Andalucía

Once maratones alrededor de Europa y un Ironman en el #RetoPichón 2024

Juan Luis Muñoz Escassi.

Juan Luis Muñoz Escassi.

El pasado domingo 25 de febrero se desveló en directo cuál será el reto deportivo del #RetoPichón 2024. En el programa Gente de Andalucía de Canal Sur RTV, Juan Luis Muñoz Escassi explicó cuál será su agenda deportiva este año. Un total de once maratones que recorrerán varias ciudades de Europa, el Ironman de Cascáis y los 101Km de Ronda configurarán una agenda deportiva a la que se unirán tres pruebas más que todavía no se han dado a conocer.

El objetivo, como siempre será dar visibilidad a la ONG y a la causa social este año. SISU (Asociación Andaluza de cuidados paliativos pediátricos) ha sido la ONG elegida, para el desarrollo del proyecto bautizado como AIRE. El objetivo de AIRE será apoyar a estas familias en el cuidado de sus hijos/as intentando facilitar su día a día, tratando de mejorar su dinámica familiar o cubriendo necesidades concretas que puedan aliviar un poco su situación. Para ello el #RetoPichón 2024 se ha propuesto recaudar 100.000 euros.

El Reto Pichón 2024 destinado al proyecto AIRE

Once maratones recorriendo Europa, con este reto deportivo arranca el #RetoPichón 2024, para conseguir recaudar fondos para el proyecto AIRE, cuyo objetivo será apoyar a las familias de SISU (Asociación Andaluza de cuidados paliativos pediátricos). A estas once maratones se suman los 101Km de Ronda y el Ironman de Cascáis.

Con este periplo de pruebas el deportista persigue dar visibilidad a estas familias, a la vez que se recaudan fondos para la causa.

“El deporte siempre ha estado presente en mi vida, mis padres eran deportistas, también mis hermanos, yo he practicado deporte toda mi vida. Cuando encontré la fórmula de ayudar a los demás practicando deporte, nació el #RetoPichón” cuenta el impulsor del #RetoPichón Juan Luis Muñoz Escassi.

Si el objetivo de recaudación es ambicioso, el reto deportivo también lo es, porque además de perseguir recaudar fondos, se pretende que las pruebas deportivas sirvan como altavoz para visibilizar a las familias afectadas, y sobre todo para dar a conocer su realidad. Con esta filosofía, el deportista da a conocer a distintos protagonistas antes de realizar cada una de las pruebas, contando su historia y compartiendo su día a día. Cuando la prueba acaba, se ha convertido en parte del reto, llevar la medalla a sus protagonistas, compartiendo así su situación.

Juan Luis arrancará el año deportivo en la Maratón de Badajoz (10 de marzo), continuará en Milán (7 de abril), Madrid (28 de abril), Estocolmo (1 de junio), Helsinki (24 de agosto), Vilnus (8 de septiembre), Berlín (29 de septiembre), Lisboa (6 de octubre), San Sebastián (24 de noviembre), Valencia (1 de diciembre) y Málaga (15 de diciembre). A este periplo se sumarán el 11 de mayo los 101 Km de Ronda y el 19 de octubre el Ironman de Cascáis.

Tres pruebas inéditas que todavía no se han dado a conocer prometen mantenernos en vilo durante todo este año. El deportista persigue llevarlas a cabo en lugares que todavía no se han desvelado en los que será la primera vez que se organice un reto deportivo de estas características. Con estos singulares desafíos además de la visibilidad por lo insólito de las ubicaciones donde se han planificado se pretende involucrar mucho más a la sociedad.

“Hemos aprendido que la forma de llamar la atención, además de la dureza de las pruebas también es utilizar el ingenio para hacerlas en sitios singulares. El año pasado conseguimos involucrar a diez empresas que me acompañaron en una maratón en la azotea del edificio oxxeo de Madrid, y fue un evento en el que logramos un reto de recaudación, pero también involucrar a muchas personas que vivieron de cerca el reto del año pasado”

El patrocinio corporativo se está sumando poco a poco al flujo recaudatorio del #RetoPichón, incluir distintas marcas o empresas que contribuyan con la causa resulta una fuente de recaudación interesante, y multiplica la difusión de la causa social. Para las empresas que participan supone una ampliación de su responsabilidad social corporativa, y si además se involucran en la prueba deportiva, el impacto repercute de forma muy positiva entre sus equipos humanos. La experiencia del empleado, participando a través de la empresa en eventos de esta índole genera un impacto que se traduce en implicación, y en sentimiento de pertenencia.

“Conforme el reto va evolucionando y creciendo, pensamos que a parte de la recaudación y la visibilidad que consigamos para la causa social elegida, cada vez es más importante el impacto social que generamos”.

El grupo de embajadores, que ya suman veinticinco personas colaborando con el #RetoPichón distribuidas por todo el mundo, también se sumará al reto deportivo de Juan Luis Muñoz Escassi. Con la vocación de “gritar” desde distintos puntos del planeta, el año promete muchas sorpresas, y un gran número de desafíos que nos harán estar pendientes de este movimiento solidario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios