Protesta

CSIF Córdoba reclama el rescate público del servicio telefónico del 061 y Salud Responde

  • El sindicato se ha concentrado ante la falta de respuesta de la Administración para que el personal de estos servicios esenciales dignifique sus condiciones

Concentración de CSIF ante la Delegación del Gobierno de la Junta en Córdoba.

Concentración de CSIF ante la Delegación del Gobierno de la Junta en Córdoba.

CSIF Córdoba ha llevado a cabo este jueves una concentración bajo el lema "Por el rescate del servicio telefónico de 061 y Salud Responde" junto a la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía ante la falta de concreciones por parte de la Administración para que los trabajadores de ambos servicios dignifiquen sus condiciones.

En Córdoba se contabiliza una treintena de gestores telefónicos del 061 mientras que en el conjunto de Andalucía ambos servicios suman unos 600 profesionales.

El responsable del Sector de Empresa Privada de CSIF Córdoba, Antonio Andrés, explica que "estas movilizaciones se han celebrado en las ocho provincias y con ellas hemos sacado a la calle esta reivindicación para hacer partícipe a la ciudadanía de la precariedad que sufren los trabajadores del servicio telefónico de 061 y Salud Responde".

"Este personal, que depende de la empresa privada Ilunion como concesionaria, pero que desarrolla un servicio público esencial, como ha quedado demostrado por ejemplo en esta pandemia del covid-19, se rige por el convenio de telemarketing cuando su labor del día a día nada tiene que ver con dicho convenio", según detalla el representante de CSIF.

La organización sindical subraya "la necesidad de que estos empleados tengan unas condiciones de trabajo dignas que ahora no tienen, con contratos de pocas horas en precario y pliegos de condiciones que no se cumplen", al tiempo que ha llamado la atención sobre que "incluso hay personal contratado desde 2007 a ocho horas semanales, algo que resulta inadmisible".

Andrés destaca también la falta de formación y la comunicación de turnos mensuales con tan solo dos días de antelación como otros de los elementos de precariedad de estos trabajadores, así como la saturación de llamadas y la presión constante a la que se ven sometidos con los tiempos de respuesta.

El rescate público de ambos servicios telefónicos es una reivindicación histórica de CSIF sobre la que ya se aprobaron varias iniciativas parlamentarias en la legislatura anterior, que fueron apoyadas por las fuerzas políticas que hoy sustentan el Ejecutivo andaluz. Asimismo, en la presente legislatura, concretamente en la sesión plenaria del pasado 25 de febrero, prosperó una moción que recoge la integración de estos trabajadores en el sistema sanitario público.

CSIF recuerda que la viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García, adquirió a finales de noviembre pasado un compromiso con CSIF para establecer un calendario para el rescate público del servicio de gestión telefónica de Salud Responde y del 061, "sobre el que a estas alturas aún no tenemos noticias".

El propio consejero del ramo, Jesús Aguirre, durante la Comisión de Salud y Familias celebrada el 5 de septiembre de 2019, hace un año y medio, declaró que "la gestión del servicio telefónico de emergencia sanitaria 061 y Salud Responde dejará de ser un servicio de gestión privada, y se incorporará, a la mayor brevedad posible, como un servicio propio del Servicio Andaluz de Salud", tal y como recoge el correspondiente diario de sesiones (Diario de Sesiones número 122 de Comisiones del Parlamento de Andalucía). "Transcurrido tanto tiempo no caben más dilaciones y hay que pasar de las palabras a los hechos", según manifiesta el responsable del Sector de Empresa Privada de CSIF Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios