El Martes de la Ilusión

Una cabalgata en globo en Córdoba de lo más fugaz

  • El desfile aéreo de Melchor, Gaspar y Baltasar apenas dura unos 20 minutos por culpa del viento

Una familia observa el paso de los globos de los Reyes Magos por Córdoba. Una familia observa el paso de los globos de los Reyes Magos por Córdoba.

Una familia observa el paso de los globos de los Reyes Magos por Córdoba. / Juan Ayala

La Cabalgata en globo de los Reyes Magos de Córdoba ha sido un visto y no visto. La culpa, según dicen desde el Ayuntamiento de Córdoba, ha sido del viento, que iba más rápido de la cuenta. Después de poner todas las esperanzas en el que es el día más importante para los pequeños de la casa, Melchor, Gaspar y Baltasar han pasado fugazmente por el cielo de Córdoba a media mañana.

El punto de partida elegido ha sido el Paraninfo del Campus de Rabanales de la Universidad de Córdoba. La cita prevista era a las 11:00, aunque finalmente ha salido unos minutos antes. La culpa, el viento, otra vez. Y es que el aire que ha corrido esta mañana en la capital cordobesa era demasiado fuerte -y a buen seguro que frio- para que los tres globos en los que iban Melchor, Gaspar y Baltasar llevaran un ritmo más lento y adecuado para que su paso por la ciudad fuese más vistoso.

Ha sido la delegada de Cultura, Promoción de la Ciudad y Casco Histórico, Marián Aguilar, quien ha reconocido que el despegue ha empezado antes de lo previsto porque "las condiciones meteorológicas nos lo marcaban". Además, ha explicado que los globos "han ido un poco más rápido de lo que teníamos previsto porque el viento soplaba con más fuerza en la ciudad y sabíamos que dependíamos del viento como ya habíamos dicho con anterioridad". 

Un momento del paso de la Cabalgata en globo de los Reyes Magos en Córdoba- Un momento del paso de la Cabalgata en globo de los Reyes Magos en Córdoba-

Un momento del paso de la Cabalgata en globo de los Reyes Magos en Córdoba- / Salas

Algunos han tenido la oportunidad de verlos pasar de manera fugaz y la estampa que han dejado a su paso dejaba mucho a la imaginación. Desde La Asomadilla, la zona de Molinos Alta, desde la zona del río o desde alguna que otra terraza de El Brillante muchos se han quedado con las ganas de verlos pasar.

Tanto, que el recorrido ha sido objeto de polémica en las redes sociales y que, además, ha tenido algún que otro fallo en su retransmisión por parte de la Televisión Municipal, a la que estaban conectadas muchas familias en un intento de disfrutar del paso de sus Majestades de Oriente. Es más, el Ayuntamiento de Córdoba ha tenido que pedir disculpas por ello y ha informado de que de manera paulatina se iban a publicar vídeos de la cabalgata para no aumentar el mal sabor de boca que ha dejado en muchos.  

Con todo ello, el vuelo de la ilusión apenas ha durado unos 20 minutos y ha concluido en diferentes puntos de la ciudad. La culpa, de nuevo, el viento. 

En un año, el 2020, en el que la pandemia lo ha cambiado todo, la Cabalgata aérea ha ido demasiado rápida, al igual que la salida del Cortejo Real de los Reyes Magos en parapente, que también ha salido antes del mediodía, pero que ha atravesado el cielo de la ciudad durante algo más de tiempo para disfrute de quienes han podido avistarlos.

A pesar de todo, la agenda de Melchor, Gaspar y Baltasar antes de iniciar su viaje por toda la ciudad esta noche para entregar los regalos ha sido bastante ajetreada, como es costumbre cada 5 de enero. Por la tarde, los Reyes Magos han ido de nuevo hasta el Campus de Rabanales donde han sido recibidos por la Corporación Municipal.

Sin duda, una cabalgata aérea, la primera de la historia en la ciudad, por culpa de la pandemia del coronavirus, y que no ha dejado indiferente a nadie. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios