Andalucía

Hasta 31 de las 100 especies invasoras más dañinas han llegado a Andalucía

  • Medio Ambiente actúa sobre 45 variedades exóticas que originan daños al ecosistema, las infraestructuras o la agricultura y suponen un riesgo para la salud

Hasta 250 especies traídas del exterior están echando con fuerza sus raíces en Andalucía, tanto que con su fácil adaptación han traído en muchos casos el desplazamiento de las especies autóctonas. La Consejería de Medio Ambiente estima que hasta 150 de estas especies exóticas suponen ya un riesgo y 31 de las 100 invasoras que se califican como más dañinas en Europa, por generar más gastos y daños a los ecosistemas, se han asentado ya en distintas zonas de la comunidad, según un informe que acaba de elaborar distintos centros de investigación, entre ellos el CSIC, para la UE. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) considera las especies invasoras, después de la pérdida de hábitat, la segunda mayor amenaza a la biodiversidad.

Unas, como las chumberas, parecen ya como propias de un paisaje andaluz a pesar de provenir de América; otras, como los galápagos de florida o las cotorras de kramer, siguen llamando la atención cuando se ven en los parques; y otras, como las hormigas argentinas, directamente pasan desapercibidas pese a su gran voracidad. "Las especies invasoras afectan a la pesca y la agricultura, propician ya problemas de alergias o la llegada de parásitos, pueden afectar a las infraestructuras y, sobre todo, desplazan a la vegetación y la fauna autóctona", sintetiza Marina Martín, directora general del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente y de la que depende el Programa Andaluz para el Control de Especies Exóticas Invasoras.

Aunque traer plantas y animales del exterior ha sido habitual a lo largo de la historia, este proceso se ha acelerado en las últimas décadas como consecuencia de la mejor comunicación entre los territorios y el mayor tráfico comercial y, con esto se multiplican los riesgos para mantener los ecosistemas propios de cada zona .

En Andalucía, los cuatro años de vigencia de este plan la Consejería ha invertido 5,5 millones de euros para lograr erradicar 1.600 toneladas de plantas exóticas en 200 hectáreas de terreno, retirar 40.000 kilos de carpas de tres lagunas y eliminar 30.000 kilos del cangrejo señal y cangrejo chino de la cuenca del Guadalquivir.

Estos son sólo unos cuantos ejemplos de las actuaciones llevadas a cabo frente a una invasión que, a veces, resulta ya casi imposible atajar. "Algunas especies están tan arraigadas en la comunidad que poco se puede hacer", reconoce la responsable de la Consejería de Medio Ambiente. La detección precoz y la información a los ciudadanos resultan así las armas más eficaces para frenar la llegada al medio natural de estos vecinos invasores. "El hombre es siempre el origen de la importación de estas especies, ya sea intencionadamente o accidentalmente", recuerda Marina Martín.

En Andalucía se trabaja frente a 45 especies con las que se considera más viable recuperar el equilibrio en el medio natural. Además, los ayuntamientos deben actuar sobre las especies exóticas que se han instalado en las ciudades.

Los primeros resultados de las labores desarrolladas permiten comenzar a evaluar la efectividad de la estrategia andaluza, aunque la actuación con las invasoras pasa ya más por el control que por la erradicación por la elevada dificultad y los altos costes. Un estudio de la Estación Biológica de Doñana constata que la recuperación de la flora nativa, tanto en el número de especies como por el espacio cubierto, en las zonas donde se eliminaron plantas foráneas. La Universidad de Córdoba ha analizado los trabajos de eliminación de la carpa en la laguna de Zóñar, certificando que se ha producido una clara mejorar en las condiciones del humedal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios