El Amor acuerda restaurar a su titular y concluir el paso de misterio

  • La imagen del Cristo será rehabilitada por el artista Enrique Ortega y Ortega

El Cabildo General de la hermandad del Amor acordó el domingo la restauración de la imagen de su titular, una talla del siglo XVI obra de Juan Castillo y Martín de la Torre. El escultor encargado de los trabajos, que se prolongarán durante nueve meses, es Enrique Ortega y Ortega. La cofradía espera que la restauración comience después de la Semana Santa y que la imagen esté concluida el año que viene para poder celebrar los cultos con el Cristo restaurado.

Para la cofradía, la rehabilitación del crucificado es una prioridad entre los proyectos que están pendientes de ejecución. No en vano, la última ocasión en la que el Cristo del Amor pasó por el taller de un escultor fue en 1984, cuando el sevillano Luis Álvarez Duarte se hizo cargo de este trabajo.

El Cabildo también acordó la culminación del paso de misterio de Nuestro Padre Jesús del Silencio, un trabajo que se va a desarrollar en los talleres de José María Higuera, en el caso de la talla, y de Ángel Varo, en el dorado. El paso combinará el barniz y el oro con el objetivo de que quede un conjunto muy rico ornamentalmente y se potenciará la variedad de la talla y la alegría del paso. Para evitar la monotonía visual, los dos tonos de barnizado irán a juego con la luz que forman los candelabros. La última intervención que se llevó a cabo en este paso fue la talla de los respiraderos, estrenada en 2007 y realizada por Higuera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios