Córdoba

El Ayuntamiento resuelve el contrato para reformar el convento Regina

  • El asunto podría derivarse al Consejo Consultivo y retrasar aún más el proyecto incluido en el Plan Turístico de Grandes Ciudades

Pie de foto Pie de foto

Pie de foto / firma foto

El Ayuntamiento finalmente ha decidido resolver el contrato con la empresa adjudicataria de la obra de rehabilitación del antiguo convento de Regina, después de que la firma haya renunciado a acometer los trabajos sin ni siquiera haberlos empezado. La Gerencia Municipal de Urbanismo requirió a la empresa a principios de junio su comparecencia con el objetivo de "formalizar el correspondiente acta de comprobación de replanteo", un paso indispensable para el inicio de los trabajos. Ya en ese momento se advirtió de que, en caso de "incomparecencia" -que así fue-, se iniciarán "los pertinentes expedientes administrativos" para reclamarle a la empresa "daños y perjuicios" que esta situación le puede ocasionar a la administración. La decisión ha sido la de resolver el contrato, un asunto que se lleva hoy a la junta de gobierno local. Ahora se inicia un periodo de alegaciones y el caso puede llegar al Consejo Consultivo, lo que supone dilatar los tiempos ya que hasta que este órgano no se pronuncie no se podría adjudicar de nuevo el proyecto.

El contrato para esta obra se adjudicó en marzo a la empresa, Construcciones y Desarrollos Tudmir, SL, después de un largo proceso iniciado en septiembre y por un valor de algo más de 500.000 euros. La obra del convento Regina se enmarca dentro del Plan Turístico de Grandes Ciudades, que tiene que estar concluido en marzo del año que viene, después de dos prórrogas. La memoria del proyecto indica que el inmueble situado entre las calles La Palma y Regina, en el barrio de San Pedro, tendrá finalmente un uso "cultural y turístico", a pesar de que en el anterior mandato se apostó por construir en este edificio un museo cofrade y un museo de las cuatro culturas. El objetivo ahora es que acoja distintos usos, como conferencias, exposiciones, charlas, espectáculos, y actividades culturales "compatibles con el valor artístico, patrimonial, histórico, arquitectónico y cultural de la edificación".

La junta de gobierno local también aprobará hoy el plan de seguridad de la obra del Templo Romano, lo que supone el último paso antes de la firma del acta de replanteo y el inicio de los trabajos, que se espera para la semana que viene.

Las obras de dicha fase consistirán en la instalación de una plataforma de unos 120 metros entre las columnas. Esta pasarela tendrá un doble fin: conseguir con la menor intervención y de la forma más reversible posible un elemento que permita la protección de las estructuras, así como permitir el acceso del público hasta el nivel actual del templo. También hará una apertura de la comunicación entre el Templo y el edificio del Ayuntamiento a través de la medianera de su planta baja; en este espacio se ubicará el centro de interpretación del monumento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios