Contenido Promocionado

Asemeco, 41 años de compromiso con el sector del metal mecánico

  • La organización traza sus ejes de actuación principales para 2018

Asemeco, 41 años de compromiso con el sector del metal mecánico. Asemeco, 41 años de compromiso con el sector del metal mecánico.

Asemeco, 41 años de compromiso con el sector del metal mecánico. / El Día

Tal día como hoy, un 15 de junio, pero de 1977, se firmó el acta de constitución de la Asociación de Empresarios del Metal de Córdoba (Asemeco). Un grupo formado por siete industriales suscribieron el acta de constitución de la organización, que tendría indudables repercusiones y que dio inicio a un movimiento asociativo cuya onda es hoy, 41 años después, más expansiva que nunca. 41 años representando y defendiendo los intereses de los empresarios del sector metal mecánico de Córdoba, siendo uno de sus objetivos: dar respuesta a las necesidades de un sector tan importante y motor de la economía cordobesa.Bajo el lema ¡Sin industria no hay futuro!, Asemeco celebró su 41 Asamblea General, marcando para 2018 unos objetivos centrados en cinco ejes principales: la cooperación empresarial, la formación, la negociación colectiva, las campañas de captación de nuevas empresas asociadas y el asentamiento de la cultura en prevención de riesgos laborales entre las empresas.

Francisco Reina, presidente de Asemeco durante su intervención, incidió en el objetivo que ha marcado el trabajo de esta organización desde sus orígenes: “Dar respuesta a las necesidades de un sector, el del metal, que en la provincia de Córdoba está representado por más casi 1.000 empresas y más de 9.000 trabajadores, situándose por tanto, como uno de los sectores más importantes en la provincia por número de trabajadores vinculados al metal mecánico, facturación, índices de exportación, etc.”

Dentro de los cinco ejes principales está la cooperación empresarial. Es para la organización requisito indispensable el conocer el potencial de cada una de las empresas a la hora de proponer estrategias a medio plazo. Desde esta línea de trabajo, estamos convencidos de la cooperación empresarial, permitirá a nuestras empresas hacer frente a los retos que se nos planteen en el futuro. Debido a la complejidad que conlleva analizar un sector tan amplio y heterogéneo como es el sector del Metal Mecánico que engloba una amplia variedad de subsectores, podemos dividir el trabajo en dos fases: datos generales del sector y subsectores del sector metal mecánico.

Otro de los ejes prioritarios es la formación de calidad. Impulsar y potenciar el incremento de las cualificaciones profesionales, ofrecer a las empresas del sector una formación de calidad imprescindible para la competitividad de la empresa, desarrollar itinerarios formativos y la formación dual. Creemos que desde Asemeco hemos dado claro ejemplo del trabajo realizado en FP para trabajadores y desempleados durante más de veinte años a través de la Escuela de FP-Asemeco, donde se ha conseguido una media del 90% en compromiso de contratación de los alumnos participantes.

Esto ha sido posible gracias a la actitud empresarial del sector, siempre hemos apostado por proyectos reales, alcanzando las máximas experiencias, que ponemos a disposición de otras entidades e instituciones de cara a nuevos proyectos de futuro, porque, creemos en la formación, apostamos por la fomación, pues sin formación jamás habrá industrias competitivas.

La negociación colectiva es otro de los ejes fundamentales dentro de la estructura de una organización empresarial. Para Asemeco la negociación colectiva es el eje fundamental y prioritario. La mayor parte de los esfuerzos se centran en crear plataformas consensuadas, actualizadas de acuerdo con la normativa vigente y las necesidades actuales y reales de las empresas. La mesa de negociación durante años, ha sido siempre dura, con sesiones maratonianas que se prolongaban durante meses, con conflictos y cuando no, las habituales huelgas.

Después de más de 40 años, estas negociaciones se han ido profesionalizando, se le ha incorporado un alto componente técnico, donde se contrastan y argumentan propuestas, donde se ha demostrado que el convenio, es una herramienta de paz social y estabilidad para un sector como el metal mecánico clave en nuestra economía.

Todo el trabajo realizado en las negociaciones, texto, tablas salariales, estudio económico coste hora, todo, está a disposición de las empresas del sector del Metal Mecánico, aunque realmente, participen unas cuantas en el desarrollo de los trabajos.

Un momento de la asamblea celebrada en el restaurante Cuevas Romanas. Un momento de la asamblea celebrada en el restaurante Cuevas Romanas.

Un momento de la asamblea celebrada en el restaurante Cuevas Romanas. / El Día

Otro aspecto importante serán las campañas de captación de nuevas empresas asociadas. Evidentemente una organización empresarial sin empresas no funciona y para que funcione, tiene que estar asociado el cien por cien del sector empresarial. Con este objetivo y después de la desbandada que hemos sufrido a raíz del fraude de los cursos de formación donde Asemeco se ha involucrada sin razón, el objetivo de la organización es llegar por lo menos al número de asociados que había antes de este problema.

Para ello se está desarrollando un plan al objeto de que estén las 800 empresas que componen el sector metal mecánico en general teniendo en cuanta que Asemeco es ejemplo a todos los niveles y en todos los ámbitos. Incluso llegan representantes de distintas entidades fuera de la provincia al objeto de conocer como se ha realizado la estructura creada lo mismo a nivel asociativo como a nivel de formación donde por ejemplo a día de cuenta la entidad con mas de cincuenta certificados de profesionalidad.

El presidente en la pasada Asamblea General insistió en que “las cuotas empresariales a la organización empresarial, no le cuesta nada a las empresas porque están directamente financiadas con los servicios que Asemeco ofrece a través de la prestación de servicios a las empresas y convenios”.

También es un reto para Asemeco asentar la cultura en prevención de riesgos laborales entre las empresas. La mayoría de los riesgos asociados a un puesto de trabajo pueden evitarse mediante un adecuado diseño del puesto, una correcta organización del trabajo y una información y formación adecuada al usuario. El sector del metal engloba una serie de actividades de riegos considerables como la metalurgia, la siderurgia, la fabricación de productos metálicos, la fundición, etc. Existen riesgos generales e importantes, originados durante los distintos procesos de fabricación, pero también existen medidas preventivas a adoptar para cada uno de ellos.

El objetivo de este eje fundamental es inculcar al trabajador la obligatoriedad de acatar la Ley de Prevención de Riesgos Laborales que a todos nos hizo creer en la solución a los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales pero que hoy día después de pasar unos cuantos años desde su entrada en vigor, nos encontramos con que su aplicación y la de los diferentes reglamentos que la desarrollan, en la mayor parte de nuestras empresas es deficiente.

La prevención de riesgos laborales cada vez tiene mayor importancia, es algo en lo que todos debemos estar comprometidos, y Asemeco está comprometida. Creemos que la mejor forma de luchar contra los accidentes de trabajo es la formación y la sensibilización en estas cuestiones.

Por ello, Asemeco imparte formación en PRL y es centro acreditado único en la provincia a nivel de organizaciones empresariales, por la Fundación del Metal para la Formación, Cualificación y el Empleo, por lo que ofrecemos formación sin costo alguno a todos los trabajadores del sector, formación imprescindible para el desarrollo de su actividad profesional.

Finalizado el resumen de lo que son los cinco ejes principales de actuación de Asemeco, el presidente Francisco Reina, apostó por seguir creciendo como el último ejercicio “a nivel asociativo y a nivel empresarial”. Además, destacó la profesionalidad de todos los que componen la organización, incidiendo en el buen trabajo, en la honestidad y sabiendo llegar donde hay que llegar.

Para finalizar su informe indicó que “es el momento de felicitar a los que están ahora, a los que están desde ese 1977 y animar a los que vendrán. Juntos hemos contribuido al desarrollo de un sector, al desarrollo de la provincia, en definitiva a un mundo mejor”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios