Michael Nyman y Quevedo se suman al programa de otoño del Gran Teatro

  • El británico ofrecerá un concierto el 25 de noviembre, acompañado por su banda, en el que revisará su trayectoria

  • Echanove interpreta al escritor del Siglo de Oro en 'Sueños'

El Gran Teatro recibirá el 25 de noviembre a Michael Nyman, compositor e intérprete de amplia trayectoria cuyo trabajo abarca óperas, cuartetos de cuerda, bandas sonoras y conciertos orquestales y que además es escritor, musicólogo, fotógrafo y cineasta. Conocido sobre todo por las obras que ha escrito en el marco de su larga colaboración con el cineasta británico Peter Greenaway y por la banda sonora de El piano, película dirigida por Jane Campion, el inglés visitará Córdoba con su grupo, The Michael Nyman Band, para ofrecer el espectáculo Antología, que integra algunas de las piezas más célebres y premiadas de su carrera. Entre las propuestas más sugerentes que el Instituto Municipal de las Artes Escénicas plantea para el otoño figura también (3 y 4 de noviembre) el montaje teatral Sueños, versión libre de José Luis Collado de Los sueños de Francisco de Quevedo, con dirección de Gerardo Vera y Juan Echanove al frente del elenco.

Nyman (que estudió con el académico Thurston Dart, experto en música barroca, en el King's College de Londres) se ha inspirado frecuentemente en música antigua en sus composiciones para los largometrajes de Greenaway, entre ellos El contrato del dibujante, El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante y Prospero's Books. Su popularidad se disparó con la banda sonora de El piano (1993). Ha colaborado en muchos otros filmes, la gran mayoría de directores independientes europeos.

Muchas de sus obras han sido escritas para su banda, creada en 1976. El conjunto estaba compuesto originalmente por instrumentos antiguos como el rebec y la chirimía, junto a modernos como el saxofón (incluido para conseguir un sonido lo más fuerte posible sin usar amplificación), pero pasó a usar un cuarteto de cuerda amplificado, tres saxos, trombón bajo, piano y bajo, formación que ha sido modificada para algunos trabajos.

Nyman escribió, en 1974, un relevante trabajo sobre música experimental llamado Experimental Music: Cage and Beyond. También se le reconoce el hecho de haber sido el primero en aplicar el término minimalismo a la música, en un artículo en 1968 para The Spectator sobre el compositor inglés Cornelius Cardew.

En 2005 creó su propio sello discográfico, MN Records, con el que ha editado obras instrumentales, óperas y bandas sonoras originales, así como reediciones de su más célebres composiciones.

Los miembros habituales de la Michael Nyman Band son Gabrielle Lester, Cathy Thompson, Kate Musker, Tony Hinnigan, David Roach, Simon Haram, David Lee, Nigel Barr, Martin Elliott, Steve Sidwell y Andrew Findon.

Sueños es una producción de la Compañía Nacional de Teatro Clásico que pudo verse la pasada primavera en el Teatro de la Comedia de Madrid y en cuyo reparto figuran, junto a Echanove, Óscar de la Fuente, Markos Marín, Lucía Quintana y Marta Ribera, entre otros. "Enfrentarse a Quevedo", indica Gerardo Vera, "y, sobre todo, zambullirse en ese caudaloso discurso lúcido y doloroso sobre la decadencia de un imperio, es una insensatez de la que solo eres consciente cuando ya estás con el agua al cuello tratando de sobrevivir a esa embestida directa contra las conciencias que es la obra magna del gran cronista de la realidad española sin adornos, sin coartadas, yendo a lo más profundo de la herida aunque te empapes en su sangre".

"La realidad del XVII", añade el director, "era tan contundente que 'solo se podía vegetar o vivir en carne viva'. Y así vivió Quevedo, contemporáneo de Velázquez, pintor también de la liquidación española. Eso hemos intentado reflejar a partir de su obra más personal, sus Sueños, crónica dolorosa y lúcida de una España presa de la corrupción de las monarquías de Felipe III y Felipe IV, presa del ocio y de la ignorancia, donde la filosofía era esclavizada por la teología". El escritor "se convierte, sin querer, en el testigo más fiel de cómo un imperio empieza a desmoronarse".

La programación otoñal del Gran Teatro también registra el musical Dirty Dancing, del 4 al 8 de octubre, y las obras teatrales La ternura de Alfredo Sanzol y Sueño de Andrés Lima (13 y 14 de octubre, respectivamente), junto al ciclo Teatro andaluz, que integra, con las compañías Atalaya, La Zaranda y La Cuadra de Sevilla, Marat-Sade, Ahora todo es de noche y Quejío, los días 20, 27 y 28 de octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios