Juicio caso Marta del Castillo

El padre de Marta: "Parece que vivimos en un país en el que la Policía maltrata"

  • Tras la declaración del Cuco, los padres de Marta dicen que "ojalá se le acuse de perjurio por no decir la verdad".

Comentarios 12

Sin esperar nada de la comparecencia del Cuco llegaban este martes los padres de Marta del Castillo a los juzgados, un lugar que han abandonado con la misma impresión. Antonio del Castillo y Eva Casanueva han analizado la que ha sido la quinta sesión del juicio tras su conclusión. Una jornada que ha contado con la declaración de Francisco Javier García Marín, el Cuco, y en la que han sorprendido las palabras de otro de los testigo, Ángel Jesús Reina -amigo de Marta al que vieron en Triana-, que ha dicho que a quien le presentó la joven ese día no fue a Miguel sino al Cuco, llegando a negar ante Carcaño que fuera él el que iba con la joven esa tarde.

No obstante, los padres de Marta no han dado credibilidad a dicho testigo del que han dicho que "parecía no querer colaborar".

"No le doy mucha credibilidad. No se acordaba de muchas cosas y parecía que no quería colaborar, no con nosotros, sino con la Justicia", señaló el padre de Marta.

Por otro lado, la familia se ha mostrado muy indignada ante las declaraciones del Cuco sobre "las presiones policiales", algo a lo que también aludió Samuel en su comparecencia.

"Parece que vivimos en un país en el que la Policía maltrata. No sé en el lugar en el que se ha dejado a este cuerpo, pero ha dejado en muy mal lugar al estado de derecho, gracias al cual están donde están. Lo han hecho para ponerlos en la picota por poner a alguien", destacó Antonio del Castillo.

Respecto a actitud del Cuco durante su declaración, los padres de Marta han destacado que "viene altanero y pensando que le vamos a creer todos", además han aludido a "mentiras" y "contradicciones", pero confían en que "con el paso del tiempo se demostrará que ha mentido". Preguntados por la posibilidad de imputarle por perjurio, Eva Casanueva ha respondido "ojalá", y es que, como testigo, el joven estaba obligado a decir la verdad, algo que los padres de Marta consideran que no ha sido así.

En lo que se refiere a la extensa declaración, Eva Casanueva ha destacado que ha podido haber un acuerdo entre Samuel y el Cuco, porque destaca que "ahora se ven mucho".

"El Cuco ha estado seguro en lo que le convenía y titubeante en lo que le podría perjudicar", ha señalado la madre de Marta refiriéndose a las llamadas que ella misma le hizo la noche de la desaparición de Marta.

Los padres de Marta han concluido sus declaraciones ante la prensa insitiendo en que "todos saben donde está Marta" y lamentando que con la nueva declaración del Cuco, en la que se ha desmarcado del crimen y ha negado las amenazas del hermano de Carcaño, "este se quede fuera de juego".

A su llegada los padres de Marta se refirieron al careo que este lunes protagonizaron el asesino confeso Miguel Carcaño y su supuesto cómplice, Samuel Benítez. Un cara a cara "corto" del que, según los padres de la joven, no sacaron nada en claro, sólo el hecho "de que Miguel sabía que Samuel iba en coche a Montequinto.

También se han referido a dicho careo el abuelo y el tío de Marta, que se han mostrado bastante "decepcionados". "Fue una conversación de taberna", ha dicho Javier Casanueva. Más allá ha ido Antonio Casanueva, abuelo de la joven: "Fue un careo de cara a la galería para callar a la familia. Parecía un pasillo de comedia con dos buenos actores", ha sentenciado.

Antonio Casanueva también ha definido la actitud con la que ve a los imputados en la sala. "La parejita parecen dos tórtolas que de vez en cuando se dicen algo al oído -refiriéndose a Javier Delgado y María García-, Miguel está frío como una estatua y Samuel es el único al que veo más intranquilo", afirmó.

El abuelo de Marta habló de la nueva búsqueda que pretende llevar a cabo en Camas tras el aviso de algunas personas de que el cuerpo podría estar allí. "Estoy a la espera de que nos presten la máquina para buscar. En el lugar en el que puede estar Marta encontramos una manta y más abajo unas bolsas industriales de basura y ellos dijeron que después de asesinarla la metieron en esas bolsas. He llevado la manta a la Policía y me han dicho que no coinciden las fibras con las que recogieron de la casa, pero yo lo veo raro", destacó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios