EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Andalucía

Hacienda niega las intervención de la Junta y encaja el plan de ajuste en la "normalidad"

  • El ministerio que dirige María Jesús Montero asegura que todas las comunidades se rigen por la misma normativa.

María Jesús Montero y Fernando Grande-Marlaska, en el Congreso de los Diputados. María Jesús Montero y Fernando Grande-Marlaska, en el Congreso de los Diputados.

María Jesús Montero y Fernando Grande-Marlaska, en el Congreso de los Diputados. / Kiko Huesca / Efe

El Ministerio de Hacienda no cree que sus exigencias a la Junta por el desvío de las normas fiscales de 2018 sea una "intervención". El departamento que dirige María Jesús Montero, que controló las cuentas andaluzas hasta mediados del año pasado, enmarca dentro de la "normalidad" que Hacienda pida a las regiones "un plan de reequilibrio financiero" o acudir al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para obtener ingresos.

"No hay ninguna intervención. A todas las comunidades se les exigen los mimos requisitos y tienen que presentar planes de ajuste si incumplen las reglas fiscales", apunta Hacienda en un comunicado. La tesis del Ministerio es que el único perjuicio para los intereses de Andalucía es que, como pretendía la Junta, no podrá acudir a los mercados financieros a endeudarse

Para poder hacerlo, las regiones deben estar adscritas al fondo de facilidad financiera y cumplir el objetivo de déficit y de deuda. La Administración socialista, por norma general, cumplió las normas fiscales que se impulsaron a partir del estallido ignoró de forma sistemática. Fue la propia María Jesús Montero, en su etapa de consejera, quien puso en marcha el procedimiento para volver a endeudarse en los mercados internacionales. 

La situación ha cambiado este año, aunque de forma imprevista. El déficit inicialmente comunicado fue del 0,41% del PIB en 2018, en la línea de la exigencia estatal. Sin embargo, al realizar el habitual ajuste, el desvío financiero alcanzó el 0,51% por la computación de una serie de gastos no previstos, como la sentencia del Metro de Sevilla, que obligó a la Junta a abonar unos 165 millones de euros.

Ese desvío ha provocado la salida de Andalucía del fondo de facilidad financiera y ha pasado a depender del FLA. Hacienda destaca que las condiciones de endeudamiento son las mismas y que el tipo de interés para nuevos préstamos es del 0%. "Andalucía, por lo tanto, logrará un ahorro en intereses", apostilla el Ministerio.

Además, Hacienda descarta que la nueva situación financiera sea responsabilidad de la actual ministra, que dejó el cargo tras la moción de censura para asumir las nuevas responsabilidades. No consideran "razonable" imputar el déficit de 2018 a Montero, cuya responsabilidad finalizó en mayo. En aquel mes, el déficit estaba en el 0,37%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios