Córdoba

Asenjo dice que "la Iglesia no ha sustraído nada a nadie" con las inmatriculaciones

  • El que fuera obispo de Córdoba reitera que la Mezquita-Catedral pertenece a la Diócesis

Juan José Asenjo. Juan José Asenjo.

Juan José Asenjo.

Comentarios 1

"Puedo asegurar que la Iglesia no ha sustraído nada a nadie, ni se ha apropiado de algo que no fuera nuestro, del pueblo de Dios". Así de contundente se muestra el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, en la carta pastoral en la que defiende las inmatriculaciones realizadas por la Iglesia Católica, principalmente las de la Mezquita-Catedral de Córdoba y la Catedral, la Giralda y el Patio de los Naranjos de Sevilla, ambas realizadas siendo Asenjo obispo de Córdoba, en 2006; y arzobispo hispalense, en 2010.

En su misiva, titulada En honor a la verdad y escrita "para salvaguardar el buen nombre de la Iglesia", Asenjo repasa la historia de ambos bienes y se basa en los títulos históricos para defender la propiedad de ambos. El que fuera obispo de Córdoba muestra su "perplejidad" por la "deriva incomprensible" que ha tomado el asunto de la inmatriculación de los bienes de la Iglesia que, como recuerda, se ha realizado a partir de 1998, ya que hasta entonces estaba prohibida la primera inscripción de los templos destinados al culto católico en los registros de la propiedad. En este sentido, recuerda que en dos legislaturas de gobiernos socialistas (2004-2011) permaneció vigente el régimen jurídico de las inmatriculaciones de los bienes de la Iglesia, que fue suprimido en 2015.

A juicio de Asenjo, la polémica "no se funda en argumentos objetivos de carácter jurídico o histórico, sino en apriorismos y prejuicios. Estoy convencido de que la pretensión de anular las inmatriculaciones para que estos edificios señeros pasen a propiedad pública no tiene recorrido legal".

Respecto a la Mezquita-Catedral de Córdoba, Asenjo argumenta, a pesar de que desde el Ayuntamiento asegura que nunca ha sido propiedad de la Iglesia, que 43 eminentes medievalistas aseveran lo contrario: "La documentación archivística de la propia Catedral, que está al alcance de los investigadores y que en estos días se ha dado a conocer, no admite lugar a dudas. El Obispado de Córdoba y su Cabildo tienen títulos jurídicos fehacientes para defender la propiedad de la Mezquita-Catedral por la Iglesia católica".

Además, Asenjo se refiere a la posesión de "títulos históricos incontestables", como la existencia en el subsuelo del templo de los restos de la basílica visigótica dedicada a San Vicente Mártir que salieron a relucir durante las excavaciones arqueológicas realizadas en los años 30 del siglo XX por el arquitecto Félix Hernández. El arzobispo asevera que las autoridades han reconocido en la firma de diferentes convenios que la diócesis y el Cabildo son "los legítimos titulares de la Mezquita".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios