Córdoba

El Ayuntamiento propone una tarifa plana diaria en el parking del Hospital

  • Los trabajadores pagarán si no van en coche compartido

  • Para las Consultas Externas se propone un precio de 1,4 euros a la hora, similar a un viaje de ida y vuelta con bonobús

Vista del aparcamiento del Hospital Reina Sofía. Vista del aparcamiento del Hospital Reina Sofía.

Vista del aparcamiento del Hospital Reina Sofía. / álex gallegos

El Ayuntamiento ya tiene listo el estudio de movilidad del Hospital Reina Sofía al que se comprometió tras la polémica suscitada cuando el Servicio Andaluz de Salud propuso una reforma del parking que implicaba el pago de los usuarios. En el informe elaborado por el Consistorio se sigue planteado la aportación económica tanto para los usuarios como para los profesionales del complejo sanitario, en varias modalidades. Para los que vayan a acompañar a enfermos se plantea "una tarifa plana económica a determinar, de carácter diario", para facilitar el estacionamiento. El estudio defiende esta medida con el objetivo de reducir el número de coches y recuerda que en la actualidad "todos los espacios de aparcamiento disponen de una tarifa irregular". Se trata de los llamados gorrillas que exigen un pago -en teoría voluntario- de un euro al día. El plan original de Salud establecía un aparcamiento de rotación al estilo de la zona azul, aunque tras la presión de los ciudadanos también se propuso una tarifa plana que nunca se llegó a fijar.

Los usuarios que se dirijan a Consultas Externas también tendrán que abonar una cantidad por aparcar, aunque en este caso se propone "una tarifa por horas similar a lo que supondría un viaje de ida y vuelta con bonobús", es decir, 1,4 euros (0,72 céntimos por trayecto). Pero no queda ahí la cosa porque -y esto sí es una novedad con respecto a los planes de la Junta de Andalucía- también se apuesta por poner precio por aparcar a los trabajadores. En este caso, relata el documento, al parking de profesionales sólo se podría acceder de manera gratuita si se llega en coche compartido -mínimo dos personas- o, de lo contrario se le aplicaría "una tarifa a determinar". Esto permitiría reducir la demanda de plazas en unas 300, frente a las 1.000 que hay en la actualidad.

En el apartado de trabajadores el estudio asegura que la gestión sería "flexible", de manera que se podría acceder con un sólo ocupante de manera puntual, así como en horario de tarde y noche cuando la demanda cae o para aquellos trabajadores de fuera de la capital que tendrían más dificultades para encontrar acompañante. ¿Cómo facilitar la modalidad del coche compartido? El informe propone la creación de un software -una aplicación- por parte del Hospital para facilitar la comunicación entre los usuarios e identificar las matrículas, así como la creación de "grupos dinámicos flexibles" para favorecer igualmente la relación entre los trabajadores interesados. Para los que no quieran compartir su coche el estudio propone que se aplique un abono mensual similar al del transporte público -que cuesta entre 28 y 33 euros-.

Entre los cambios previstos en la zona de aparcamiento, el informe de Movilidad plantea que los controles se sitúen en los accesos al centro sanitario y que haya cámaras de videovigilancia.

En el extenso documento elaborado por el Ayuntamiento se abordan las necesidades de movilidad en el entorno de la ciudad sanitaria no sólo desde el punto del vista del coche, sino también desde el transporte público, el peatonal y con bicicleta. Todas las medidas de manera conjunta tienen el objetivo de reducir el paso de vehículos ya que, en la actualidad, el coche privado sigue siendo el principal medio de transporte para acceder al Hospital. El 73% de los usuarios llega en su vehículo mientras que el 17% opta por el autobús. Sólo un 5% accede en bicicleta y el resto lo hace andando.

El estudio hace referencia a las deficiencias que muestra el entorno y que lo hacen poco atractivo para promover el transporte sostenible. Así, los accesos a través de la avenida del Aeropuerto carecen de acerado y sombra y el cruce con San Alberto Magno resulta peligroso. Lo mismo ocurre en la avenida Menéndez Pidal. Los carriles bici, aunque existentes, tiene poca promoción y en cuanto a los autobuses, la poca frecuencia en horas punta juega en contra de la movilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios