Juana Castro destaca la dimensión poética de la obra de María Zambrano

  • La poeta presenta el libro que ha dedicado a la pensadora, publicado por la editorial Sabina

Juana Castro destaca la dimensión poética de la obra de María Zambrano Juana Castro destaca la dimensión poética de la obra de María Zambrano

Juana Castro destaca la dimensión poética de la obra de María Zambrano

Frente a la razón pura de Kant y la razón vital de Ortega, María Zambrano acuñó la razón poética. Así lo destacó ayer Juana Castro, que presentó en la Feria del Libro la biografía que ha realizado de la pensadora malagueña, publicada por Sabina y destinada a jóvenes estudiantes. La filósofa "hace carne la empatía", indicó Castro, que subrayó la amplia base de conocimiento y referencias de Zambrano, en la que confluyen "los presocráticos, el cristianismo, el pensamiento oriental y el hindú y el estoicismo de Séneca".

María Zambrano, en edición bilingüe (español e inglés), se enmarca en el proyecto de la editorial Sabina de rescate de relevantes figuras femeninas de la Historia. Hipatia, Charlotte Brontë y Emily Dickinson protagonizan otros títulos. El objetivo, según Ana Mañeru, que participó ayer en el acto en representación del sello, es ofrecer "puntos de luz" en forma de biografías de carácter pedagógico que demuestren que "la Historia está siempre viva". La editorial consideró que la más indicada para realizar el acercamiento a la malagueña era Juana Castro, "la mejor poeta viva en lengua castellana".

El día de la muerte de la pensadora, el 6 de febrero de 1991, Castro, recordó, acompañaba a Amalia Iglesias, que protagonizó un acto en el aula de poesía que Pedro Roso dirigía en la Posada del Potro. "Lo que dice María Zambrano no puede ser cambiado", indicó sobre la autora de Claros del bosque y El hombre y lo divino, que en la conversación "tenía un don para arrancarle a cada cual lo que era conveniente que dijera". Para Zambrano el pensamiento "no es solo el logos: también el cuerpo y los sentimientos". Fue precursora de lo que hoy se conoce como "inteligencia emocional" y logró en su obra algunos de sus retos de niña: "ser caja de música, caballero y centinela". La palabra poética, decía, "pronuncia un saber ignorado". Zambrano consideraba que "la poesía es un secreto hablado que necesita escribirse para fijarse".

Otra figura femenina protagonista en la jornada de ayer fue Ledicia Costas, ganadora del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 2015, que mantuvo encuentros con grupos de escolares de nueve y diez años, a propósito de su último libro, Esmeraldina, la pequeña fantasma (Anaya Infantil). El Centro San Hipólito fue el escenario de la presentación de tres publicaciones de la Real Academia de Córdoba: Cordobeses de ayer y hoy, cuyo coordinador ha sido José Cosano Moyano; Góngora y la Real Academia, a cargo de Cosano y Antonio Cruz Casado; y los boletines de la institución números 164 y 165 y el número 14 de la revista Al-Mulk, coordinados por Miguel Ventura García. También estuvieron presentes Antonio Luis Callejón, con su novela histórica El último amor del Gran Capitán (de Ediciones Dauro), y Vicente Mazón, Fernando Alberca y Pilar Redondo López, que firmaron sus obras.

En la jornada de hoy, sexta de la feria, destaca la presencia de la narradora Cristina Fernández Cubas, que presentará a las 20:00 su libro de relatos La habitación de Nona (Tusquets), acompañada por el periodista Francisco A. Carrasco. A las 19:00, el Centro San Hipólito recibirá a Ricardo González Mestre y Daniel Valdivieso con su obra Iglesias fernandinas de Córdoba (Utopía Libros), presentada por la delegada de Cultura de la Diputación, Marisa Ruz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios