Andalucía

La Junta no contratará eventuales ni interinos en lo que queda de año

  • El borrador de Presupuestos para 2019 sólo contempla recurrir a este personal para cubrir necesidades “urgentes e irremplazables”

Elías Bendodo y Juan Bravo, en el Palacio de San Telmo. Elías Bendodo y Juan Bravo, en el Palacio de San Telmo.

Elías Bendodo y Juan Bravo, en el Palacio de San Telmo.

Una vez que se apruebe el Presupuesto de la Junta para 2019, la Administración autonómica no contratará interinos ni eventuales “salvo en casos excepcionales”. Así se recoge en el proyecto de cuentas regionales remitido por el bipartito de PP y Ciudadanos al Consejo Consultivo y publicado en el Portal de la Transparencia.

En el artículo 13 de dicho borrador, se limita la incorporación de personal laboral temporal, personal estatutario temporal o funcionarios interinos. Esta posibilidad sólo estará disponible en el sector público andaluz para cubrir “necesidades urgentes e inaplazables”.

Una de esas excepciones contempladas en el borrador es la acumulación de tareas o la ejecución de programas temporales asociados a fondos europeos. Las contrataciones de personal funcionario interino para abordar el exceso de trabajo deberán contar con el aval de la Consejería de Presidencia, no podrán exceder los seis meses y no estarán recogidas en la relación de puestos de trabajo de la Junta.

El apartado de empleo público del esbozo presupuestario de Juan Bravo también abre la puerta a la convocatoria de ofertas de empleo público para aumentar las plantillas de la Junta. El equipo del consejero de Hacienda, Industria y Energía establece una tasa de reposición “hasta el máximo” que permita la legislación estatal.

Para las entidades instrumentales añade un matiz y es que la aplicación de la reposición máxima deberá estar justificada por la “adecuada prestación del servicio” que preste el personal de la llamada administración paralela. Esta justificación debe reflejarse en un informe de Hacienda.

La vigilancia sobre los entes instrumentales es una de las prioridades del nuevo Ejecutivo en su primer proyecto de cuentas autonómicas. El objetivo es que en 2020 los consorcios queden bajo el paraguas del presupuesto y en 2021 ocurra lo mismo con las agencias públicas empresariales. Cuando estas modificaciones sean efectivas, el presupuesto de dichas entidades estará bajo control de las consejerías de las que dependen.

Éstas son algunas de las consideraciones en materia de recursos humanos que recoge el borrador de los Presupuestos de la Junta para 2019, cuyo contenido completo se conocerá tras aprobarse en un Consejo de Gobierno previsto para el 30 de mayo.

Del esbozo enviado al Consultivo se destila la importancia que da el titular de Hacienda al control financiero, pues se aumenta la fiscalización del cumplimiento de los objetivos y la inversión en materia de sanidad, educación y servicios sociales. Hasta ahora el control era trimestral, pero pasará a ser mensual.

El control de la deuda a largo plazo también está incluido en el borrador, que establece que la Administración autonómica podrá adquirir compromisos de deuda, siempre que el nivel de la misma a fecha de 31 de diciembre de este año no supere los registros que había a fecha del pasado 1 de enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios