El aceite de oliva se dispara en precio y cae la exportación

Olivar

Los industriales temen que la situación provoque una pérdida de competitividad. Planas pide moderación en los precios del aceite de oliva

Aceite al ser tratado en la almazara.
Aceite durante su proceso en la almazara.
A. Estrella Yáñez

07 de febrero 2023 - 08:00

La fortaleza que el aceite de oliva muestra en sus precios ha llevado a una caída de las exportaciones de la que se resienten envasadores y refinadores, que reclaman apoyo al Gobierno pues temen que la merma en la producción haga perder competitividad a los aceites de oliva españoles en los mercados internacionales.

De hecho, la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceite (Anierac) y la Asociación Española de la Industrias y Comercio Exportador de Aceites de Oliva (Asoliva) han realizado un llamamiento “para que todos los actores del mundo del aceite y las administraciones trabajen conjuntamente con el fin de que el sector español siga manteniendo su liderazgo a nivel mundial con un aceite de oliva de calidad”.

En concreto, Anierac y Asoliva piden a los Gobiernos y a los reguladores facilidades para ayudar al sector tomando medidas, planificadas, consensuadas y efectivas, que huyan de la “comunicación demagógica” y buscando la máxima efectividad en las decisiones que se adopten para reforzar al sector.

Las asociaciones que representan a envasadores, refinadores y exportadores agradecen a los agricultores su esfuerzo pese a una caída de la producción a la mitad con respecto al año anterior y les animan a tomar medidas de modernización de los cultivos que mejoren la gestión y refuercen nuestro liderazgo a nivel mundial.

Explican que en los últimos meses, las exportaciones españolas han ido reduciéndose y de manera muy clara en el mes de diciembre de 2022 con un descenso de su volumen de hasta un 30%, según los datos registrados en el Ministerio de Agricultura. “Esto va a seguir sucediendo en los próximos meses como consecuencia del aumento de los precios en origen de un 60%”, mantiene el director general de Asoliva Rafael Pico, quien ha subrayado que “no podemos permitirnos una pérdida de competitividad del sector de los aceite de oliva españoles y debemos trabajar para seguir manteniendo el liderazgo mundial”.

Contención en los márgenes

Los industriales han mostrado su preocupación ante la falta de conocimiento de la opinión pública sobre cuál es la situación real en el sector del aceite y ante los mensajes que se lanzan a los ciudadanos de contención de los márgenes comerciales para evitar una futura subida de precios en el lineal. “Cualquiera que conozca el sector, sabe que hemos reducido nuestros márgenes de manera significativa en el último año, pero hay factores que escapan a nuestro control y que inciden en el precio final del producto”, explicó Primitivo Fernández, director de Anierac.

Así, según los datos estadísticos oficiales que aportan los Gobiernos de los países miembros de la Unión Europea, el precio en origen de compra de oliva virgen al productor subió de 3’357 euros kilogramo hasta los 5’328 euros, si comparamos la primera semana de enero de 2022 con la primera semana del mes de enero de este año. Esto supone un incremento del más de 60% de los precios en origen.

Por el contrario, si se mira el dato publicado de la variación interanual del último Índice de Precios al Consumo (IPC) del aceite es del 35%. “Estos datos oficiales -ha señalado Fernández- son una prueba irrefutable de que la industria del aceite está haciendo un gran esfuerzo que afecta a sus márgenes comerciales y que los envasadores están poniendo todo de su parte para evitar la subida del aceite que tiene su origen en otros factores como el aumento del coste de los insumos y las bajas cosechas”.

Anierac ha mostrado su preocupación por el impacto que pueda tener en el consumo esta escalada de los precios en origen pues el posible efecto positivo de la reducción del IVA ha sido anulado por el impuesto al plástico.

Lo último