Crítica de Músicaine

Caleidoscopio sonoro

Miquel Ortega, al frente de la Orquesta de Córdoba el pasado jueves. Miquel Ortega, al frente de la Orquesta de Córdoba el pasado jueves.

Miquel Ortega, al frente de la Orquesta de Córdoba el pasado jueves. / jordi vidal

Propuesta original, variada y de gran altura musical la que nos ofreció la Orquesta de Córdoba en su segunda entrega de abono. Como si de un caleidoscopio sonoro se tratara (idea musical de la primera obra de la velada), la orquesta se mostró a sí misma muy acertada en sus diversas secciones y en sus no pocas fortalezas. Precisamente, la pieza Caleidoscopio sinfónico de Montsalvatge (1912-2002), llena de encantos rítmicos y tímbricos que Miquel Ortega hizo brillar, fue uno de los momentos álgidos de la noche en cuanto a solidez interpretativa.

A esta obra siguió el no menos atractivo Concierto para marimba y orquesta del compositor guatemalteco Jorge Sarmientos (1931-2012), con el que Cristina Llorens llenó de magia el auditorio del Teatro Góngora. Ya hemos comentado en alguna ocasión el carisma y maestría musical enormes de la percusionista de nuestra orquesta. Es un placer escucharla transmitir su entusiasmo a través del instrumento que ocasionalmente tenga en sus manos. Y la marimba es un instrumento poderoso dentro de la familia de la percusión, al que Sarmientos supo dotar en esta obra de pasajes llenos de sabor y fuerza evocadora.

La sinfonía 'Grande' de Schubert sonó con una agradable solidez general

El panorama cambió radicalmente en la segunda parte. De los ritmos de ultramar presentes en las obras del XX de Montsalvatge y Sarmientos pasamos a una de las cumbres del sinfonismo romántico del siglo anterior. Con una duración en torno a la hora, que puso a prueba (con variado resultado) próstatas y paciencia de algunos de los asistentes (con variado resultado), la sinfonía Grande de Franz Schubert sonó con una agradable solidez general y con especial inspiración en no pocos momentos, en especial de los dos tiempos intermedios.

Mi conclusión: enhorabuena a los músicos por un trabajo que me pareció de altura y ánimo al público de Córdoba para que aproveche en mayor grado este lujo cultural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios