Córdoba

APDH alerta del aumento de la exclusión social en tres barrios

  • Pro Derechos Humanos advierte de que la crisis económica agudiza el problema de integración de los residentes en Las Moreras, Las Palmeras y el Guadalquivir

La Asociación Pro Derechos Humanos (APDH) alertó ayer del aumento de la exclusión en tres barrios de la capital -Las Moreras, Las Palmeras y el Guadalquivir- por los efectos de la crisis económica y requirieron una "actuación integral" debido a que los recortes inciden "en torno a lo laboral, la salud o la educación". El colectivo presentó ayer su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en la provincia e insistió en que la crisis ha incrementado la precariedad en estos tres vecindarios "ignorados".

"Son ignorados porque padecen situación de exclusión y marginación continua, sin que se vislumbre el fin", subraya APDH en su informe, donde alerta de que la población infantil de estas zonas es "carne de cañón, es decir, de exclusión". "Este deterioro de la persona, de su autoestima, de su dignidad, de su moralidad, ha ido de la mano del desempleo, de la economía sumergida y de la droga, de la desestructuración familiar, de la desidia y dejadez de los vecinos, del incivismo, de la dejación de las autoridades e instituciones y del fracaso escolar", denunció el colectivo, que insistió en que "la crisis económica ha empeorado aún más las cosas".

La tasa de desempleo se ha "agudizado", a lo que se añade el hecho de que "la mayoría" de los trabajadores son personas sin cualificación profesional que trabajaban en la construcción. "Hasta para las mujeres se ha puesto difícil encontrar casas para echar horas", denunció Aguilar, quien alertó de la dificultad que va a encontrar mucha población para cotizar durante 35 años.

El deterioro urbano, de viviendas, de espacios públicos y el déficit de infraestructuras se repite en estos lugares, dijo APDH. También denunció la "desconexión" con el resto de la ciudadanía, propiciada por un transporte urbano "deficiente, un trazado de vías de comunicación que aísla y por la ausencia de espacios de encuentro", insistió. "Lo curioso es que en muchos casos las administraciones han elaborado junto con los colectivos vecinales los diagnósticos que señalan la gravedad de los hechos, pero las respuestas prácticas no van a la raíz del problema", denunció.

APDH exigió una "actuación integral", al tiempo que una "actuación personalizada, concretada en personas y familias". Instó también a la "necesidad de implantar una renta básica de corresponsabilidad, acompañada de planes y medidas creativas de formación y empleo". También urgió a la "eliminación de mafias, mercados ilícitos y la impunidad, con mejor presencia policial", así como a "acabar con los agujeros legislativos que impiden la normalización de los barrios".

El informe sobre la situación de los derechos humanos en Córdoba también incide en la situación laboral de los jóvenes, "que acceden en su mayoría a empleos precarios y temporales, sin corresponder en muchos casos a los estudios adquiridos". "Eso sin contar con los muchos jóvenes que trabajan sin estar dados de alta en la seguridad social, sin contrato y sin derecho a prestación alguna", denunció APDH. Como consecuencia, se dificulta el acceso a la vivienda y se aleja la "emancipación real".

La asistencia jurídica a personas presas ocupa otro de los apartados del dossier. Pro Derechos Humanos denunció que la interrupción, por decisión de la Consejería de Justicia e Interior, del servicio de orientación y asistencia jurídica penitenciaria ha dejado en situación de "abandono" a los reclusos en cuestiones jurídicas y de orientación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios