David Munárriz Fernández, director de Negocios de La Drupalera "En el mundo digital la competencia es feroz"

  • David Munárriz apuesta por poner a prueba una idea en vez de "hablar tanto de ella" y por "pasar un rato en el entorno laboral real"

  • La empresa fue ganadora de la edición 2017 de Innovation Talks 8x8

David Munárriz, CEO de La Drupalera, en la sede de la Drupalera en Sevilla. David Munárriz, CEO de La Drupalera, en la sede de la Drupalera en Sevilla.

David Munárriz, CEO de La Drupalera, en la sede de la Drupalera en Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

La Drupalera es una iniciativa de Emergya, una compañía que montaron cinco recién licenciados en Ingeniería hace ya muchos años. La ganadora del I premio Innovation Talks 8X8 en la categoría de Comercial y Márketing es una spin off de Emergya que nació hace un par de años con el objetivo de transformar el perfil de cliente de la compañía.

Hoy día, se presentan como la agencia líder de Drupal en España y una de las más importantes a nivel internacional. Asimismo, ofrece un servicio integral para cubrir el ciclo de vida completo de un proyecto digital. "Queríamos demostrar que desde el sur de España podíamos trabajar para cualquier cliente a nivel internacional: sin miedo, sin complejos, con talento, con metodología, compartiendo conocimiento y basándonos en marketing técnico con una tecnología libre como Drupal", asegura David Munárriz, director de negocio de La Drupalera, que concentra a 40 profesionarles de los 250 que conforman Emergya.

Dentro de su cartera de clientes encontramos a empresas potentes nacionales, como Telefónica, organismos de la Administración (Consejo Superior de Deportes, Junta de Andalucía, INTEF, Metro Madrid, etc.), y empresas internacionales, donde figuran Turner, OCAI, Siemens y Nestlé.

La "spin off" de Emergya en plena actividad La "spin off" de Emergya en plena actividad

La "spin off" de Emergya en plena actividad / Juan Carlos Vázquez

En entorno digital y el avance sin freno de las nuevas tecnologías y la innovación propician el caldo de cultivo de empresas como La Drupalera, que además ha visto en los recursos que brinda una web o las redes sociales un buen canal para mostrarse al mundo. "Hemos utilizado Internet, las redes y nuestra propia web para mostrar cómo trabajamos y compartir información y códigos que pudieran servir para otros. De esa forma, desde una empresa que trabaja en un entorno local hemos conseguido hacernos un hueco nacional e internacional simplemente compartiendo y publicando software y conocimiento", comenta el responsable de negocio.

No obstante, reconoce que internet es un mercado a explotar donde la competencia es "feroz" y donde "para diferenciarte debes saber cómo incide la tecnología en el negocio de los clientes y ayudarles de verdad haciéndoles cumplir sus objetivos".

En el negocio de los proyectos, las ventas son las que marcan la contratación. Así al menos lo considera David Munárriz: "Los proyectos digitales basados en Drupal se venden en Andalucía, España y a nivel internacional, todo ello basado en una estrategia digital exitosa a través del canal de La Drupalera". Por ello, el responsable de negocio de la empresa asegura que "las perspectivas son buenas", algo que repercutirá en el equipo, que ha demostrado desplegar un talento que el CEO de La Drupalera quiere atesorar.

"Estamos estudiando la posibilidad de cambiar algo la estrategia. Hemos crecido mucho orgánicamente en los últimos tiempos de forma directa para poder responder a toda la demanda y a futuro queremos cuidar más el talento que entra en la empresa, centrarnos en partes esenciales de los proyectos a nivel de desarrollo y consultoría digital, desviando trabajo adyacente a colaboradores de confianza".

Parte del equipo de la empresa ganadora de Innovation Talks Parte del equipo de la empresa ganadora de Innovation Talks

Parte del equipo de la empresa ganadora de Innovation Talks / Juan Carlos Vázquez

Desde dentro. El objetivo de La Drupalera es ser un canal online de entrada de oportunidades nacionales e internacionales de Drupal para su ejecución dentro de la compañía. "Drupal es el ingrediente de entrada pero a partir de ahí se crean equipos multidisciplinares de SEO, analítica, UX, diseño, sistemas o desarrollo; en definitiva, un equipo enfocado a conseguir los objetivos digitales de nuestros clientes", aclara Munárriz.

Cuando hablamos de futuro, David Munárriz asegura que La Drupalera mira a otros mercados, pero "manteniendo el modelo actual, dentro de nuestras líneas actuales". Sin embargo, aclara que en Emergya están replicando el modelo de La Drupalera para otros mercados tecnológicos, como BeDjango, "un canal basado en otra tecnología y exclusivamente en inglés que también nos está generando negocio desde su primer año de vida. Si al final te crees lo que haces y eres bueno a la hora de realizar una estrategia digital para difundirlo, estos son modelos muy viables para tener éxito en negocios globales, como es el software", nos explica David.

El siguiente paso será que salir de la tecnología base y alcanzar alianzas y modelos asociados a productos líderes. En este camino, están empezando la relación con gigantes como Amazon, del que ya son partner, o Google, tanto en Cloud como en Analytics.

Cielo despejado tras el humo del big data. En Emergya se consideran unos "obsesos" de la analítica digital y el estudio de datos. Lejos del humo que genera todo lo que suena a Big Data en la actualidad, La Drupalera está consiguiendo evolucionar en este campo con proyectos de I+D+i y pequeños pilotos de análisis masivo de datos aplicados al Marketing Digital. "De hecho, han sido la medición y el rápido pivotado digital lo que ha llevado al éxito de La Drupalera en muy poco tiempo", reconoce Munárriz. "Este conocimiento lo queremos seguir explotando y haciéndolo crecer de la mano de Google (Cloud y Analytics) y aplicarlo a sectores concretos como el turismo, el inmobiliario o el transporte, donde ya trabajamos para primeras marcas nacionales e internacionales. Espero que 2018 sea el año de los proyectos de analítica digital y el big data en Emergya".

Cautela emprendedora. El responsable de negocios de La Drupalera nos habla de experiencia, de conocimiento previo del terreno y de aprendizaje como requisitos previos antes de lanzarse a materializar una idea y constituir una propia empresa.

"Hay que ser muy cauto a la hora de hablar de lanzarse a emprender. Hay una burbuja en torno al emprendimiento, a las startups, a la necesidad de fracaso para aprender, a las apps triunfales, al pelotazo, etcétera, que a veces hasta a mí me sorprende. Yo lo que sí animaría desde mi humilde experiencia es a no hablar tanto de la idea y ponerte a probarla. ¿Con quién? Con tu cliente. Ni tu familia, ni tus amigos: tu cliente. De la forma más rápida que puedas para de verdad saber si sigues invirtiendo tiempo y dinero en ella. En cuanto tengas esa información y si es positiva, seguro que aparecen socios a tu alrededor para ayudarte. Ideas hay muchas, demasiadas; tiempo y dinero siempre hay poco", recomienda Munárriz.

"Otra recomendación que hago (y esta sí que la baso en mi experiencia sin querer desilusionar a nadie): montar una startup en España sin ningún tipo de experiencia es muy complicado. Se aprende, eso es cierto, pero pasar un tiempo en el entorno laboral real siempre ayuda a tener perspectivas más realistas a la hora de innovar y emprender", concluye el CEO de esta startup ganadora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios