Santaella

Unas 300 personas piden la readmisión de un trabajador en la firma Gelagri

  • El sindicato CTA convoca la protesta y reclama que "se acabe con los abusos"

Concentración ayer a las puertas de la empresa. Concentración ayer a las puertas de la empresa.

Concentración ayer a las puertas de la empresa. / Cristóbal Río

Unas 300 personas se concentraron ayer a las puertas de la empresa de congelados Gelagri en Santaella para protestar por la decisión de despedir a un trabajador, la solicitud de su readmisión y que se acabe con "los abusos" de poder en la firma. Ése es el mensaje que trasladaron los convocantes de la protesta, el sindicato CTA, que de esta manera ha querido llamar la atención por lo sucedido en esta fábrica últimamente.

Así, el colectivo señaló que la situación se agravó después de que el comité de empresa denunciara ante la Inspección de Trabajo distintas anomalías y que tuvieron como resultado que la sociedad tuvo que contratar como fijos indefinidos a 14 empleados y dos más pasaron a la situación de fijos discontinuos. A raíz de estos hechos, según el sindicato, la situación se tensó hasta tal punto que los responsables de la empresa despidieron a un empleado tras partirle el turno de trabajo en tres tramos a lo largo de la jornada, motivo por el que CTA ha decidido salir en su apoyo y reclamar su readmisión. Durante la movilización, los concentrados exhibieron algunas pancartas reclamando que se acabe con esta prácticas y que la dirección gerencia de Gelagri muestre otro talante con la plantilla. El joven despedido lleva más de una década en esta empresa y, según sus propios familiares y compañeros, "cuenta con un expediente intachable".

En la convocatoria de esta protesta, el sindicato CTA expone que a los empleados de Gelagri no se les pagaba las vacaciones ni los festivos y que los puentes se les daba de baja, razón, entre otras, por la que decidieron acudir a la Inspección de Trabajo. Además, indican que se han producido "desprecios" hacia la plantilla por parte de un responsable de la firma y se quejan de que el personal es llamado para cubrir los turnos "a golpe de teléfono en escasas horas". También lamentaron que el despido de este empleado se hay producido "por venganza". Gelagri es una multinacional de capital francés, dedicada a las conservas vegetales, instalada en España en dos centros de trabajo: uno en Santaella (Córdoba) y el otro en la comunidad de Navarra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios