Semana Santa Horarios e itinerarios del Domingo de Ramos en Córdoba

sanidad

La protesta sanitaria eleva la presión sobre Moreno en Andalucía

Un momento de la protesta sanitaria en Sevilla.

Un momento de la protesta sanitaria en Sevilla. / M. G.

Las doce del mediodía en el centro de Sevilla. Una temperatura que invita a echarse a la calle, al turista y al ciudadano local. Así lucen las principales zonas turísticas y comerciales. Mientras, el rojo y el verde, dos colores muy característicos en la ciudad, empiezan a invadir la Avenida de la Constitución. La situación no tiene nada que ver con el deporte. Son los colores de las banderas que portan los representantes sindicales de UGT, CCOO y CSIF que este jueves han centralizado en la capital andaluza su protesta sanitaria iniciada por provincias el pasado mes de noviembre, "sin resultados", según destacan los convocantes. 

Los sindicatos han trasladado sus quejas a la sede de los servicios centrales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) en busca de "soluciones reales". Un lema destaca entre todos. El de Salvemos la Atención Primaria, pero la presión sindical sobre el Gobierno andaluz aumenta y los gritos de los manifestantes exigen la dimisión, tanto del presidente, Juanma Moreno, como de la consejera de Salud y Consumo, Catalina García. Algunos gritos los acusa de "traidores". La orden del Gobierno andaluz de concertar la Atención Primaria con la sanidad privada ha sido la gota que ha colmado el vasoa. Las rectificaciones sobre la marcha del Gobierno andaluz no han apagado las protestas. 

"Esta Consejería ha demostrado que el don de la oportunidad no lo tiene", ha dicho al respecto el secretario regional de Sanidad de UGT Andalucía, Antonio Macías, quien ha destacado que la situación "es exactamente la misma de cuando comenzamos las protestas". "Incluso peor", ha remarcado.

Así, con gritos, pancartas, camisetas y megáfonos, varios centenares de personas -en torno a un millar según los convocantes- han abarrotado los accesos a la sede del SAS en una de las principales arterias del centro de Sevilla. Desde ese mismo escenario se han escuchado frases como "Moreno es un traidor" o "aquí está, ya se ve, la privada del PP". La protesta es la antesala de la manifestación que las Mareas Blancas han convocado para el 25 de marzo.

Rechazo a la orden de privatización

Siete meses después del inicio de su tramitación, y después de que la oposición la cuestionara en bloque en el Parlamento, la orden sobre tarificación de asistencia con el sector privado en Atención Primaria fue rechazada por unanimidad en la reunión extraordinaria de la Mesa Sectorial de Negociación de Sanidad la semana pasada porque, según los sindicatos, "el Ejecutivo regional no ha negociado con ellos".

La protesta en Sevilla de los sindicatos CCOO, UGT y CSIF ante la sede del SAS. La protesta en Sevilla de los sindicatos CCOO, UGT y CSIF ante la sede del SAS.

La protesta en Sevilla de los sindicatos CCOO, UGT y CSIF ante la sede del SAS. / M. G.

Según lo manifestantes, dicho encuentro fue "un desastre absoluto". "Lo único que pretendían es volvernos a dar argumentos inválidos como que la orden es porque jurídicamente tenía que estar respaldado por si hacía falta en algún momento", insiste Macías. "Saben que aquí se ha hecho cualquier cosa que ha hecho falta durante la pandemia y después, se ha cubierto todo de la forma que se ha podido con el apoyo de todo el personal e, incluso, de la ciudadanía. No hacía falta ninguna orden ahora para eso. Lo que hace la Consejería con ella es recalcar que se pueden privatizar consultas por las que va a pagar una barbaridad a las aseguradoras por algo que puede hacer con su personal público", añade.

El pulso que sostiene el personal sanitario con las autoridades no encuentra un camino pese a que desde Salud se ha asegurado este mismo jueves que el pacto por la Atención Primaria "es inminente". La Junta de Andalucía insiste en que en la actualidad existe "un proceso de diálogo con tres mesas abiertas", empezando por una sectorial, técnica para hablar de Atención Primaria con todos los sindicatos con representación en ella.

El secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Andalucía, José Pelayo Galindo, destaca que esta movilización se produce tras muchas semanas de protestas en las diferentes provincias por la "falta de voluntad" de la Consejería de negociar mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores de la Primaria y la calidad asistencial a los ciudadanos.

Señala que en el pacto de concertación social firmado el lunes "se adquieren compromisos, pero ahora la Consejería tiene que negociar cosas reales que se han perdido". "Hasta ahora todos los contactos que hemos tenido han sido para abortar una negociación real que hable de los problemas de los trabajadores, pero de los ciudadanos también porque para la ciudadanía la Atención Primaria es fundamental", recalca Pelayo Galindo.

Los sindicatos coinciden en su "absoluta decepción" tras la reunión extraordinaria de la Mesa Sectorial de Negociación de Sanidad del viernes pasado. Pelayo Galindo la resume en una palabra: "nefasta". "Se dedicaron a defender la corrección de errores de la orden de privatización. Una corrección que consideramos nefasta porque generaba mayor inquietud al asociar la privatización de la Primaria al aumento de la demanda, que puede ocurrir en cualquier momento por una epidemia de gripe, y eso nos generaba disconformidad. Vamos a olvidar esa reunión porque nos enfadó mucho y vamos a pensar que hay un compromiso firmado por la Junta y CCOO y UGT para ir a Mesa Sectorial, que es muy importante", apostilla.

Para CSIF, la situación es especialmente dramática en Atención Primaria. "Reclamamos medidas concretas y contundentes que alivien la situación que vivimos en Atención Primaria de colapso, asfixia de los trabajadores, plantillas muy exiguas, mucha saturación, demoras insostenibles... problemas que no se terminan de solucionar desde la pandemia, con, además, muchas bajas de personal que no se cubren, generando una situación que ya no podemos aguantar más", sostiene el presidente del sector de sanidad de CSIF en Andalucía, Victorino Girela.

Sobre la orden de privatización, Girela destaca que, con ella, el mensaje que manda el Gobierno andaluz es "claro". "Niegan la privatización y nos dicen que en situaciones excepcionales, pero eso para nosotros es una privatización, porque no sabemos cual es esa excepcionalidad y para nosotros esa es una línea roja. En ninguna situación lo vamos a entender. Sería lo peor que le podría pasar al sistema. Su muerte", sentencia.

"Dificultad" del diálogo

Los sindicatos coinciden en la "dificultad para el diálogo" con esta Consejería de Salud. "Hablan de un acuerdo inminente pero nosotros no tenemos noticias. Es nulo el diálogo con la Consejería de Salud. Absolutamente nulo", afirma desde UGT Antonio Macías. "El Gobierno tiene un problema y lo que dice el presidente no tiene nada que ver con lo que luego hace la Consejera de Salud", apostilla.

En la misma línea, José Pelayo Galindo, de CCOO, destaca: "Hemos topado con una Consejería de Salud que es muy reacia a llegar a acuerdos y a negociar". Más duro se muestra el presidente del sector de sanidad de CSIF en Andalucía, Victorino Girela. "Es un diálogo de sordos. Las propuestas que le hemos hecho llegar, las interpreta de forma muy ambigua. Lo que recoge en su plan no es más que la expresión de un deseo, pero sin compromiso de calendarizar medidas concretas. No creemos en esa voluntad que ellos manifiestan de mejorar la Atención Primaria y reforzarla", sentencia.

El PP-A pide "coherencia" a CCOO y UGT

El secretario general del PP-A, Antonio Repullo, ha reprochado este jueves a los sindicatos CCOO y UGT que hayan participado en la concentración convocada este jueves. En rueda de prensa en la sede regional del PP-A, justo a la misma hora en la que los sindicatos se manifestaban, ha pedido "coherencia a aquellos que han firmado un pacto hace menos de 48 horas en el que se reflejan actuaciones como más de 3.000 millones que se van a destinar a blindar la atención primaria del servicio público de salud de Andalucía" porque, en su opinión, "no tiene mucho sentido y es difícil de entender que estemos firmando un día y que a los dos días estemos reclamando eso mismo que ya se ha llegado a un acuerdo".

Repullo ha defendido que "no se puede dudar" del compromiso del Gobierno de Juanma Moreno con la sanidad pública "no hoy, sino desde hace más de cuatro años" y ha subrayado que el trabajo de la Junta para que "los andaluces tengamos la mejor sanidad pública es algo que no puede poner en duda nadie en Andalucía". "El PSOE-A puede soltar todos los bulos y todas las fake news que considere oportuno, pero se va a chocar con la realidad de que los andaluces tienen un sistema público gratuito y universal", ha subrayado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios