EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

inmigración

Los 15 inmigrantes del 'Open Arms' solicitarán ahora asilo en España

  • Las personas recogidas en Sicilia llegaron a bordo del 'Audaz', recibieron atención de Cruz Roja, Policía y Acnur, y se marcharon al centro de acogida temporal de Chiclana

Ajenos a la bronca política generada por su llegada, pasadas las 08:40 de este viernes desembarcaron en San Roque los 15 migrantes del Open Arms de los que España se ha hecho cargo después de haber sido recogidos por la ONG hace un mes frente a las costas de Libia junto a 148 personas más. Descendieron del Audaz, el buque de la Armada española que los recogió en el puerto de Pozzallo (Sicilia) para dejarlos en el Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Crinavis, y ahí permanecieron durante cinco horas y cuarto antes de marcharse a las instalaciones de Campano, en Chiclana. En este Centro de Estancia Temporal, preparado para albergar a 500 personas, estarán complemente solos.

En el puerto sanroqueño les esperaban un dispositivo de la Cruz Roja, de la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Armada y Acnur, además de una treintena de periodistas. Acostumbrados a la masiva llegada de migrantes del verano pasado, los especialistas de las distintas entidades y cuerpos de seguridad del Estado se limitaron a cumplir el protocolo habitual, el que suelen ejercer con los migrantes que son rescatados por Salvamento Marítimo en el Estrecho. En este caso se trata de 14 hombres y una mujer, todos adultos, de siete nacionalidades: cuatro de Eritrea, tres de Sudán, tres de Gambia, dos de Ghana, uno de Nigeria, uno de Liberia y uno de Etiopía.

Después de someterse a un control sanitario por parte del personal de la Cruz Roja, para confirmar que se encontraban en buen estado de salud, los 15 del Open Arms quedaron en manos de los especialistas de la Policía, que procedieron a identificarlos y a informarles de sus derechos. ACNUR les ofreció entonces información sobre protección internacional y sobre el sistema de asilo en España, además de detectar posibles casos de riesgo. Los 15 salieron de Crinavis hacia las 14:00 y llegaron a Campano hacia las 15:30 con los documentos en los que consta su manifestación de voluntad de presentar una solicitud de protección internacional. Ahora, las autoridades les darán fecha para una entrevista en la que podrán formalizar su solicitud de asilo. Mientras se resuelve su petición, que en algunos casos se ha llegado a demorar incluso dos años, estas personas pasarán por las tres fases del itinerario de integración, que dura 18 meses y puede ampliarse a 24 para los más vulnerables, explica Efe.

El primer semestre permanecen en la fase de acogida, en la que adquieren las habilidades que les facilitarán tener una vida independiente a la salida del centro. Cuando eso ocurre y necesitan seguir recibiendo apoyo, inician la fase de integración a través de actuaciones de intervención social y de ayudas económicas, siempre en la comunidad en la que han iniciado el itinerario, que concluirá con la de autonomía. Durante el tiempo que se prolongue la resolución, los demandantes de asilo no pueden abandonar el territorio en el que lo han pedido.

Pero una vez dispongan por fin de la tarjeta que les reconoce como beneficiarios de asilo o de protección internacional, gozarán de la misma libertad de movimientos que cualquier ciudadano extranjero no europeo.

Así, podrán viajar entre Estados europeos con su documentación en la mano, pero no instalarse en ninguno de ellos para residir y trabajar a menos que pidan un permiso.

El Centro de Estancia Temporal chiclanero dispone de habitaciones, comedores y zonas donde se prestará a los migrantes orientación jurídica y psicosocial, se les ayudará a ponerse en contacto con sus familiares y amigos y se valorará su situación de vulnerabilidad. Las estancias en este tipo de centros suelen ser "cortas" porque los migrantes son derivados a otros centros de acogida.

La portavoz del Ejecutivo en funciones, Isabel Celaá, aseguró o que el Gobierno "ha cumplido con coherencia" al recibir a estos quince inmigrantes del Open Arms. Lo dijo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que destacó que esta crisis humanitaria "ha puesto en evidencia" los dos modelos que existen en Europa sobre la inmigración: uno el que representa el Gobierno español "y otro lo que ha representado Salvini (ministro del Interior italiano) hasta la fecha". En su opinión, España "ha cumplido con coherencia" con su compromiso manteniendo dos objetivos principales: la salvaguarda de las vidas "en primer lugar" y trabajar por "conseguir que Europa se comprometa con la política comunitaria".

Según Presidencia del Gobierno, España es el país que más rescates efectúa en el Mediterráneo y ha auxiliado con Salvamento Marítimo a más de 50.000 personas el pasado año y 10.596 hasta el 31 de julio de este año.

Esta es la novena vez que España da una autorización excepcional de entrada a inmigrantes por razones humanitarias desde que en junio de 2018 se acogiera a 549 de las 629 personas rescatadas por el Aquarius.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios