valle del guadalquivir

Los alcaldes cuestionan a Fomento y exigen poner en marcha el Cercanías

  • El GDR convoca una reunión de urgencia para abordar el informe que rechaza desarrollar el corredor de tren entre Palma y Villa del Río

  • "Nos han estado engañado", censuran

Vías del tren en el término municipal de Almodóvar del Río. Vías del tren en el término municipal de Almodóvar del Río.

Vías del tren en el término municipal de Almodóvar del Río. / jordi vidal

"El rechazo al Cercanías nos ha llegado al alma". "Se han estado riendo de nosotros durante meses". "Parece un informe predestinado a decir que no". Éstas son algunas de las frases que los alcaldes de los municipios del Valle del Guadalquivir pronunciaron ayer tras hacerse público el estudio del Ministerio de Fomento que rechaza la explotación del eje ferroviario entre Palma del Río y Villa del Río al entender que no reúne los requisitos para considerarse de Obligación de Servicio Público (OSP), entre otros motivos, porque serviría a una población inferior a los 500.000 habitantes, como adelantó el Día. El Grupo de Desarrollo Rural (GDR) del Valle del Guadalquivir, presidido por el alcalde de Villafranca, el socialista Francisco Palomares, ha convocado una reunión de urgencia para abordar la situación.

"La noticia nos ha llegado al alma, no ha sido nada agradable, ya que el Cercanías puede suponer un desarrollo importantísimo para todos los municipios", declaró Palomares, quien instó al Gobierno central a "realizar un esfuerzo", al entender que la puesta en marcha del tren es una "cuestión política". "La obligación como alcaldes es que nuestros municipios se desarrollen, y el Cercanías es una pieza clave", concluyó Palomares.

El informe de Fomento sostiene que en el Valle del Guadalquivir estos servicios "no se consideran los más apropiados para atender las demandas de movilidad generadas", pues el corredor necesitaría de 135.000 habitantes más para que fuera mínimamente rentable. Además, el predominio del sector agrícola, seguido de las industrias agroalimentarias, "tampoco incide en la generación de una demanda de viajes a atender por modos ferroviarios". "En estas condiciones de baja población atendida, parte de la misma en asentamientos de bajo índice de concentración, los servicios de Cercanías no se consideran los más apropiados para atender las demandas de movilidad generadas. Más aún si se tiene en cuenta que actualmente varias de las estaciones existentes no presentan las condiciones mínimas para atender los servicios", zanja la empresa encargada de elaborar el estudio Ineco. De Este a Oeste, el Cercanías atendería las estaciones de Villa del Río, Montoro, Pedro Abad, El Carpio, Villafranca, Los Cansinos, Alcolea, el campus universitario de Rabanales, Córdoba capital, El Higuerón, Villarrubia, Almodóvar del Río, Posadas, Hornachuelos y Palma del Río.

El alcalde de este último municipio, José Antonio Ruiz Almenara (PSOE), censuró que "parece un informe predestinado a decir que no", pues obvia asuntos como el impacto de la Universidad o del Hospital Reina Sofía en el conjunto de la provincia, y pasa por alto los objetivos de la Unión Europea para la reducción de la huella de dióxido de carbono. Ruiz Almenara también censuró que el informe de la consultora Ineco, dependiente de Fomento, tenga en cuenta únicamente los usuarios del Media Distancia, pues "los horarios de estos trenes no son los más adecuados". Y es que el uso de estos servicios, de acuerdo a los datos de Renfe, es mínimo: una media de siete viajeros por tren y día en Palma del Río y Posadas, y sólo tres en Villa del Río.

El alcalde villarrense, Emilio Monterroso (PSOE), insistió ayer precisamente en que los regidores no darán su brazo a torcer y seguirán insistiendo "hasta convencer a Fomento". Monterroso, por otra parte, cuestionó los datos del Media Distancia esgrimidos por Ineco y argumentó que se trata de un servicio "rentable", utilizado por muchos vecinos para sus desplazamientos a Córdoba capital.

En Pedro Abad, la primera edil, Magdalena Luque (IU), se mostró especialmente molesta por los resultados del informe: "No hace más que confirmar que nos han estado engañando y que han buscado excusas todo el rato para que el estudio saliera contrario a nuestras solicitudes", se quejó. Luque advirtió de que tanto los alcaldes de la comarca como la plataforma ciudadana #Nopasesdemí seguirán con las reivindicaciones hasta conseguir que el Cercanías se haga realidad.

El alcalde de Posadas, Emilio Martínez (PSOE), criticó por su parte que la concesión de Obligación de Servicio Público (OSP) de la línea se base en parámetros "exclusivamente económicos", al tiempo que argumentó que el uso minoritario del Media Distancia se debe a que "los horarios no están adaptados a las necesidades de los vecinos". "El número de usuarios se multiplicaría con el Cercanías al ampliar las frecuencias, pero eso no se ha tenido en cuenta en el informe", lamentó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios