Entrevista al CEO de Iberhanse-Naturgreen

Luis Bolaños: “El respeto a la biodiversidad es el único modelo viable”

  • La empresa es pionera en Agricultura Bio-inclusiva e imparte formación a los agricultores interesados en este sistema. “Nuestro modelo no sólo mira al producto, sino también a todo lo que lo rodea”

Luis Bolaños en la explotación de naranos de NaturGreen. Luis Bolaños en la explotación de naranos de NaturGreen.

Luis Bolaños en la explotación de naranos de NaturGreen.

En las instalaciones de Iberhanse-NaturGreen se procesan más de 800.000 kilogramos al día de cítricos. Actualmente, la empresa se encuentra inmersa en un proceso de transición para incrementar en un 100 % su capacidad productiva, con el objetivo de convertirse en el mayor productor de cítricos de toda España. Pero además, son pioneros es Agricultura Bio-inclusiva. El CEO de la firma nos explica de qué se trata.

–¿Es compatible el beneficio empresarial con el respeto a la biodiversidad o hay que sacrificar una parte?

–La cuestión no es tanto si es compatible el beneficio empresarial con el cuidado de la biodiversidad, sino que éste es el único modelo viable, una necesidad urgente que va más allá de beneficios empresariales. Desde hace años venimos observando que el actual modelo agrícola estaba llegando al colapso, se había agotado y era urgente un cambio. La agricultura no puede seguir siendo, de las actividades humanas, la más destructiva con el medio ambiente. Hay que atajar este problema de raíz.

–¿Por qué su modelo es más valorado que otros, que también apuestan por una agricultura sostenible?

–Nuestro modelo, el de la Agricultura Bio-inclusiva, tiene en cuenta no solo la calidad y el respeto por el producto, sino que también mira hacia fuera, hacia el entorno que rodea a ese producto. En estos años la Agricultura Bio ha conseguido un producto más sano, con menos pesticidas, pero no ha contemplado la restauración y conservación de la biodiversidad en sus campos. Por ello, a día de hoy, ya existen muchas marcas que producen Bio, pero ninguna de ellas produce además cuidando la flora y fauna locales, es decir la naturaleza o la diversidad biológica.

–¿En qué se diferencia Iberhanse-Naturgreen de otras explotaciones de cultivos ecológicos?

–Estamos reconstruyendo los hábitats para las distintas especies que habitaban en nuestros campos de cultivo siglos atrás, estamos devolviendo el equilibrio, la correlación de intereses entre las distintas especies de insectos, aves, reptiles, anfibios y mamíferos para que los ecosistemas y la biodiversidad vuelvan a ser parte imprescindible de nuestras plantaciones.

"La fauna mantiene el equilibrio en las fincas; existen depredadores naturales para las plagas”

–¿Qué aporta la fauna a la explotación agraria?

–La fauna mantiene el equilibrio en las fincas. El ser humano lleva años empeñándose en utilizar productos fitosanitarios para acabar con plagas en el campo cuando, en realidad, dentro de cada ecosistema, existen depredadores naturales de esas plagas.

–¿Cuántas especies han recuperado o mantienen en su finca gracias al cuidado a la biodiversidad que llevan por bandera?

–Hemos recuperado y conservado 75 especies animales, 19 de ellas en situación de peligro. La nutria, el tejón, el águila pescadora, el alcaudón real y el alcaudón común, el búho chico o el chotacabras ya se pasean por nuestras fincas. Además, ya se vuelven a ver nidos de aguilucho lagunero occidental. Asimismo, tenemos en nuestras fincas más de 26 especies distintas de coccinélidos. En cuanto a la flora, la plantación de árboles y arbustos ha tenido un peso importante en las medidas implantadas. Ya tenemos un total de 2.252 ejemplares de árboles y arbustos plantados en las fincas del proyecto. Además, desde que comenzamos, se han sembrado varias toneladas de semillas de especies herbáceas, con el objetivo de establecer el equilibrio biológico y la presencia de fauna en la finca, además de frenar procesos erosivos. Por último, actualmente ya son más de decenas de kilómetros de setos y linderos recuperados. El seto “natural” es el que da la preferencia a las especies locales y es una alternativa a las plantaciones uniformes para el establecimiento de los animales y sus hábitats, que son demasiado sensibles a las enfermedades y la sequía.

El consumidor

–¿Por qué cree que el consumidor europeo valora más que el español el cultivo sostenible?

–Es una cuestión de tiempos. En España hasta ahora no le hemos dado valor a la alimentación sostenible, pero ya vemos claras señales de que esto está cambiando.

–¿Por qué la agricultura convencional se aparta del camino de la sostenibilidad?

–Por cuestión de beneficios. De primeras, es más rentable económicamente producir de manera intensiva en grandes cantidades y sin preocuparse del daño que se causa. Pero, a la larga, además de que esto es algo que nos repercutirá a todos, pues la naturaleza tiene sus límites y la estamos llevando hasta la extenuación; también supone mayores costes económicos para el agricultor, que tiene que realizar costosas actuaciones sobre el terreno año tras año para poder seguir explotándolo o invertir reiterativos y costosos tratamientos contra las plagas.

–Han elaborado un manifiesto por la Agricultura Bio-inclusiva ¿qué repercusión espera?

–Esperamos que nuestro ejemplo sirva para que cada día más agricultores cambien su filosofía y empiecen a producir de manera más sostenible. Que vean que no es tan complicado y que a la larga reporta muchos más beneficios. Queremos que nuestro manifiesto sea la “constitución de la nueva agricultura del Siglo XXl“, los principios y bases fundamentales de la revolución.

–Ofrecen formación especializada en este modelo productivo a los agricultores que lo demanden ¿hay interés?

–Sí, la formación a otros agricultores es una herramienta clave de este proyecto. Para ello, creamos el Aula Somormujo, ubicada dentro de la finca El Cerro, en la que se imparten formaciones sobre prácticas agrícolas sostenibles, técnicas respetuosas con el medio ambiente y la biodiversidad, así como nuevas formas de cultivar. Ya son más de un centenar de formaciones impartidas.

–¿Cuándo y por qué decide dar el giro hacia la agricultura Bio-inclusiva?

–En 2010, empecé a ver con inquietud cómo el aumento del consumo mundial estaba llevando a una expansión descontrolada de la agricultura, convirtiéndose en la principal depredadora de los ecosistemas y la naturaleza. En el ámbito más cercano, esto se traducía en que en las fincas que visitaba habían desaparecido los animales que antiguamente se veían, como perdices, conejos o rapaces. Además, la erosión del suelo de las fincas obligaba cada año a realizar costosas actuaciones sobre el terreno. De esta manera y, aunque en esos momentos esta situación no constituía una prioridad o preocupación para la sociedad en general y el gran consumo en particular, me di cuenta de que el actual modelo productivo estaba obsoleto y a punto de llegar a su fin. Fue entonces cuando decidí poner en marcha un nuevo modelo de producción que contemplase y mitigase esta situación. No nos queda tiempo, estamos probablemente cruzando el punto de no retorno, debemos adecuar el consumo y la presión sobre el medio ambiente a la capacidad de regeneración de nuestro planeta, estamos en una situación límite. La agricultura y la ganadería como principales factores depredadores sobre la naturaleza tienen que experimentar una revolución para incorporar en nuestros campos la biodiversidad. Estamos ante la revolución de la agricultura del siglo XXl: “conseguir que nuestros campos y plantaciones sean los bosques del futuro”.

"Me di cuenta de que el actual modelo productivo estaba obsoleto y a punto de llegar a su fin”

–¿Todas sus explotaciones siguen este modelo?

–Actualmente, El Cerro y hasta más de medio centenar producen bajo este modelo. Pero este proyecto va más allá de nuestras fincas que forman parte de proyectos como el Proof.

–Además de naranjos ¿tienen otros productos?

–Sí, Iberhanse- NaturGreen es un productor y exportador de cítricos con más de 25 años de experiencia y es referente del cultivo sostenible a nivel internacional, pero también tenemos fruta de hueso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios