EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

La Cata del Vino cierra con un "éxito rotundo" tras recibir 80.000 visitas

  • El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla-Moriles trabaja ya en repetir el modelo de feria vinícola en Málaga, Bilbao, Sevilla y Madrid antes de fin de año

La XXX Cata del Vino Montilla-Moriles se recordará como una edición "histórica". El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen, Javier Martín, avanzó ayer que alrededor de 80.000 personas han visitado la feria vinícola desde su apertura al público el jueves, lo que supone superar "con creces" las 65.000 entradas que se vendieron en la edición del año pasado. Estos datos "de récord" llevaron a Martín a calificar la cita de "éxito rotundo" y permiten, además, insuflar oxígeno a un sector necesitado de una mayor promoción y distribución.

Los buenos datos cosechados, de hecho, son el aldabonazo que la Denominación de Origen (DO) necesitaba para exportar el modelo de cata a otras ciudades. Martín avanzó que los bodegueros del marco estarán presentes en la ciudad de Málaga en una cita conjunta con empresas de aquella provincia que se celebrará en julio o septiembre. La DO también llevará sus productos a Bilbao, Madrid y Sevilla, con actividades "estratégicas" para que el sector termine de posicionarse entre los aficionados a la enología, dijo Martín. Será la primera vez que el marco protagonice catas similares a las de Córdoba fuera de la provincia, y todas tendrán lugar antes de que termine el año, si bien la fecha aún está por concretar, aclaró el máximo responsable de la DO.

Martín agradeció los resultados al "buen tiempo", a la colaboración de los medios de comunicación y al "éxito" de vincular por primera vez el mundo del vino y la cultura. Actividades como la I Gymkana Universitaria Montilla-Moriles -con la colaboración del Campus de Excelencia Internacional en Agroalimentación ceiA3-, por ejemplo, han terminado de acercar a la cata a un nuevo perfil de consumidores, más informados. "Se nota que hay un interés creciente en la producción. Cada vez más jóvenes piden una variedad determinada, saben beber y saben comer", dijo Martín. Como prueba de ello, "se ha erradicado por completo" el botellón que años atrás solía tener lugar junto al recinto de la cata, lo que "demuestra que la gente acude a beber bien", destacó Martín.

La XXX Cata del Vino Montilla-Moriles abrió al público el jueves, con la inauguración de la exposición Julio Romero de Torres y el vino, en la galería superior del Palacio de la Merced, y un desfile de modelos del diseñador Daniel Carrasco. Durante estos días, también se ha desarrollado la II Semana Cultural, con conciertos del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena, en el Patio de Columnas del Palacio de Viana; una semana gastronómica con varias comidas ofrecidas por Celia Jiménez o José María González y una cata homenaje a la mujer. También se han entregado varios premios, entre ellos a las tabernas y restaurantes que mejor promocionan los caldos de la tierra. El número 10, Ordóñez, La Cazuela de la Espartería, Bodegas Mezquita y La Montillana fueron consideradas por los expertos como las mejores tabernas para degustar un Montilla-Moriles. Puerta Sevilla, El Churrasco, Bodegas Campos, El Caballo Rojo y El Bandolero conforman el listado de restaurantes.

"Se nota que la gente tenía ganas de pasarlo bien, hemos sabido poner un poco de optimismo al desánimo general", destacó Martín, que concluyó que la Cata ha sido "el mejor adelanto posible del Mayo Festivo". El día de mayor afluencia fue el sábado, pues antes incluso de que las puertas del recinto ubicado junto a la Diputación abrieran había ya una nutrida cola de visitantes bajo el sol del mediodía. Tal ha sido la respuesta popular que la organización se quedó ayer sin tiques e, incluso, agotó los catavinos serigrafiados con el logotipo de la 30ª edición que entregaba como obsequio. "Tuvimos que ir a Montilla a por más", desveló Martín.

El balance comercial también ha sido positivo para las bodegas y tabernas participantes. El presidente de la Denominación de Origen destacó que las empresas que han estado presentes "han aumentado sustancialmente las ventas", si bien no podrá concretar el dato hasta concluir una encuesta que se ha realizado a los participantes. Entre ellos había bodegas de referencia en el marco como Alvear, Robles, Toro Albalá o San Acacio; cooperativas como La Purísima, La Aurora, La Unión o Virgen del Rosario, y lagares familiares como Los Raigones. Entre los restaurantes y tabernas, La Bortola de Santa Cruz, La Cazuela de la Espartería o El Poema, hasta un total de 28 participantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios