Aguilar de la Frontera

La Diputación impulsará el Parque Agroalimentario tras años de impás

  • Antonio Ruiz asegura que la institución provincial asumirá el "protagonismo" para liderar el proyecto, que se "abrirá a más posibilidades" más allá del inicial como parque tecnológico

Lugar en el que se levantará el Parque Agroalimentario. Lugar en el que se levantará el Parque Agroalimentario.

Lugar en el que se levantará el Parque Agroalimentario. / Rafael Salido

La Diputación de Córdoba asumirá el "protagonismo" para que el Parque Agroalimentario del Sur de Córdoba, ubicado en el término municipal de Aguilar de la Frontera, tenga al fin "viabilidad" tras años de impás. El presidente de la institución provincial, Antonio Ruiz, lanzó este compromiso al término del último Pleno de la corporación, el pasado miércoles, tras una interpelación del portavoz del PP, Andrés Lorite, sobre un proyecto que debía haberse puesto en marcha en 2013, según los datos que en su momento barajó la Junta de Andalucía.

Según avanzó Ruiz, la Diputación ya ha mantenido "varias reuniones" con el Ayuntamiento aguilarense, la Administración autonómica y la Universidad de Córdoba, que integran el Patronato Parque Agroalimentario Sur de Córdoba. Fuentes de la institución provincial confirmaron a el Día, además, que los encuentros continuarán en los próximos días. El objetivo es analizar "cuál es el camino a seguir" para resolver "una situación ante la que tenemos que dar respuesta", se comprometió Ruiz. El presidente de la Diputación avanzó, además, que "habrá que estudiar abrirlo a más posibilidades que no sean sólo las de parque tecnológico". Todo ello, contando con el "asesoramiento técnico oportuno".

El año 2013 fue la primera fecha barajada para la puesta en marcha de la iniciativa

El objetivo del Parque Tecnoalimentario es poner a disposición de empresas del sector agroalimentario y auxiliares un suelo de calidad y con los últimos avances tecnológicos para su ubicación, además de prestar servicios avanzados, tanto a las firmas alojadas en el recinto como a las de su ámbito de influencia, que ayuden a impulsar el crecimiento de la industria agroalimentaria andaluza.

El suelo de este complejo tecnológico, localizado junto a la Autovía de Málaga (A-45) y la antigua N-331, reserva una zona para grandes industrias, con parcelas de 1.500 metros cuadrados como mínimo, con una ocupación de algo más de 27.000 metros. Otra de las zonas industriales es la destinada a pequeña y mediana empresa, con parcelas de 450 metros cuadrados de superficie mínima con edificaciones adosadas. El llamado suelo terciario son espacios de 500 metros para oficinas y comercios, a lo que se une la reserva de equipamiento, una parcela central de casi 5.500 metros cuadrados en los que se levantará el edificio dotacional.

En mayo de 2013, la entonces delegada del Gobierno y ahora alcaldesa de Córdoba capital, Isabel Ambrosio, acordó con el Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera "redimensionar" el proyecto para que fuera "realista, adecuado y se pueda establecer un calendario de trabajo que lleve a su ejecución", aunque nada se ha sabido desde entonces. La responsable provincial subrayó entonces que la iniciativa es un "compromiso" de la Junta de Andalucía con el sur de la provincia, y explicó que la agencia IDEA, dependiente de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, estaba evaluando la documentación remitida para conceder la ayuda solicitada correspondiente al Fondo de Generación de Espacios Productivos. La exdelegada destacó que habrá "toda la colaboración necesaria" para "resolver cualquier duda y que los fondos se concedan con todas las garantías para impulsar" este proyecto desde lo público.

El proyecto inicial diseñado por la Junta de Andalucía superaba los ocho millones de euros, por lo que en mayo de 2013 la Administración autonómica abogó por desarrollar sólo la primera fase, presupuestada en 1,3 millones de euros. Desde entonces, el proyecto de Aguilar de la Frontera se ha debatido en varias ocasiones en el Parlamento de Andalucía a iniciativa de IU. La parlamentaria de la coalición de izquierdas Elena Cortés, llegó a decir el pasado febrero que el PSOE debía "asumir el fracaso en su modelo de gestión de la agricultura, cuyas consecuencias sufren los ayuntamientos y los trabajadores de la comarca, que necesita industria agroalimentaria y asiente la población al territorio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios