudas directas. Hemos tenido más de cinco reuniones con el consejero de Turismo y vicepresidente de la Junta, Juan Marín, y se nos prometieron más de nueve millones de euros, que al final se han quedado en cinco millones, para las más de 1.800 agencias que hay. Pero es que llevamos quince meses cerrados. Nadie va a salvar por 2.000 o 3.000 euros a cualquier empresa porque el problema es estar 15 meses cerrados y pagando el alquiler, agua, y seguros sociales. Hemos tenido que explicar en innumerables ocasiones el funcionamiento de una agencia de viajes para que pudiéramos estar incluidos dentro de una determinada línea de subvención.

"Hemos puesto al país en el número uno a nivel mundial y ninguna administración ha estado a la altura de las circunstancias"

–¿Pero realmente dónde estaba el problema?

–En nuestro caso, nos estaban excluyendo de aquellos empresarios que hubieran estado en cese de actividad y había otra condición para poder acceder a las ayudas, que era el no ser autónomo societario. Esto es de primero de administrativo y de primero de turismo y se lo dijimos a la Junta y al final tuvieron que modificar esos términos.

–Es decir, que lo que necesitan las agencias cuanto antes son ayudas directas.

–Si, ayudas directas que en algunas comunidades autónomas han ido en proporción al número de empleados que tienes activos y en ERTE. Ni la Administración local, ni la autonómica, ni la nacional han tenido respuesta ante lo que han aportado las agencias de viajes y el turismo a este país, en posicionarlo en primera línea a nivel mundial. Las ayudas no son ICOS, que están haciendo que el sector se endeude más. Cuanto más meses pasen con esta situación, más endeudamiento tendremos, por lo que no me facilites más ICOS ni ERTE. Hemos puesto al país en el número uno a nivel mundial y ninguna administración ha estado a la altura de las circunstancias. Córdoba vive del turismo, es su primera industria.

–Critica la actuación de las administraciones públicas durante la pandemia, en el caso de Córdoba, ¿qué ha hecho el Ayuntamiento?

–El Imtur ha sacado una línea de ayudas a las que tuvieron acceso todas las empresas que quisieron. Las condiciones no eran tampoco muy restrictivas, ni muy complicadas e, increíblemente no sabemos qué ha pasado en la asignación de las ayudas. Me atrevo a decir que hasta un 40% no de se han admitido desde el Imtur. Además, por causas que son irrisorias, como que la fotocopia de una escritura estaba mal. Yo tuve una experiencia con la Consejería de Hacienda para devolvernos los gastos de 1.800 euros de registro, escritura y notario del aval de Garantia que, después de enviar la documentación, nos dijeron que iba mal. Me llamó un técnico de la Consejería de Hacienda y me explicó cómo tenía que hacerlo para que entrase. Del Imtur no hemos recibido llamada ninguna que yo sepa para ayudar a que esos empresarios del sector turístico pudieran tener acceso a esas ayudas. Tú sacas una línea de ayudas para ayudar al empresario, no para hacer campaña.

–Fitur se celebra a final de mes, ¿qué expectativas tienen?

–Las expectativas de este año, a nivel global, son de mucha ilusión y de dar la imagen de que es la primera feria de turismo a nivel mundial. Creo que es más un punto de fuerza para demostrar al mundo que podemos organizar una feria a nivel mundial, que posiblemente no estará a la altura de 2019 por las condiciones sanitarias.

–¿Y a nivel local?

–Este año ha habido una rescisión en cuanto a que el Ayuntamiento de Córdoba, creo que con buena lógica, va a ir en un stand independiente. El sector del turismo de negocios y asociación de organizadores de congresos llevaba reclamando a anteriores gobiernos tener un expositor propio y trabajar una agenda de negocios dentro de Fitur y creo que se va a profesionalizar. No hemos llegado con el tiempo suficiente como para organizarlo como se debe, pero alguna vez hay que empezar. Creo que va a ser un buen punto de apoyo para que en próximos años se afiance.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios